Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Allí abajo’ o el éxito de lo ‘happy’

La serie de Antena 3 graba su segunda temporada, que llegará el primer trimestre de 2016

María León y Jon Plazaola en el rodaje de 'Allí abajo'

El silencio se hace en la sevillana clínica Hispalis. Carmen e Iñaki discuten junto a la barra del bar, atestada de pintxos de morcilla y tortilla de patatas. La andaluza recrimina al vasco por la mala relación que mantiene con su padre, recién llegado. “Yo a tu madre no le he hecho sentir mal, pero tú a él sí”, le reprocha. De repente, una voz media en la pelea: “Cortamos. Una toma más”. Y es entonces cuando los personajes desaparecen. “Mejor no nos pisemos”, le propone María León a Jon Plazaola. “Vale, te espero”, le contesta. El rodaje de la segunda temporada de Allí abajo ya ha comenzado en la capital andaluza y EL PAÍS asiste a sus primeros pasos.

Esta escena entre los dos protagonistas resume una de las principales tramas de los nuevos capítulos de la serie revelación de Antena 3. La llegada del padre de la novia, Antonio Almonte (Pepo Oliva), trastocará la relación que, tras una primera temporada de desencuentros, han iniciado el cocinero y la enfermera. “Antonio tiene un carácter fuerte, está chapado a la antigua y no le gusta nada, pero nada, que su hija esté saliendo con un vasco”, explica Oliva en el descanso para el almuerzo. “Van a chocar desde el primer momento. Iñaki será un imán para los conflictos”, bromea Plazaola. “Le va a hacer más de una perrería. Él quiere lo mejor para su hija y se va a aliar con Rober para que el cirujano la conquiste de nuevo”, apunta el veterano actor.

Tras el éxito cosechado en su primera temporada (con una audiencia media de 4,2 millones de espectadores), la serie afronta la nueva entrega con el desafío de no decepcionar. “Es una gran responsabilidad, pero creemos que los guiones van a estar a la altura. Mantenemos la esencia de la temporada pasada, con mucha más comedia. Hace 10 años hubiese sido un fracaso, pero hoy el público busca una serie amable entre tanta desgracia. Allí abajo es un canto a la amistad, a la unión... es muy happy, y esa es la clave”, asegura Óscar Terol, uno de sus creadores y actor. “Esta temporada va a tener más ritmo”, añade María León. Con ocho guiones ya escritos y un rodaje que se alargará hasta abril, las nuevas entregas llegarán en el primer trimestre de 2016. “Para enero ya se podría emitir, pero eso no depende de nosotros”, afirma Terol.

 VIDEO: PACO PUENTES

Sin dejar de ahondar en el contraste entre ambas culturas, la vida en esta televisiva clínica privada girará en torno a la historia de amor de Iñaki y Carmen. “Vamos a ver cómo van limando las diferencias, aunque ya hay una fusión. También veremos a una Carmen mucho más cómica. Me apetecía que se volviera un poco loca”, adelanta León. “Irá perdiendo peso el hecho de que sean un vasco y una andaluza, lo que el público quiere ver ahora es qué les va a pasar”, asegura Plazaola.

A los líos y malentendidos que vivirán las entrometidas vecinas de Carmen, la leal cuadrilla de Iñaki o el personal de la clínica se suma otra llegada: la de Elena. “Es la hermana rebelde de Trini, la directora de la clínica, y va a comenzar a trabajar en el bar. Su entrada va a revolucionar el matrimonio de Rafi e Isabel, y es que para ella el camarero es su amor platónico”, asegura la actriz Eloína Marcos. También se suman al reparto Aixa Villagrán, como la doctora Jiménez, y Manolo Caro, como la mano derecha del padre de Carmen. “Y ahí va a estar Dolores, para contarlo todo y más. Y liarla, claro”, dice entre risas Mari Paz Sayago, quien da vida a la chismosa recepcionista. “Va a ser una temporada que dará mucho que hablar”, agrega.

Más de un sobresalto en el norte

Si en la primera temporada de Allí abajo eran los del norte los que viajaban al sur, en la segunda será al revés. La temporada arranca con Carmen e Iñaki en San Sebastián. “Es su presentación oficial como pareja. Carmen lo va a pasar fatal”, apunta María León. La visita coincidirá con la celebración de la tradicional tamborrada. “Va a ser un espectáculo”, apunta.

Quienes también harán las maletas serán las vecinas de la enfermera, que han tenido un escarceo amoroso con los amigos de Iñaki. “En la primera temporada se quedaron unos fuegos por apagar. Va a haber más de un sobresalto en el norte”, bromea Óscar Terol. Don Benjumea (Mariano Peña) hará lo mismo para luchar por su relación con la madre de Iñaki.