Guns 'n' Roses vuelve a los escenarios con su formación original

Axl Rose, Slash, Duff McKagan e Izzy Stradlin se reunirán en el festival Coachella

Los Guns 'n' Roses en una foto promocional.

Guns N’ Roses vuelve (reunida) a los escenarios. Por primera vez en más de dós décadas, la formación original tocará en el festival de Música y Artes de Coachella que se celebra en la localidad californiana de Indio (EE UU) en abril de 2016, según confirma la revista especializada Billboard. Slash, el guitarrista de la banda, abandonó la formación por conflictos con el vocalista, Axl Rose. La última vez que tocaron juntos fue en un concierto en el estadio Monumental de River Plate en Buenos Aires en 1993.

Billboard también abre la puerta a una posible gira. La revista cuenta que el grupo se encuentra en negociaciones para una veintena de conciertos en EE UU, el primero de ellos en Las Vegas Arena el próximo 6 de abril. Los Guns N' Roses estarían pìdiendo 3 millones de dólares (más de 2,7 millones de euros) por cada actuación, y las entradas rondarían los 250 dólares (casi 230 euros).

La noticia de la reunión de los autores de Sweet Child O' MineWelcome To The Jungle no ha tomado del todo por sorpresa. Slash anunció hace unos meses la reconciliación con Axl Rose depués de más de 20 años de distanciamiento, y hace unos días la página oficial volvió a mostrar el escudo original

Appetite for Destruction, el primer álbum de Guns N' Roses es el disco debut más vendido de la historia, con 18 millones de copias, y permaneció en el número uno de Billboard durante cinco semanas. Además, han vendido 44,5 millones de álbumes en total en EE.UU. En 2003 ocupó el puesto 61 en la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos de la revista Rolling Stone.

El grupo lleva desde 2008 sin sacar un nuevo trabajo al mercado, el único que ha publicado sin Slash.  Chinese Democracy, el sexo disco de Guns N' Roses, ostenta el récord de ser el álbum más caro de la historia de la música, con una producción que alcanzó los 13 millones de dólares (más de 11 millones de euros). El disco no valió sus costes, según las opiniones de la crítica, y tardó más de quince años en llegar.

Más información