Selecciona Edición
Iniciar sesión
LAS COLECCIONES DE EL PAÍS

La difícil búsqueda de un buen curso de inglés

La metodología, la paciencia y la motivación, claves para aprender un idioma. Este domingo, segunda entrega de Speaking, con EL PAÍS

“Los milagros, a Lourdes”. El responsable del área de idiomas de Esade, Nick Flinn, es contundente al denostar los cursos que prometen que el alumno dominará inglés en un mes. “Se puede preparar a alguien para una porción específica del idioma en poco tiempo, pero eso no significa aprenderlo”, apostilla el profesor. Los expertos aseguran que nunca se deja de aprender un idioma y recalcan que la paciencia y la motivación son fundamentales a la hora de ponerse manos a la obra.

Colección Speaking

EL PAÍS lanza una colección de aprendizaje de inglés diseñada especialmente para que el alumno logre hablar con fluidez. La colección Speaking está acreditada por Cambridge University Press y se trata de un curso multiplataforma, ya que incluye libros, cedés o mp3 y lecciones online. Estará disponible en los quioscos junto con el periódico a partir del próximo domingo 17 de enero. Este domingo 24, segunda entrega a 9,95 euros.

Flinn cuenta cómo formaron al campeón de motos Toni Elías para enfrentarse a las ruedas de prensa o a un ejecutivo para una entrevista en Austria, pero más allá de estos fines específicos, su receta es clara: “Paciencia, constancia, mucha lectura, motivación, objetivos claros y realistas”. La Federación Española de Centros de Enseñanzas de Idiomas han alertado en varias ocasiones del fraude de determinadas academias e incluso hablaban de una “burbuja lingüística”. Entre 2011 y 2014 el número de centros de enseñanza de idiomas aumentó un 33%. Aunque esta denuncia se refería solo a los espacios físicos, lo mismo se puede aplicar al universo digital, a los cursos online, entre los que también hay que diferenciar la calidad de lo engañoso. Michael Leahy, director de British Council en Baleares advierte de que hay que ser “realista" y "tener claro el objetivo del curso”. “Tienes que decidir si quieres desarrollar una habilidad en concreto, para qué vas a utilizar el inglés después y no dejarse llevar por los cursos milagro”.

Los expertos señalan otras pistas para que el consumidor distinga lo bueno de lo engañoso. Es importante saber si alguna entidad de prestigio respalda la metodología y que plantee un mínimo de doscientas horas para alcanzar el nivel B1.

Hay que saber cómo llegar a cada alumno, como darle en cada momento lo que necesita para que avance"

Anxó Pérez, lingüista y fundador de 8belts aconseja exigir al que oferta al curso una prueba de su eficacia. Él pasó cuatro años investigando antes de fundar su empresa y considera que la clave está en la metodología. “Nunca se aprende de forma pasiva, con esa fórmula en la que un alumno que se pasa la mayor parte del tiempo escuchando al profesor. El problema es que mucha gente sabe inglés pero no sabe usarlo”. Jo-Anne Cardinal, de Elingua, apunta que es fundamental personalizar la enseñanza: “Hay que saber cómo llegar a cada alumno, como darle en cada momento lo que necesita para que avance y se sienta motivado”. Cardinal se muestra optimista y añade que “no hay estudiantes imposibles”.

Más información