Selecciona Edición
Iniciar sesión

El cine español debate su futuro

La industria se reúne con el referente de las 'Conversaciones de Salamanca' de 1955

Cuando los cineastas españoles se reunieron por primera vez se enfrentaron a la realidad de la industria: estaba obsoleta. Las Conversaciones de Salamanca reunieron hace más de 60 años a lo más granado del séptimo arte patrio; de Luis Buñuel a Juan Antonio Bardem, pasando por Carlos Saura, y con Basilio Martín Patino a la cabeza. Un numeroso grupo de artistas de la cámara junto a críticos, intelectuales y representantes del Estado, debatieron en un encuentro en la ciudad castellana sobre el funcionamiento, la estructura y el panorama creativo de la época. Con ese referente surgen las Nuevas conversaciones de cine español, unas jornadas que se celebrarán en marzo en la misma ciudad que el histórico encuentro en 1955. El cineasta Carlos Saura y los promotores han presentado este jueves la iniciativa.

"Este proyecto es absolutamente necesario. Todos sabemos en la situación en la que se encuentra el cine español", apunta el coordinador del encuentro, Luis María Ferrández. "Queremos que se nos oiga de una manera mucho más limpia y artística", explica Ferrández. El ideólogo de las Nuevas conversaciones del cine español cree que "si en su momento fue necesario, ahora lo es mucho más", aunque ha querido salvar las distancias entre ambas reuniones. "Ahora nos enfrentamos a otro tipo de problemas. El nexo que tenemos con las Conversaciones de Salamanca es el espíritu libre con el que se pretende transmitir y discutir el tema".

Carlos Saura fue uno de los participantes en aquella reunión de 1955 y de ellas afirma que sus recuerdos son vagos. Aunque no olvida los fundamentos más importantes de aquellos debates. "Para nosotros fue una especie de ruptura. Demostraron que se podía hacer otra cosa" recuerda el padre de títulos históricos de la filmografía española como La caza, La prima Angélica o ¡Ay, Carmela!

"En España lo que falla es la cultura. Nadie habla de la cultura"

Carlos Saura, cineasta

En un improvisado debate, el cineasta expone su visión del panorama actual y adelanta los asuntos más importantes que se abordarán en marzo en el nuevo encuentro. "Vamos a hablar de lo que se puede ser el cine español de hoy. Sabemos que está mal, pero antes estaba mucho peor", señala. El director ejemplifica su argumento. "Ahora con una cámara digital y tres actores se puede hacer una película estupenda". El problema actual ya no es la libertad de la que carecían los creadores de antaño. "La protesta va por otro lado, por el modo de distribuir y ver ese cine", lamenta Saura.

Sus compañeros de gremio comparten la idea. "Hay mucho talento y mucho pasión, pero nos encontramos en una situación de dependencia de las televisiones. Si no te apoyan, no existes", se queja el presidente de la Sociedad General de Autores, José Luis Acosta.

La cineasta y directora de Audiovisual de la Fundación SGAE, Inés París, se muestra menos beligerante. "Los grandes grupos de comunicación son imprescindibles. Eso sí, también necesitamos mas formas de financiar las películas". París rememora la célebre frase que Juan Antonio Bardem pronunció en las Conversaciones de Salamanca: "El cine español es políticamente ineficaz, socialmente falso, intelectualmente ínfimo, estéticamente nulo e industrialmente raquítico". En su opinión, esas deficiencias ya no existen. Excepto una. "Hemos progresado adecuadamente en todo, menos en la industria", apunta.

Carlos Saura finaliza la presentación de un encuentro que se promete intenso abordando el problema genérico de la industria cinematográfica española. "En España lo que falla es la cultura. Nadie habla de la cultura. En todos los niveles este país ha dado un salto estupendo, pero seguimos menospreciando la publicidad más valiosa que tenemos en el extranjero".

Más información