María, ganadora de 'MasterChef Junior'

“MasterChef Junior’ me ha enseñado a no atolondrarme”

María, ganadora de la tercera edición del concurso, se define como "creativa y dicharachera"

Su pasión gastronómica comenzó desde muy pequeña, cuando se escurría en la cocina de su madre para ayudarle a pelar zanahorias y patatas. Ahora, tras vencer en MasterChef Junior, María, madrileña de 11 años, casi se ha convertido en una estrella. “Estoy muy orgullosa de mí misma, porque he conseguido mi sueño y eso me demuestra que, si lucho por algo, lo puedo conseguir”, dice la ganadora de la tercera edición del concurso de cocina de La 1 en su versión infantil.

María luce feliz. En una cita con los medios de comunicación posa ante las cámaras con seguridad: sonríe, lanza besos, cambia de postura. Responde con soltura a las preguntas de los periodistas. “MasterChef me ha enseñado a no atolondrarme”, asegura. Haber controlado sus nervios durante los momentos de mayor tensión del programa fue una de las cualidades que la hizo merecedora del título. El chef Pepe Rodríguez, miembro del jurado, destaca precisamente “su progresión, el tener esa fe en sí misma y decir ‘puedo llegar y lo voy a hacer bien’ y, sobre todo, controlar los nervios”.

En la final, presentó un menú que sorprendió al jurado. Como primer plato sirvió un milhojas deconstruido de verduras y carabineros. De plato principal presentó un atún en tres cocciones y, de postre, un falso huevo frito de coco en honor al chef Jordi Roca. “Me parece absolutamente mágico que una persona de tu edad sea capaz de hacer un plato así”, le dijo el cocinero Dani García después de probar el entrante. Ella cree que ganó por hacer una propuesta “más arriesgada” que su último rival, Lukas, de quien asegura que también “lo hizo muy bien”.

María, quien se describe como “creativa, dicharachera y cocinera”, disfruta de ir al cine y salir con sus amigas. También le encanta comer y su plato favorito es el chuletón de ternera con patatas. Cuenta que su actriz preferida es Audrey Hepburn; si hubiera tenido la oportunidad de cocinar para la intérprete le habría preparado una crema de langosta, un pescado al horno y una espuma de yogur con crema de coco. Después de haber ganado el concurso, asegura que la paran por la calle para saludarla. “A mí me encanta”, afirma, sin temor a la fama televisiva.

Comenta que durante el programa siempre llevaba un rosario en el bolsillo y que cada vez que salía de casa su madre la aconsejaba: “Tú, saca tu muchosidad”, en referencia a Alicia en el país de las maravillas. “Alicia tenía muchosidad y dice mi madre que yo también la tengo”, sostiene. Considera que sus mejores platos fueron los que preparó en la final y el peor una merluza que se le quedó cruda.

En el espacio en el que se enfrentan niños de entre 8 y 12 años, además de aprender nuevas técnicas culinarias, María dice haber disfrutado mucho de la piscina de chocolate. Y mantiene que lo más triste fue ver cómo eran eliminados sus compañeros.

María es la primera niña que ha ganado el concurso de TVE. El triunfador de la primera edición fue Mario, de La Rioja, a quien en la segunda entrega sucedió el valenciano Manuel. Además del trofeo, ha recibido 12.000 euros para su formación y seguirá un curso en el Basque Culinary Center de San Sebastián, la única facultad gastronómica de España.

La final más vista

La final de MasterChef Junior de este martes fue seguida por 3.346.000 espectadores y batió su récord histórico de cuota de pantalla con un 22,6%. El programa, en el que cuatro finalistas competían por el primer lugar, lideró las franjas de prime time y late night, según las estadísticas de RTVE.

Hasta 8.380.000 personas vieron algún momento del último programa de esta edición. La tercera temporada del concurso logró una media de 2.361.000 espectadores y un 14,8% de cuota.

Más información