Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
LA AGENDA DE BABELIA

Siete planes para enero

Exposiciones, conciertos, festivales, teatro, las propuestas de los colaboradores de 'Babelia' para empezar el año

Exposiciones

Enlightenment. Hanne Darboven. Haus der Kunst. Múnich. Hasta el 14 de febrero.

La exposición de Hanne Darboven en su ciudad natal completa la que en marzo de 2014 produjo el Museo Reina Sofía de Madrid centrada en el gabinete de curiosidades que la artista guardaba en el estudio de su casa de Hamburgo, donde vivió hasta su muerte, en 2009. Darboven fue una artista única y de una complejidad extrema. Hizo del tiempo el motivo principal de su trabajo, cuya técnica artística se centró en el dibujo geométrico, las series numéricas y la escritura. Por Ángela Molina.

Naturaleza Vigilada. Daniel García Andújar. Museo Vostell Malpartida. Cáceres. Hasta el 3 de abril.

García Andújar lleva hasta el paisaje de Los Barruecos sus dibujos, trajes, vídeos y libros de artista y los enmarca en el Museo Vostell, fundado hace 40 años por el artista franco-alemán Wolf Vostell, padre del happening europeo y uno de los pioneros del vídeoarte. Naturaleza Vigilada rememora la primera visita del artista alicantino, cuando tenía veinte años, al museo extremeño, a pie desde Cáceres, siguiendo las indicaciones de los lugareños. También hace reflexiones en torno a la obra de los iniciadores de la corriente Fluxus y las conecta con su propio trabajo multimedia. Por Ángela Molina

Teatro

La respiración, de Alfredo Sanzol. Teatro de La Abadía. Madrid. Del 20 de enero al 28 de febrero.

La nueva y esperada comedia de Alfredo Sanzol tiene por protagonistas a una mujer recién separada, Nagore (Nuria Mencía), que trata de salir del pozo, siguiendo las pautas de la intensa vida amorosa de su madre (Gloria Muñoz). Completan el reparto Pau Durá, Pietro Olivera, Martiño Rivas y Camila Viyuela. Por Marcos Ordóñez.

Ensayos de 'La respiración'.

Cervantina, de Ron Lalá. Teatro de la Comedia. Madrid. Del 14 de enero al 6 de febrero.

Los Ronlalá siguen homenajeando a Cervantes con una serie de “versiones y diversiones” a partir de las Novelas ejemplares, los Entremeses y diversos fragmentos del Persiles, la Galatea y Viaje al Parnaso. Juan Cañas, Miguel Magdalena, Álvaro Tato, Daniel Rovalher e Íñigo Echevarría encarnan a una treintena de personajes a las órdenes de Yayo Cáceres. Por Marcos Ordóñez.

Música

Valery Gergiev y la Filarmónica de Múnich. Auditorio Nacional. Madrid. 15 y 16 de enero.

Empieza con fuerza 2016 en el aspecto sinfónico. La llegada del ruso Valery Gergiev al ciclo Ibermúsica con una artillería de repertorio como la Sexta Sinfonía de Chaikovski -sábado 16- y la Fantástica de Berlioz el día anterior, promete. Además, acompañará a la exquisita violinista Janine Jansen en su Concierto para violín de Schostakovich el primer día de su aparición. Por Jesús Ruíz Mantilla

Debut de Jonas Kaufmann. Teatro Real. Madrid. 10 de enero.

El día 10 de enero se producirá en Madrid el debut lírico más esperado en años. El gran tenor alemán Jonas Kaufmann pisará por primera vez el Teatro Real para ofrecer un recital, con obras de Mahler, Britten y Strauss, que inaugure los actos especiales en torno al segundo centenario de la institución. Kaufmann es la voz de repertorio dramático más reconocida hoy en el mundo. Si bien dentro del terreno de los tenores líricos reina Juan Diego Flórez, esta época se recordará por el dominio de ambos en los distintos repertorios.

Jonas Kaufmann.

Un festival en el otro extremo del mundo

Posiblemente a causa del cambio de año, y su obvio simbolismo de renacimiento, las citas musicales de enero son más físicas que intelectuales. Y en 2016 físico se traduce en sudor y bailar electrónica. Y sudor en enero significa lugares tan exóticos como Lexton, en el estado de Victoria (Australia) una población de 150 habitantes que crece hasta los 10.000 entre el 22 y 25 de enero para el Rainbow Serpent Festival. Nacido en 1998 como una pequeña rave y transformado en un certamen con más de 100 artistas, la obsesión del RSF es mantener la conexión con la naturaleza y el ambiente festivo en el que el baile tiene algo de místico. Por Iñigo López Palacios