Selecciona Edición
Iniciar sesión

La RAE renueva su web con la última edición del ‘Diccionario’

La nueva versión ‘online’, patrocinada por La Caixa, mejora su navegabilidad y añade una opción para completar palabras

Isidro Fainé (izquierda) presidente de la Caixa, y Darío Villanueva, director de la Real Academia, durante la presentacion de la nueva web de la Academia que icluye la ultima version del Diccionario de la RAE. EL PAÍS

La última edición del Diccionario de la lengua española ya está incorporada desde el pasado 13 de octubre a la web de la Real Academia Española. Esta 23ª versión del Diccionario —la del tricentenario de la institución— tiene un aire de despedida del papel porque, como ya ha anunciado en varias ocasiones el director de la RAE, Darío Villanueva, las siguientes nacerán con una vocación netamente digital. Ayer en el salón de actos de la RAE se presentó justo un año después de la edición impresa esta nueva versión digital, que tiene como novedad un patrocinador. La Obra Social de La Caixa aportará alrededor de un millón de euros anuales durante el próximo trienio. El presidente de La Caixa y de la fundación de este banco, Isidro Fainé, afirmó que “el Diccionarioestá más vivo que nunca gracias a lo digital”. Esta herramienta, añadió, “fomenta el uso del idioma en todos los rincones del país. El poder de las palabras es saber usarlas”.

Villanueva, director de la RAE, aseguró que “nunca antes el Diccionario ha ejercido tanta influencia en los hispanohablantes como ahora”. Considera, además, que las nuevas tecnologías, “a veces, producen zozobra, pero también una oportunidad extraordinaria”.

Este acuerdo entre la Academia de la Lengua y La Caixa es fundamental para que el Diccionario en línea “se siga ofreciendo de forma gratuita”, recordó Villanueva, en varias ocasiones. La media de consultas del Diccionario es de 41 millones al mes, el 40% de ellas proceden de España, al que sigue México con el 15%. Los nuevos dispositivos ya se notan en el acceso en línea: el 42% de las búsquedas son a través de móviles y tabletas. La palabra más buscada en el último año sigue siendo Cultura, con 340.052 consultas. La segunda fue bizarro, 277.566 búsquedas.

En la parte que más interesa a los internautas, el diccionario online “mejora su navegabilidad porque permite pasar desde cualquier palabra de una definición a ese término”, explicó Guillermo Rojo, responsable de esta edición digital. Es decir, todas las entradas están interrelacionadas. En segundo lugar, se ha incorporado una opción de autocompletado. Así, si se empieza a escribir la palabra “consulta”, por ejemplo, la herramienta despliega las distintas voces disponibles con idéntico principio: “consubstancial, consuegra...”. También existe la posibilidad de hacer búsquedas con la terminación de la palabra. Las sugerencias se muestran a medida que se van introduciendo caracteres. Además, un nuevo algoritmo sugiere al lector la forma correcta en que se escribe una palabra si se ha cometido algún error.

En cuanto a su contenido, la versión web añade una novedad a su hermana impresa. La advertencia del “uso ofensivo o discriminatorio” de algunas acepciones, como el caso del término “gitano” (es la duodécima más buscada). Las asociaciones de este colectivo protestaron porque una acepción de gitano era “trapacero”, definido a su vez como alguien que “con astucias, falsedades y mentiras procura engañar a alguien en un asunto”.

Esta 23ª versión del Diccionario de la Real Academia Española (la anterior databa de 2001) contiene 93.111 artículos (la anterior edición tenía 88.431) y 195.439 acepciones, de las que 18.712 son de origen americano, 102 de Filipinas y 30 de Guinea Ecuatorial. Esta labor es fruto de la armonización con otras obras académicas. Además de la colaboración de la Asociación de las 22 academias, cuyo secretario general, Humberto López Morales, señaló que “aunque pertenece a una generación vinculada al papel, no desprecia la revlución digital.

Otros números del Diccionario son sus 21.466 acepciones de especialidades técnicas, sus 333 extranjerismos (escritos en cursiva para alertar al lector), las 222 locuciones latinas y los 1.637 verbos con información sobre su conjugación.

Más información