Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Oscars 2016: las películas favoritas

Repasamos en vídeo las películas que más darán que hablar tras las nominaciones en la 88ª edición de los premios

El renacido, Alejandro González Iñárritu

Es la gran favorita, con 12 nominaciones. Un año después de haber triunfado en la anterior edición de los Oscar con Birdman (que se llevó cuatro premios, incluyendo mejor película), Alejandro González Iñárritu vuelve a la ceremonia con una de las cintas que más están sonando esta temporada: El renacido. Con tresGlobos de Oro como aval (mejor película, mejor director y mejor actor dramático para Leonardo DiCaprio), la apuesta del director mexicano es una adaptación de la novela homónima de Michael Punke, una historia de traición y venganza que puede romper la maldición de DiCaprio en los Oscar.

Mad Max, furia en la carretera, George Miller

Segunda, con 10 candidaturas. Con esta película Miller ha demostrado que Max Rockatansky (Tom Hardy) aún tiene cuerda para rato. Su acogida fue mejor de la esperada aunque se desinfló en los Globos de Oro, pero puede dar la campanada en los premios técnicos.

Marte, Ridley Scott

Ocupa el tercer puesto del podio, con siete nominaciones. La nueva película de Ridley Scott no es solo un relato de ciencia ficción (a pesar del título). Basada en una novela de Andy Weit, cuenta una historia de aventuras, la de un hombre que intenta sobrevivir en un planeta remoto. El astronauta en cuestión tiene el rostro de Matt Damon y ya le ha valido a su intérprete un Globo de Oro a mejor actor de comedia.

Carol, Todd Haynes

Cuenta con seis candidaturas, aunque entre ellas no están mejor filme y dirección. Una desgarradora historia de amor entre dos mujeres estadounidenses en plena década de los cincuenta protagonizada por Cate Blanchett y Rooney Mara. La nueva propuesta de Todd Haynes (Mildred Pierce, Lejos del cielo), es una adaptación de la novela homónima de Patricia Highsmith. Blanchett podría conseguir su triplete en los Oscar. La actriz ya tiene el de mejor actriz de reparto por El aviador (2005) y el de mejor actriz por Blue Jasmine (2014).

Si fuera por las opiniones de la crítica, arrasaría en esta edición de los premios de la Academia de Hollywood, pero puede repetir el fiasco de los Globos de Oro: era la favorita, tenía cinco nominaciones, pero se fue de vacío.

Spotlight, Thomas McCarthy

Luce seis opciones de premio de cara a la gala. Basada en hechos reales, Spotlight trata sobre la investigación que el diario estadounidense The Boston Globe llevó a cabo sobre un cura supuestamente pedófilo y que terminó destapando una tupida red (249 religiosos implicados) de abusos sexuales a menores encubiertos, además, por la archidiócesis de Boston. El trabajo de los reporteros recibió un premio Pulitzer en 2003 y, ahora, su adaptación podría conquistar también el Olimpo del cine.

El puente de los espias, Steven Spielberg

Cuenta con seis nominaciones, aunque Spielberg no opta al premio a mejor director. Su nueva película de Spielberg es un relato histórico en el que un abogado se ve involucrado en el rescate de un piloto estadounidense en plena Guerra Fría.

La gran apuesta, Adam McKay

Tiene cinco nominaciones. La gran apuesta está basada en el libro homónimo de Michael Lewis, éxito de ventas publicado a raíz de la crisis de 2008 y ahonda en las cloacas de Wall Street en clave de comedia negra. Christian Bale, Steve Carrell, Ryan Gosling y Brad Pitt personalizan el relato de los suburbios de la burbuja inmobiliaria y tratan de ganar dinero aprovechando el sistema.

Los odiosos ocho, Quentin Tarantino

Uno de los más decepcionados por la lectura de las nominaciones. Solo logra tres, y entre ellas no están ni mejor película, ni dirección, ni guion. Los odiosos ocho es la cinta que supone el regreso de Quentin Tarantino al género western. El cineasta dirige a Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh, Walton Goggins, Demian Bichir, Tim Roth, Michael Madsen y Bruce Dern en un filme de género western ambientada unos años después de la Guerra de Secesión, en la que un cazarrecompensas y su fugitiva, junto con un antiguo soldado negro de la Unión y un renegado sureño, se refugian en una parada para diligencias de un puerto de montaña con motivo de una ventisca que está a punto de alcanzarlos. Allí, se encontrarán con Bob, que se ocupa del negocio durante la ausencia de su dueña, un verdugo refugiado, un vaquero y un general confederado.

Del revés, Pete Docter

Tiene dos candidaturas (mejor filme de animación y mejor guion original). Ya cuando se proyectó en la pasada edición del Festival de Cannes, Del revés logró un reconocimiento casi unánime por parte de la crítica. Ahora suena para los premios más importantes de la industria. Pete Docter, que ya había estado al frente de otros proyectos de Pixar (como la oscarizada Up), cuenta ahora cómo supera una niña el trauma que le supone una mudanza. Y lo hace a través de sus emociones principales: la alegría, la tristeza, el miedo, la ira y el asco.

El hijo de Saúl, László Nemes

La categoría de mejor película de habla no inglesa tiene prácticamente asignado su Oscar a la ópera prima del director húngaro László Nemes. El hijo de Saúl es una sobrecogedora historia que se adentra en el campo de exterminio de Auschwitz. Existe una extensa filmografía sobre el tema, pero esta historia rodada con la cámara pegada al protagonista ha conmocionado a la crítica y a los espectadores.

Ganó el Gran Premio del Jurado en Cannes, galardón que fue así comentado por el jurado: “Tras su visionado, necesitamos un momento de silencio, de reflexión, para asimilar el filme”. La industria americana también ha sucumbido al filme, otorgándole el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa.

Más información