Selecciona Edición
Iniciar sesión

Santos, rock que huye del estereotipo del ‘indie’

La banda catalana publica su segundo disco 'El sueño del mamut'

En Blind Records, y por las manos y los oídos de Santos Berrocal y Florenci “Fluren” Ferrer ha pasado gran parte de la escena rock e indie de este país, de Love Of Lesbian a Elefantes, un fenómeno en la actualidad como Supersubmarina, o la más reciente colaboración con Quique González (precisamente él colabora con Santos en la canción Ni héroes ni insectos). Y precisamente, ahora son ellos los que necesitan a un productor, un angel de la guarda que les ampare; el omnipresente Ricky Falkner ejerce aquí de capitán general.

Junto a esta pareja ejemplar, otros cuatro amigos (podrían ser los de la famosa fabula de David Trueba) forman Santos. Venían rebotados de otras bandas, de Sol Lagarto salió Alex Vivero, de The Freewheelin´ Tornados sacó la cabeza Andreu Cunill, mientras que Jordi Calatayud era el cantante en Something. Roger Marín se ha ido repartiendo las tareas de músico y técnico en diversos proyectos. Homenaje era su presentación en sociedad, con esa terna de canciones dejaban algunas puertas abiertas, corriendo el riesgo de ser miméticos a otras propuestas comunes. A Santos le faltaba concretar, con El sueño del mamut si lo han conseguido. Eso sí, les queda todavía margen de maniobra. Roma no se hizo en dos días, la carrera de Santos tampoco.

Andreu Cunill mira con curiosidad al entorno. Al preguntarle por esa favorable y mágica indefinición de Santos matiza. “Es un fallo, es por eso que seguro que Santos no triunfará nunca, lo cuál me parece perfecto”, apunta. Huyen del estereotipo del indie patrio y el del rock americano convencional, viven ajenos a ese patrón de conducta. “El primero era un disco de amigos, nos encontramos, ensayamos, sacamos temas, nos lo pasamos muy bien. Básicamente, se trataba de reproducir ese espíritu, fresco, inmediato y de local. Sin más pretensiones, a la que tuvimos diez temas, los grabamos. El segundo ya viene de la reflexión, de alguna manera quieres superar, arreglar o corregir todo aquello que no nos gustaba de lo anterior. El sueño del mamut es un disco completamente de estudio, hemos cuidado cada detalle. Aquí cada uno tiene su rol, Santos y Fluren son uno más, y quizás uno de los defectos que tenemos es que somos exageradamente democráticos”.

El factor diferencial en cuanto a la orientación musical es la presencia de Ricky Falkner. “Él, aparte de gran amigo de la banda, era el juez perfecto. Cuando no nos entendíamos, venía él y decía: “esto va así, y así”. Tener una mirada externa pero que por otro lado haga equipo, es fundamental. Había una confianza ciega. Aunque a veces no lo viésemos todos igual de claro, pues esto de la democracia en el rock es una putada, al final tiene que haber alguien que ponga orden”.

Por encima de cualquier otra consideración, esta vez quien marca el paso es Jordi Calatayud y esa voz que enamora a muchos y desespera a otros. En El Sueño de mamut se destapa un vocalista pleno y diferente, basta con escuchar Bichos (la letra de esta canción es magnífica) o Tiempos Extraños. “Para empezar, Jordi se encontró al principio con letras mías impuestas, en las que igual no se sentía tan cómodo, y se tenía que adaptar, pasar del inglés al castellano. Ahora ha cogido confianza, también ha escrito algunas canciones. Nosotros siempre le hemos querido proteger, él tiene una historia muy de crooner, con un rollo Scott Walker, con ese punto de tortura, con mucha proteína emocional dentro”.

Este viernes día 15 Santos actúan en la Music Hall Barcelona y el miercoles 20 en la El Sol de Madrid .