Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
ENTREVISTA | CHEYENNE CARRON

“La convivencia entre cristianos y musulmanes es posible con respeto”

La cineasta habla sobre 'El Apóstol', su última película, que llega este viernes a España

La cineasta francesa Cheyenne-Marie Carron.

Hace 20 años, en un pequeño pueblo francés, una mujer de creencia cristiana fue asesinada por un musulmán por motivos religiosos. El entonces párroco de la ciudad, que vivía muy cerca del asesino, decidió quedarse a vivir allí. Creía que su presencia ayudaría a la familia del criminal a vivir en paz. Son los hechos reales que marcaron para siempre la vida de la directora francesa Cheyenne Carron (Valencia, Francia, 1976) que vivió en la población en la que aconteció el suceso. La recreación de este asesinato es también el comienzo de su última película, El apóstol, que este viernes se estrena en España. 

"Creo que la convivencia entre cristianos y católicos es posible", dice la cineasta. A priori el título ya advierte del enfoque ideológico de la autora, que también es católica. Ella, sin embargo, niega la carga ideológica: "Intenté mostrar una realidad latente: la dificultad por la que atraviesan ciertos musulmanes al tratar de convertirse". "Mi intención es hacer una reflexión sobre el respeto entre las religiones e ideas diferentes", cuenta sobre el que es ya su sexto trabajo.

El apóstol narra la historia de un joven musulmán que vive en Francia con su familia de origen argelino - como Carron-. El protagonista, que está en proceso de preparación para ser imán y seguir los pasos de su tío, decide convertirse al cristianismo tras un proceso de maduración, conmovido por la primera escena del asesinato y el perdón del sacerdote. Fayçal Safi es el personaje principal, un actor francés de convicciones árabe-musulmanes y cuya interpretación le valió una nominación a actor revelación en los premios César 2015 de cine.

La crítica francesa ha valorado el trabajo de Carron, que ha contado con un bajo presupuesto —menos de 50.000 euros, como todos sus proyectos—. Algunos diarios como Le Figaro, Le Chant Enchaîné o Le Monde la han definido como "respetuosa" y como "mensaje de tolerancia", entre otras, aunque su montaje y producción son, en ocasiones, tildados de simplista.

Prohibición en Francia

Desde el estreno de El apóstol en octubre de 2014, la película ha atravesado momentos difíciles por los atentados contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo. "El gobierno impidió la proyección en dos ciudades francesas por miedo. Todo esto ha sido muy triste", lamenta. Pese a todo, Carron asegura haber recibido amenaza o coacción alguna por su producción. "No quería que la película fuera polémica porque entiendo el miedo de la gente en este país. El único incidente que tuve fue con una mujer judía porque en la película salía su casa y dijo a la policía que podría ser identificada por los islamistas". La directora, que incluso tuvo que pasar por la comisaría para explicar lo sucedido, cuenta la anécdota por teléfono con la risa irónica de quien aún no puede creérselo. "Es una locura, pero no es más que el reflejo del temor que se vive en Francia", resume resignada.

Más información