Selecciona Edición
Iniciar sesión
ADIÓS A UN ICONO

David Bowie en nueve secuencias de cine

Más allá de su faceta de actor o compositor, las canciones de David Bowie han servido de inspiración para directores como Quentin Tarantino, David Lynch o Wes Anderson

 Más allá de su faceta de actor o compositor, las canciones de David Bowie han servido de inspiración para directores como Quentin Tarantino, David Lynch o Wes Anderson. Repasamos algunos de los momentos que nos ha dejado la pantalla y las canciones de David Bowie como protagonistas en estos últimos treinta años.

Heroes. Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky, 2012)

“¡Esta canción es perfecta!” dice una Emma Watson recién escapada de la saga Harry Potter cuando escucha “Heroes” en la radio del coche y el tema de Bowie se convierte en la banda sonora inesperada para acompañar las fantasías y deseos de los tres adolescentes en su camino hacia el túnel de sus sueños.

Life On Mars? Life Aquatic (Wes Anderson, 2004)

Las canciones de Bowie renacían en la voz del músico y actor brasileño Seu Jorge, uno de los tripulantes del barco capitaneado por Bill Murray. Wes Anderson volvía a demostrar su siempre exquisito gusto a la hora de realizar y dar forma a sus bandas sonoras.

Under Pressure. Happy Feet 2. (George Miller, 2011)

En la primera entrega los pingüinos más bailarines del Polo Norte ya dejaron ver sus excelentes dotes para la comedia musical, para su segunda incursión en la pantalla realizaban, entre otras, una memorable coreografía con la canción que en su momento unió las voces de David Bowie y Freddie Mercury. En los coros musicales, entre otros, Brad Pitt y Matt Damon y Robin Williams.

Cat People. Malditos bastardos (Quentin Tarantino, 2009)

El director Quentin Tarantino a parte de su lectura particular de la Segunda Guerra Mundial, se servía de la canción que en su momento crearon David Bowie y Giorgio Moroder para la banda sonora de la pelicula El beso de la mujer pantera para solemnizar su ajuste de cuentas con los jerarcas del nazismo condenados al infierno en una sala de cine.

Changes. Shrek 2. (Andrew Adamson, Kelly Asbury y Conrad Vernon, 2004)

El ogro más querido- y también más grosero- de la pantalla se transformaba por unos momentos en un bello y apuesto príncipe y que mejor, para manifestar su nuevo estado, que la canción de David Bowie como expresión de felicidad despues de su mutación.

Heroes. El único superviviente (Peter Berg, 2013).

La versión de Peter Gabriel de la canción de David Bowie y Brian Eno cerraba y ponía emoción a los titulos de crédito finales de la pelicula basada en una historia real ocurrida durante la guerra de Afganistán.

I’m Deranged. Carretera perdida (David Lynch, 1997)

Original del álbum Outside (David Bowie y Brian Eno) la canción quedará para siempre inmortalizada en la secuencia inicial de la película y la imagen de una carretera secundaria y de un un viaje con destino misterioso.

Lust for Life. Trainspotting (Danny Boyle, 1996)

Entre las secuencias más icónicas del cine de los años 90 la obertura de Trainspotting figura entre las más señaladas. La canción de David Bowie y la voz de Iggy Pop rubricaban uno de los inicios más vigorosos del cine contemporáneo con un Ewan McGregor en plena forma.

Space Oddity. La vida secreta de Walter Mitty (Ben Stiller, 2013)

Aunque la pelicula y remake pasó con mas pena que gloria la voz de la actriz Kristen Wiig fundiéndose con la del propio Bowie y Ben Stiller armándose de coraje y tomando un helicóptero a la búsqueda de Sean Penn se encontraba entre los mejores momentos.

Más información