Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

González Macho, imputado por defraudar 731.900 euros

El expresidente de la Academia de Cine y el productor Edmundo Gil amañaron presuntamente la taquilla de 'Rosa y negro'

Enrique González Macho, en las oficinas de Alta Films.

El Juzgado de Instrucción 18 de Madrid imputa al productor, distribuidor, exhibidor y expresidente de la Academia de cine, Enrique González Macho, y al productor Edmundo Gil por falsear los datos de recaudación y de espectadores de la película Rosa y negro, coproducción hispanofrancesa, con el fin de conseguir subvenciones del Ministerio de Cultura. En concreto, obtuvieron 731.900 euros del Ministerio de Cultura, según fuentes jurídicas. En el juicio, la fiscalía estudia pedir seis meses de cárcel para González Macho, una multa que puede superar el millón de euros e inhabilitación para recibir nuevas subvenciones durante nueve meses.

La investigación sobre este fraude, que desarrolla el Juzgado 18 y la Fiscalía de Madrid dirigida por José Javier Polo, se ha centrado en la exhibición de sesiones matinales de Rosa y negro que nunca fueron anunciadas en las carteleras de los periódicos nacionales con las que se simuló la recaudación y el número de espectadores. Es decir, se elevaron al Ministerio de Cultura datos de espectadores falsos para conseguir la subvención.

Además, en esta misma película, su productora española, Flamenco Films, de Edmundo Gil, compró entradas para llegar al cupo mínimo de 30.000 espectadores a partir del cual el filme tiene derecho a obtener una subvención automática. La película fue distribuida y exhibida por Alta Films y Alta Classics, ambas de González Macho. Casi el 98% de los espectadores vieron la película en siete salas de proyección, seis de ellas pertenecientes a González Macho. El productor, distribuidor y exhibidor, que dejó sus empresas hace dos años, no ha respondido este miércoles a las llamadas de este periódico. El martes, preguntado por las irregularidades del cine, en la que están siendo investigadas las productoras de 42 películas que recibieron ayudas desde 2012 hasta 2015, González Macho manifestó a Europa Press que no ha cometido ninguna "irregularidad". "No he comprado en mi vida una entrada". "Lo único que puedo decir es que Ocho apellidos catalanes va de cojones, que es la noticia del cine español", agregó. En las pesquisas del Juzgado de Instrucción 18 también se halla imputado también Edmundo Gil y su productora Flamenco Films.

La fiscalía entiende que se han podido cometer un delito de fraude en las subvenciones; es decir, engañar con datos falsos para obtener dinero del erario público, en este caso de las ayudas que da el Ministerio de Cultura al cine español, que llegar a ascender a 1,5 millones de euros. Fuentes de la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, que es la que indaga junto a cuatro jueces de Madrid el llamado fraude del taquillazo, adelantado por EL PAÍS el pasado lunes, y que en este momento afecta al menos a 42 películas producidas en el último lustro, señalan que las pesquisas del Juzgado 18 están muy avanzadas y llevarán al banquillo de los acusados a González Macho y, previsiblemente, a Edmundo Gil en un juzgado de lo penal de Madrid.

En el juicio, se pedirá seis meses de cárcel para el empresario de cine, una multa que puede superar el millón de euros e inhabilitación para recibir nuevas subvenciones durante nueve meses. Precisamente, en un juzgado de lo penal de Madrid se ha celebrado esta semana un juicio de conformidad contra Miguel Bardem, productor de la película El rey de la montaña, también por facilitar datos falsos sobre los espectadores para conseguir las ayudas de Cultura. Tanto el fiscal como la defensa de Bardem llegaron a un acuerdo para que el cineasta acepte pagar 50.000 euros de multa y una pena de cuatro meses de cárcel que no tiene que cumplir porque carece de antecedentes penales y puede acogerse a la remisión condicional de la pena.

Esta investigación forma parte de la investigación al fraude de las ayudas del cine en el que también hay casos en los juzgados número 23, 29, 40 y 41 de Madrid. En el número 41, según informaba la agencia Efe, ha concluido la instrucción de los casos que le han llegado y que han decretado la apertura de juicio oral. En esa sede están acusados de falsedad documental y fraude de subvenciones en grado de tentativa Jaume Solé Viñas, Antonio Solé Viñas, Luna Exhibición y ABS Productions-Barcelona por las películas La zona muerta, Pecador y La última mirada. También está afectado el director y productor —con su empresa Nickelodeon Dos PC— José Luis Garci, por Holmes & Watson. Madrid days. Otros nombres, bajo investigación de los juzgados, son los del del productor Gerardo Herrero, de la empresa Tornasol, y el de Luis Miñarro, a través de su empresa Eddie Saeta.

Más información