Selecciona Edición
Iniciar sesión

Vargas Llosa entra en el firmamento de La Pléiade

El escritor será publicado en la colección, que reproduce el canon literario universal

Mario Vargas Llosa pasará a formar parte este año de la legendaria colección de La Pléiade, la colección que reúne el canon de la literatura universal a través de antologías que concentran los grandes textos de los mayores autores. Es altamente inhabitual que un autor sea seleccionado estando vivo. Hasta la fecha, solo 16 han tenido este honor antes que Vargas Llosa. Entre ellos, Eugène Ionesco, Julien Gracq, André Gide, Nathalie Sarraute, Marguerite Yourcenar, Paul Claudel, Claude Lévi-Strauss o Milan Kundera.

Oficialmente, el autor peruano será el primer hispanófono en obtener esa proeza. Jorge Luis Borges, publicado en La Pléaiade en 1993, falleció siete años antes, pero la edición de su volumen estaba en marcha antes de su muerte. Cuenta la leyenda que, al enterarse de la buena noticia, afirmó que tal vez fuera "más importante que el Nobel". Otros autores en castellano que forman parte de la colección son Federico García Lorca (1981), Miguel de Cervantes (2001) y Octavio Paz (2008), entre un conjunto que incluye a Shakespeare, Dante, Molière, Diderot, Flaubert, Sartre, Dickens, Joyce, Kafka, Hemingway y Jane Austen.

Este panteón literario, publicado desde 1931 por la editorial Gallimard, está compuesto por 800 volúmenes de encuadernación inconfundible, de tapas robustas de cuero flexible y delgadas páginas en papel semibiblia, que le dan cierto aspecto de misal. En algunas librerías se conservan en vitrinas de cristal bajo llave, como si fueran licores caros. El culto que rodea a la colección es legendario, igual que su autoridad y su renombre en el mundo de las letras. André Malraux, el gran escritor que terminó creando el ministerio francés de Cultura (e integrando la colección en 1989), la definió una vez como "una biblioteca de la admiración". Hasta los ochenta, se solían vender unos 450.000 volúmenes anuales de La Pléiade. Hoy serían unos 300.000 al año, por un total de 20 millones acumulados desde 1931.

La antología dedicada a Vargas Llosa llegará a las librerías francesas el 24 de marzo, en dos volúmenes distintos que contendrán ocho novelas del autor, publicadas entre 1963 y 2006, con una introducción de Stéphane Michaud, profesor emérito de Literatura Comparada, y traducciones al francés de Bernard Lesfargues, Albert Bensoussan y Anne-Marie Casès. El primer volumen incluirá La ciudad y los perros, La casa verde, Conversación en La Catedral y La tía Julia y el escribidor. El segundo comprenderá La guerra del fin del mundo, La fiesta del Chivo, El paraíso en la otra esquina y Travesuras de la niña mala.

"Es una buena noticia y una especie de reparación, porque el mundo hispanófono está infrarrepresentado en La Pléiade. Se trata de un síntoma del interés creciente por el mundo hispano e iberoamericano en Francia, que a veces recuerda al de los años del boom", sostiene la directora del departamento de Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Sorbona, Nancy Berthier. La universidad parisina cuenta, desde 2013, con una cátedra Vargas Llosa, que organiza coloquios, seminarios y conferencias. En su discurso inaugural, el escritor rememoró entonces la relación especial que mantiene con París desde un primer viaje iniciático a finales de los cincuenta.

En la introducción a su doble volumen en La Pléiade recuerda, una vez más, esa vinculación. "Recién llegado a París, en agosto de 1959, compré Madame Bovary en la librería La Joie de Lire, de François Maspero, en la rue Saint-Séverin, y esa novela, que leí en estado de trance, revolucionó mi visión de la literatura", escribe Vargas Llosa en este ensayo inédito. "Descubrí que el realismo no era incompatible con el rigor estético más estricto ni con la ambición narrativa y los principios elementales de la novela […] El tiempo de una novela, aprendí, es una creación tan facticia que los personajes y la historia y, si el talento creador no es innato, un escritor puede adquirirlo a fuerza de perseverancia, autocrítica y trabajo", concluye.

El escritor visitará la capital francesa en abril, pocos días después de su entrada en La Pléiade y de la publicación de su nueva novela, Cinco esquinas, que recrea los últimos meses de la dictadura de Fujimori y Montesinos en Perú.