Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Trueba: “En este país hay todavía tics dictatoriales”

El director de cine recibe la Espiga de Honor de la Seminci junto a Juan Diego y Juan Mariné

El certamen cancela su alfombra roja en solidaridad con el cineasta

Fernando Trueba, durante su discurso al recoger el Premio Nacional de Cinematografía.
Fernando Trueba, durante su discurso al recoger el Premio Nacional de Cinematografía.

Fernando Trueba se niega a tener miedo a hablar y a expresar libremente sus opiniones. “En este país hemos luchado durante muchos años por la libertad de expresión y de pensamiento para que todos pudiéramos hablar sin miedo. Es este país en el que yo quiero vivir. No he ofendido a nadie, solo he expresado un sentimiento íntimo”, ha asegurado el director de cine durante el encuentro con la prensa por la concesión de la Espiga de Honor de la Seminci, que ha recogido junto al actor Juan Diego y al restaurador de películas Juan Mariné.

Tras las declaraciones de Fernando Trueba en septiembre pasado, en San Sebastián, en el acto de entrega del Premio Nacional de Cinematografía, en las que dijo que no se había sentido español "ni cinco minutos" de su vida, el director recibió varias críticas, sobre todo por parte de elementos de extrema derecha. Un portal de Internet ha recogido unas 30.000 firmas pidiendo a la Seminci que anulara el premio a Trueba. También han llegado unos 6.000 correos electrónicos tanto a la organización del certamen vallisoletano como al Ministerio de Cultura con la misma petición. Hoy, el director de Belle Époque y La niña de tus ojos, entre otras muchas, ha proclamado en público su sólida defensa de las libertades. “En este país hemos evolucionado mucho y cambiado para bien, pero sigue habiendo rescoldos inquisitoriales y tics dictatoriales. ¡Si hasta hay políticos que se atreven a opinar sobre si las mujeres pueden abortar o no! Hay que respetar la libertad de las personas, nos ha costado mucho conseguirla y por eso la tenemos que seguir defendiendo”.

La Seminci decidió cancelar la alfombra roja previa a la gala en la que se concedieron los galardones del festival en solidaridad con Trueba, a petición de los otros dos premiados. Sobre las firmas recogidas en contra de su galardón, Trueba sacó a relucir su tono más irónico y brillante. “Están en su derecho y lo respeto. En cierta forma estoy de acuerdo. Si yo hubiera sido el jurado no me hubiera concedido el premio. He estado tentado de firmar la carta”. Ya más serio, el realizador añadió: “No quiero pensar mucho en todo eso. Los caminos de la gente para conseguir la felicidad son tan variopintos que si son felices con una cosa tan barata…”. El director del certamen, Javier Angulo, y el alcalde de la ciudad, el socialista Óscar Puente, han mostrado en repetidas ocasiones su solidaridad con Trueba. “Este no es un premio a una ideología ni a un pensamiento, sino a toda una trayectoria cinematográfica”, ha expresado Angulo, que hoy ha añadido: “Fernando es uno de los más grandes de nuestro cine”.

El encuentro con los premiados, previo a la ceremonia, ha tenido un tono distendido, gracias también a Juan Mariné, que, a sus 95 años, sigue siendo un prodigio de memoria y de anécdotas. “Estoy feliz aquí en medio de estos dos juanes que son un trozo vivo de nuestro cine”, ha dicho Trueba, que está en pleno proceso de producción de La reina de España, la secuela de La niña de tus ojos, y que tiene previsto rodar en febrero próximo en Madrid y Budapest. “Los personajes de la película me han ido persiguiendo e interpelando, hasta que un día no tuve más remedio que ponerme a escribir. Tengo muchas ganas de reencontrarme 18 años después con viejos amigos y actores a los que adoro”. Tras La reina de España, Trueba tiene previsto realizar otra película de animación con Xavier Mariscal, tras Chico & Rita. “Adoro a Xavi y le echo mucho de menos”.

La historia y el pasado de los tres premiados ha salido también a relucir en el encuentro con la prensa. El actor Juan Diego, que se encuentra por tercera temporada consecutiva representando en teatro el monólogo La lengua madre, de Juan José Millás, ha explicado que nunca ha tenido ningún interés en buscar un personaje en cine o en teatro. “En mi vida también personal nunca he buscado nada, solo he ido cogiendo lo que la vida me ha ido dando y estaba en consonancia con mis deseos. También con las mujeres”. Para Trueba, solo existe el futuro. “Por prudencia e higiene mental, intento centrarme en la película que voy a hacer y no en las que ya he hecho. No miro hacia atrás, solo intento que el próximo proyecto sea lo mejor posible. No me interesa lo que ya he hecho, sino lo que voy a hacer a partir de ahora”, finalizó el realizador para quien los dos deberes de un director se centran en sacar lo mejor de su equipo y el de cumplir los compromisos con el productor”.

Trueba ha recogido su premio rodeado de amigos. Fue Antonio Resines, el presidente de la Academia de Cine, el encargado de darle la Espiga de Honor, acompañado por Jorge Sanz, Miriam Díaz Aroca y David Trueba. El resto de los premiados y los actores encargados de dar las Espigas de Honor salieron al escenario del Teatro de Calderón. “Fernando tiene detrás una historia bonita de alguien, nuestro padre, que sale de un pueblo de Tierra de Campos. Lo grandioso es que nuestro padre recogía espigas en el campo con doce años y hoy un hijo suyo recoge la Espiga de Honor”, dijo David Trueba, hermano del director, quien añadió que la nacionalidad que defiende Fernando es la de ser generoso, la de no preguntar a nadie de donde vienen, sino si tienen algo que contar y son hermosos por dentro”. En un vídeo que se proyectó en el teatro, Santiago Segura ironizó sobre la polémica en torno a Trueba y sus declaraciones. “Ya sabéis”, dijo, “es un ser despreciable porque no se considera español y además no cree en Dios sino en Billy Wilder”. Ya más serio, Segura añadió: “A Fernando todo lo que le deis es poco”, añadió Segura.

Fernando Trueba terminó su discurso con estas palabras.”El cine y los amigos son mi patria”.

Más información