Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Kanka se pone la camisa

El cantautor malagueño lanza su tercer disco, 'De pana y rubí', que muestra una faceta más íntima y echa mano de sonidos latinos

El Kanka, a finales de octubre en Madrid. Ampliar foto
El Kanka, a finales de octubre en Madrid.

“Kanka…la chaqueta…”. “Que me la quite, ¿no?”. El Kanka obedece a su representante como un niño pillo que ha intentado librarse de los deberes. Todavía le cuesta posar con camisa, soltar la morralla de la promoción y actualizar sus redes sociales para sus fans. Pero estas tareas, como muchas otras, El Kanka (Málaga, 1982) las afronta con buen humor. ¿No se cansa uno de la etiqueta del chaval feliz? “Pues mira un poco sí, que tengo mis miserias como todo el mundo, pero es que yo intento ser constructivo, mi positividad tiene que ver con una actitud ante la vida”, responde frente a una cervecita en una terraza de una céntrica calle de Madrid. Juan Gómez Canca, publica este viernes 13 su tercer álbum, De pana y rubí. Un nuevo trabajo que sigue la estela canalla de los dos anteriores, pero que se adentra en el espacio íntimo del cantautor e incorpora sones latinos.

La influencia sudamericana le viene desde pequeño, por lo que se escuchaba en su casa, y en este disco le ha dado rienda suelta a esos sonidos gracias a una sección de vientos más potente que en sus anteriores trabajos, más pensados para la guitarra y percusión. Tras penetrar en el continente vía Colombia, donde ofreció cuatro conciertos este verano, sus ojos miran más que nunca hacia el otro lado del Atlántico. De hecho, la única colaboración en este disco es la de la del grupo colombiano Monsieur Periné. “Creo que mi música se entiende mucho por allí, yo flipaba porque la gente incluso cantaba canciones que no estaban en ninguno de los discos y que debían haber visto en algún vídeo de Youtube”. Con este nuevo trabajo espera ampliar horizontes a México, Argentina y donde se tercie.

El Kanka presenta su tercer disco. ampliar foto
El Kanka presenta su tercer disco.

El primer sencillo de este álbum, Querría, aspira a ser un “bolero de los de siempre”. “El primer disco mostraba mi cara más alegre, el segundo la punky y ahora quería que se viera una faceta más romántica”. Lo de la felicidad, le sale solo: “¡Es que no lo puedo evitar! ¡Escribí una canción sobre la muerte (Canción final) que ha acabado resultando un canto a la vida!”. Y la ambigüedad, también le va. El disco incluye un tema, Para quedarte, que bien podría ir dedicado tanto a una pareja como a un hijo. “En realidad lo compuse pensando en una amiga, pensaba en esas personas que aparecen en tu vida y piensas ‘¿Dónde has estado hasta ahora?”. El título De pana y rubí, evoca las luces y sombras, el yin y el yang. Por eso eligió la pana, un tejido hosco, y el rubí, una piedra preciosa.

En octubre comenzó su gira en solitario Más solo que la luna. En esta presentación le abandonan temporalmente El Manín (percusión) y Álvaro Ruiz (guitarra). Lo suyo con el primero es un matrimonio estable, no concibe la vida sin él. Y lo del segundo fue un flechazo. “Con el Manín me he recorrido España en bus para sacar 50 euros entre los dos de un concierto y con Álvaro creo que he fichado a Messi”.

Por fin pudo dejar las clases de guitarra a niños en un colegio. Cuando llegó a Madrid, hace siete años tras haber ganado el certamen de cantautores de las Cantigas de Mayo, no llegaba a mileurista entre las lecciones de música y los conciertos. “Vine aquí muy chungamente y era muy frustrante porque cuando estás empezando en esto te da la sensación de que por mucho que curres, la gente sigue sin conocerte”. Ahora siente que cobra por toda la parafernalia que rodea al arte. A saber, las horas en la carretera, las entrevistas, las fotos, el Facebook, el Instagram...Todo esto es para él una especie de peaje que atraviesa para poder seguir cantando y componiendo.

“No me planteo objetivos, como actuar en sitios más grandes o fichar por una discográfica, si puedo vivir dignamente actuando en sitios pequeños, perfecto”, reconoce. Los bares siguen siendo su hábitat predilecto, aunque ya ha pisado escenarios como los del Price (600 localidades) o la Joy Eslava de Madrid (900 personas). Además de los festivales, claro. Las camisas de tirantes son las que más le gustan, a juzgar por las fotos de su cuenta de Instagram, aunque de vez en cuando le toque ponerse una camisa. Para posar.

Gira de presentación

13 de Noviembre Manresa Sala Voilà

14 de Noviembre Hospitalet L´Oncle Jack (Entradas Agotadas)

15 de Noviembre VIC Sala Jazz Cava

20 de Noviembre Murcia Sala Itaca

21 de Noviembre Albacete Sala El Chapo

26 de Noviembre Zaragoza Sala La Campana de los perdidos

27 de Noviembre Bilbao Sala Cotton Club

28 de Noviembre Santiago de Compostela Pub Sonar

10 de Diciembre Cartagena Sala Ms. Witt

11 de Diciembre Madrid Sala La Fídula (Entradas Agotadas)

12 de Diciembre Málaga Sala Vive Le Rock

Más información