Recuperan más de 200 piezas de arte robadas con tres detenidos

Las obras son de los siglos del XVI al XVIII y proceden de varias iglesias de la provincia de Burgos

La Guardia Civil de Burgos ha recuperado más doscientas piezas de arte robadas y ha detenido a tres personas, dos como supuestos autores materiales de los robos y un tercero, un experto en arte y restauración con alto poder adquisitivo, que era quien que encargaba las sustracciones y restauraba las piezas.

Hasta el momento se sabe, según han detallado en la rueda de prensa en la que se ha dado a conocer la operación, que los tres detenidos son burgaleses y que parte de esas piezas son de los siglos XVI al XVIII y proceden de las iglesias de Caborredondo, Revillagodos y Villamórico, en la provincia de Burgos. De los objetos encontrados, el responsable de patrimonio de esta diócesis, Juan Álvarez Quevedo, ha destacado un calvario, un Cristo, un retablo y un relicario de San Sebastián.

El capitán de la Guardia Civil de Burgos, José Manuel Garrido, ha explicado que a partir de este momento se intentará averiguar la procedencia de otra parte de las piezas, que podrían ser de otras provincias e incluso del extranjero.

El responsable de la investigación, el sargento Carlos Lacalle, ha detallado que el experto y receptador de la mercancía poseía piezas que pueden llevar años en su poder y que no se corresponden con la ola de robos que provocó la apertura de la investigación, registrados desde agosto pasado en la provincia de Burgos. El sargento Lacalle ha insistido en que los ladrones han ocasionado también daños materiales en los templos a los que han accedido, pero, sobre todo, daños importantes en otros bienes patrimoniales "porque actuaban sin ningún miramiento".

La operación Sanctuarium, que se inició el pasado noviembre, culminó a principios de diciembre con las tres detenciones, aunque en este momento solo permanece en prisión por orden judicial el "autor intelectual" de los robos, mientras los dos autores materiales han sido puestos en libertad, ha informado el teniente coronel de la Guardia Civil, Miguel Salom.

La investigación sigue abierta para la total catalogación de las piezas intervenidas, para lo que ya se ha requerido el apoyo de expertos en patrimonio del arzobispado de Burgos y se ha remitido la documentación sobre el material encontrado a la Unidad Central de la Policía Judicial y a las Unidades Orgánicas de todas las provincias españolas.

Por su parte, Álvarez Quevedo ha apuntado que en 2015 se registraron seis robos en otras tantas iglesias de la provincia, entre ellos los que afectaron a las tres de donde parece que proceden parte de las piezas encontradas por la Guardia Civil.