Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reed Hastings: “La tele por Internet suplirá a la lineal como el móvil al fijo”

El director ejecutivo de Netflix predice el cambio en la forma de consumir entretenimiento

Cuando buena parte del mundo estaba descubriendo el email, Reed Hastings estaba pensando en enviar películas por Internet. Ese era el objetivo inicial de Netflix, asegura, y pasó una década hasta que pudo hacerlo. Hoy tiene casi 70 millones de suscriptores que pueden ver House of Cards en el móvil. Hastings, cofundador y director ejecutivo de la empresa que ha reinventado la televisión, acostumbrado a calificativos como visionario o revolucionario, atendió a EL PAÍS en la sede de la compañía en Los Gatos (California) el pasado julio. La televisión que conocemos desaparecerá como entretenimiento principal de los hogares, pero se trata de un proceso de décadas, advierte el CEO de Netflix, plataforma que este martes desembarca en España.

“La televisión por Internet está sustituyendo a la televisión lineal como el teléfono móvil sustituyó al fijo. Estamos en los comienzos”, argumenta Hastings (Boston, 1960). “Fíjate en la radio. Era la forma dominante de entretenimiento desde 1890 hasta 1950. Después la televisión se impuso y como entretenimiento familiar. Era la televisión lineal, donde hay programas a las 7, las 8 o las 9 pero eligen ellos, no el consumidor. La televisión por Internet es una revolución porque puedes elegir lo que quieres ver”.

Netflix comenzó distribuyendo películas en DVD por correo ordinario. Pero la base del negocio, un catálogo personalizado con recomendaciones, ya existía. Hasta 2007 las redes no fueron lo bastante rápidas como para ofrecer ese contenido en streaming instantáneo. Este año, Netflix ha estrenado programas en calidad 4K (el doble de la mayor alta definición disponible hasta ahora). “Es una evolución muy gradual”, dice Hastings. “¿Recuerdas la película Wall Street, de 1987? Michael Douglas hablaba en la playa con un móvil enorme. ¡Pero estaba hablando en la playa! ¡Cómo era posible! Hicieron falta 10 años, hasta 1997, para que saliera el StarTac de Motorola, que se doblaba y te lo podías meter en el bolsillo. Pasaron otros 10 años hasta que salió el iPhone, en 2006. Estas cosas llevan décadas. Piensa en lo que tardó la televisión en sustituir a la radio o el teléfono en reemplazar al telégrafo. Por eso digo que la televisión por Internet va a sustituir a la televisión lineal a lo largo de los próximos 20 años”.

Hay al menos dos mercados donde la televisión por Internet aún no ha desembarcado del todo: deportes y noticias. Hastings ve complicado lo de los informativos, “es algo muy local y cambiante y la gente ahora recibe sus noticias en una amplia variedad de soportes”. Pero no tiene duda de los deportes. “También serán por Internet. Si quieres ver la próxima Copa del Mundo en 4K porque te has comprado una tele de ultra definición, será con una app. Es la única forma para esos grandes eventos en los que lo importante es la definición. En la televisión de antena o satélite necesitas el espacio de cuatro canales para emitir uno en 4K. Así que no lo harán. Por Internet vale con una buena conexión de 15 megas por segundo”. Aclara que no es su mercado. “Netflix no lo está haciendo, pero puede que lo haga la propia FIFA o a través de quien sea que tenga los derechos”.

La plataforma estará disponible en España desde este martes

Su trabajo ahora es pensar cómo será Netflix dentro de una década. “Tendrá una calidad de vídeo increíble, se verá en pantallas enormes y será muy fácil de usar”. Y sobre todo, “te conocerá”, dice Hastings. “Te montarás en el tren por la mañana y sabrá exactamente qué es lo que te apetece ver durante el trayecto”. Además, Hastings cree que se desarrollará la televisión social (social viewing). “Por ejemplo, podrás quedar con tu hija que vive en París para ver juntos un capítulo. Habrá una especie de salón virtual en el que puedas interactuar. Habrá muchas formas de disfrutar del contenido en los próximos 5 o 10 años según Netflix y sus competidores sigan mejorando”.

Preguntado por esos competidores, Hastigns cita servicios como Hulu (que ofrece programas grabados con publicidad para ver a cualquier hora), Amazon Video (películas y series para comprar por Internet) o Youtube, “que es gratis”. Pero su definición de competencia es más amplia: “Si piensas en la última semana, una noche mataste el rato en Facebook, otra noche viste deportes, otra fuiste al cine, otra jugaste a un juego de mesa con tus hijos y otra viste Netflix. Cada uno de esos es un competidor por la forma en la que pasas el rato. La competencia es muy amplia”.

Netflix no solo desembarca como proveedor, sino como productor. Se lanzaron a la gran producción con House of Cards y ahora compiten en las entregas de premios con los grandes estudios. Producen una serie en Francia, una en México, otra en Reino Unido. “Sí, queremos producir en todo el mundo”. Poco a poco, se va convirtiendo en una televisión global, no solo sin horarios y sin anuncios, sino sin territorio. “Nosotros queremos la mejor serie de policías danesa, el mejor anime japonés, el mejor cine argentino y lo mejor de Hollywood y tenerlo disponible en todo el mundo”.

Más información