Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oliver Díaz releva a Cristóbal Soler como director musical de La Zarzuela

La institución desmiente que el cambio tenga que ver con la llegada de Daniel Bianco

Cristóbal Soler abandona su cargo como director musical del Teatro de La Zarzuela
Cristóbal Soler abandona su cargo como director musical del Teatro de La Zarzuela.

El director de orquesta Oliver Díaz, actual titular de la Orquesta Ciudad de Gijón y de la Barbieri Symphony Orchestra (BSO), es el nuevo director musical del Teatro de la Zarzuela. Releva en el cargo a Cristóbal Soler, que llevaba asociado al teatro desde 2010 y que ha renunciado por una saturación de compromisos que le hacían muy complejo seguir al cargo en el foso de la sala madrileña. Díaz ofrece un perfil fresco y ha pasado en varias ocasiones por La Zarzuela dirigiendo a la orquesta, la última en 2014, cuando sustituyó a Rafael Frühbeck de Burgos en Los diamantes de la corona.

Según informan desde el propio teatro, Soler se despidió el pasado viernes del equipo y explicó que abandonaba el cargo por el alto número de compromisos que tenía y que le impedían seguir mandando a la orquesta en el foso de la Zarzuela. Desde la institución desmienten que tenga que ver con la llegada de Daniel Bianco, que dicen que contaba con su continuidad en el foso. Su sucesor será Oliver Díaz, un director de orquesta asturiano de 43 años. Díaz tiene un perfil abierto, como demuestra el hecho de que fundara en 2013 la Barbieri Symphony Orchestra, un conjunto con una media de edad joven y afincado en Madrid que aborda desde el repertorio más clásico hasta la música de cine. Los últimos años, la BSO ha sido la encargada de los conciertos de Navidad celebrados en la sala de la calle Jovellanos.

En el Teatro de La Zarzuela debutó en 2011 con Luisa Fernanda, pero también ha comandado a la orquesta en Pan y toros, El gato montés y Marina. Muy interesado en la zarzuela, Díaz ha dirigido también Los gavilanes, El bateo, El juramento o La revoltosa. Fundó en 2000 también la Orquesta Sinfónica Ciudad de Gijón, de la que es titular desde 2002 y ha dirigido ópera y conciertos sinfónicos en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.

El cierre de la etapa de Cristóbal Soler, que fue el hombre en el foso de Pinamonti durante su gestión que comenzó en 2011 y que acaba de finalizar tras su dimisión, arroja un lustro de cuidado en las formas y rigurosidad en el estudio de la partitura. Soler es un estudioso de la música y un curioso compulsivo, por lo que cada reestreno o recuperación histórica realizada durante sus años de trabajo ha sido concienzudo, con profundos análisis, largas horas de lectura y una inmersión profunda en cada una de las obras y los autores.

Más información