Selecciona Edición
Iniciar sesión

Chillida-Leku no, Chillida-Wroclaw sí

La ciudad polaca estrena capitalidad cultural europea con una gran exposición del artista

Eduardo Chillida es un artista de gran proyección internacional. No hay duda. Se trata de uno de los más destacados escultores del siglo XX. Tanto que la ciudad polaca de Wroclaw (pronúnciese "brósguaf") inició ayer su ambiciosa programación como capital cultural europea con una exposición dedicada al artista donostiarra. Curioso, ¿no?

La paradoja estriba en que Chillida-Leku, el museo al aire libre dedicado al artista en las campas de la finca Zabalaga, cercana a San Sebastián, permanece cerrado desde 2011. El esperado milagro de una reapertura sigue a la espera de que las largas negociaciones entre la familia del creador fallecido en 2002 y el Gobierno vasco fructifiquen.

Sin embargo, cuando apenas falta una semana para que arranquen los fastos de la otra capital cultural de Europa junto a Wroclaw, que no es otra que San Sebastián, cada día parece más complicado que el milagro pueda llegar a obrarse. "Sería muy triste una capitalidad cultural con Chillida-Leku cerrado", declaraba en febrero de 2015 a este diario Pablo Berástegui, director general de la oficina de capitalidad cultural San Sebastián 2016. Pero a día de hoy, y aunque las negociaciones siguen abiertas, el escenario es tirando a gris.

Mientras tanto, los responsables del proyecto cultural de Wroclaw, la población alemana (Breslau) que pasó a formar parte de Polonia tras la Segunda Guerra Mundial, han conseguido reunir 40 piezas del gran creador donostiarra entre esculturas (la mayoría de tamaño medio o pequeño), dibujos y pinturas, en una muestra organizada, precisamente, en colaboración con el museo Chillida-Leku.

Puede ser, como se dijo ayer, que de esta manera se tienda un puente entre las dos capitales elegidas por la Unión Europea para que reluzcan especialmente en 2016. No en vano, la bonita ciudad de Wroclaw está atravesada por hasta 130 puentes y pasarelas por los designios del río Oder, sus brazos y sus islas. Pero el hecho es que este desembarco no deja de llamar la atención.

El propio Ignacio Chillida, uno de los hijos del escultor y tradicional portavoz de la familia en todo lo que ha tenido que ver con el affaire relacionado con el cierre ya prolongado de Chillida-Leku, lo reconoció ayer al término de la multitudinaria presentación de la muestra Sonoridades, que se exhibe en las Galerías de Arte Contemporáneo de esta ciudad de 620.000 habitantes. "Es raro, ¿no? Pero fue todo por Inés", comentó en alusión a la también comisaria de la muestra, Inés R. Artola, quitándole hierro al asunto.

"La exposición se ha hecho específicamente para aquí con una idea muy concreta de Inés", añadió Ignacio Chillida, al tiempo que confirmaba que 39 de las 40 obras proceden "de Chillida-Leku o de la colección de la familia, da igual".

Negociaciones “intensas pero discretas”

Las negociaciones entre la familia de Eduardo Chillida y el Gobierno Vasco para una hipotética reapertura de Chillida-Leku continúan. Ambas partes se dieron cita en Wroclaw y el viceconsejero de Cultura vasco, Joxean Muñoz e Ignacio Chillida, hijo del artista, mantuvieron una distendida conversación tras la presentación de la exposición. ¿Se abrirá la casa museo del escultor en 2016? “No lo sé, depende de muchos factores”, respondió el hijo del escultor a dos periodistas presentes, no sin recordar que la instalación está abierta a las visitas privadas, solicitadas con antelación, y que también colaboran con San Sebastián 2016. Joxean Muñoz incidió en que el acuerdo no es necesario que llegue en el 2016, en coincidencia con la capitalidad de Donostia, porque lo importante es que sea una solución “permanente, para siempre”. Muñoz abundó en que las relaciones entre las partes son buenas, como demuestran las visitas a Chillida-Leku de invitados a San Sebastián 2016, e insistió en la importancia del trabajo, “que es intenso pero discreto”. El coste por la compra de Chillida-Leku (se llegó a hablar en su día de 80 millones de euros) y el modelo de gestión sobre la misma, con participación directa de la familia, son los principales obstáculos que se han de sortear en las negociaciones.

"Yo vivo en Polonia hace 11 años y soy musicóloga e historiadora del arte. Casi que me pilla más cerca Wroclaw que San Sebastián... El caso es que en la obra de Chillida se fusionan ambas cosas, el arte y la música", apuntó la comisaria, que pidió al compositor José M. Sánchez Verdú algunas piezas específicas para la muestra, en la que también colaboran otros músicos. Las dos instalaciones sonoras Elogio de la luz y Besarkada están realizadas por Gorka Alda. Ha habido exposiciones sobre la relación de Chillida con la música, pero no sobre la música que emana de las obras del escultor, apostilló Artola.

"¿No son la construcción y la poesía elementos esenciales de todas las artes?", se preguntaba el propio Eduardo Chillida, y ahora se lo pueden preguntar los transeúntes de Wroclaw que pasen por delante de la sala donde se ubica la galería que acogerá la muestra hasta el 13 de marzo. "Yo no represento, pregunto", dice otra frase reproducida en grande en las paredes de la exposición, junto a otra ampliación de un hipnótico dibujo con los reconocibles perfiles de hierro del autor de obras como Peine del viento y Elogio del horizonte. La presentación de la exposición de Chillida estuvo ayer arropada por el embajador español en Polonia, Agustín Núñez, el viceconsejero de Cultura del Gobierno vasco, Josean Muñoz, y el director general de la capitalidad cultural europea Donostia 2016 (DSS2016EU), Pablo Berástegui, en un acto que sirvió de arranque del capítulo polaco de la capitalidad cultural... y de aperitivo para el segmento donostiarra. Será a partir del día 23, cuando los actos oficiales de inauguración a cargo del miembro de la Fura dels Baus Hänsel Cereza marquen el momento de la verdad para San Sebastián... poniendo fin así a todo un largo rosario de controversias, nombramientos, dimisiones y disputas políticas entre los miembros políticos del patronato (PNV, PP, PSOE, Bildu...), desde que en 2011 la ciudad derrotó a otras candidaturas como Córdoba o Zaragoza.