Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Después del barbecho

maga, el grupo del indie patrio, anuncia su vuelta

Miguel Rivera, fundador, voz y guitarra del grupo maga. Ampliar foto
Miguel Rivera, fundador, voz y guitarra del grupo maga.

Podrían haber muerto, musicalmente hablando. No lo han hecho. Han sobrevivido al hastío y al desgaste, primero; al parón y la distancia, después. Ahora, cuando casi se cumple un año de aquel "hasta pronto" en su muro de Facebook, anuncian que vuelven. maga, ese grupo veterano del indie patrio (no tienen problema con la etiqueta), ha decidido que puede y quiere reanudar la faena. "Y no estaba claro", apunta Miguel Rivera, fundador, voz y guitarra del cuarteto de Alcalá de Guadaíra. "Un año desde que nos tomamos el descanso, sí. Pero la realidad es que creativamente llevábamos parados unos dos años".

Se quedaron vacíos de experiencias, "no había información que transmitir", cuenta Rivera. Una cana le asoma en el flequillo y se mueve cuando menea la cabeza: "Nunca quisimos hacer discos como churros, por conveniencia, por dinero o por cumplir protocolos. Podríamos haber seguido tocando, pero se agotó el depósito y era mejor parar".

14 años después de nacer necesitaron separarse, que respirara la tierra, que llegaran otras experiencias de las que nutrirse. "Y el barbecho salió bien", sonríe Rivera, sobre todo cuando ninguno de los cuatro era partidario de improvisar un discurso que no fuera sincero por el mero hecho de seguir. "Ni maga, ni la gente que nos sigue se merecían esa falta de respeto. Fue acertado para no tirarnos de los pelos".

'maga, álbum blanco'

Aquel maga, álbum blanco salió en 2002, y, hasta la fecha, se ha considerado su título emblemático. En 2016 cumplirán 15 años de trayectoria e, incluso antes de la decisión de su vuelta, ya habían tomado la de reeditar el disco con el sonido actual del grupo. 

"Es una celebración para la banda. Hemos contado con 11 colaboradores de lujo total, todos amigos, todos gente cercana al grupo. Este disco saldrá a principios de febrero y tendrá una única presentación en Madrid, aunque aún no está cerrado dónde. Incluso podemos decir algún colaborador: Xoel López, Iván Ferreiro o Zahara...".

Hace no mucho Rivera estaba en casa con una melodía que se identificaba con la voz dormida de maga. "No le eché mucha cuenta", dice, pero despertó la necesidad de comunicarlo al resto de componentes. Aquella melodía rompió el hielo y derivó en una conversación sobre la posibilidad de reunificarse. Tuvieron tiempo, perspectiva y criterio para afrontar la etapa de separación y el acercamiento. Y reflexionaron. "Creíamos que volvíamos a tener un discurso nuevo y emocionalmente coherente. Lo pensamos mucho, tanto por respeto como por dignificar el nombre de maga y ahí estamos".

Por ahí van corriendo bocetos. ¿Para cuándo, entonces? "Todo está en fase primigenia, pero creemos que para el último tercio de 2016". Asegura que están a destajo, los cuatro, "volviendo a esa misma etapa que tuvimos al comienzo, todos estamos flipando e involucrados". No hay nada concreto ni cerrado, no saben hacia dónde apuntará el sonido. "Pero es el lenguaje y la luminosidad de maga". Después de recuperar la identidad, vuelven los mismos que se fueron por honradez, para con ellos mismos, con el grupo, con el público. "Volvemos, y va a ser sincera y honestamente maga". Con minúscula.

La lista de Miguel Rivera: 9 canciones de su Spotify

La mansión de los espejos, de Carmen Boza.

Tu mamá te mató, de Camila Moreno.

Dadá estuvo aquí, de Chencho Fernández.

Te convierto en canción, de Juan Perro.

Something From Nothing, de Foo Fighters.

That Black Bat Licorice, de Jack White.

Sol de agua, de Xoel López.

El día en que dejaste de quererme, de Javier Barría.

Elefantes, de Lisandro Aristimuño.