El arte de repartir dinero, un clásico de la televisión

‘Saber y ganar’, ‘Pasapalabra’ y ‘La ruleta de la suerte’ son los concursos más veteranos

Jordi Hurtado lleva 18 años al frente de 'Saber y ganar'.

Desde los tiempos de Un, dos, tres... responda otra vez y Un millón para el mejor, los concursos televisivos han sido una fórmula de éxito en la televisión de España. Algunos ya son clásicos: “Nos gustaría ser el Informe semanal de los concursos, 25 años en antena”, dijo en el año 2002, con motivo del quinto aniversario de Saber y ganar, Jordi Hurtado. Quizá esta frase esconda más premonición que deseo, porque el concurso de La 2 de TVE lleva ya 18 años repartiendo dinero durante las sobremesas. Además de sinónimo de éxito, es, junto con Pasapalabra y La ruleta de la suerte, el concurso más longevo de la parrilla televisiva en España.

El de Hurtado es, quizá, el caso más paradigmático: casi cuatro lustros en antena han dado lugar a divertidos debates en las redes sociales sobre la supuesta inmortalidad del presentador barcelonés y el periódico satírico El mundo today se hacía eco, hace poco más de un mes, de la noticia de su despido por “un tuit injurioso que publicó en 1610”. Pero, comentarios jocosos aparte, Saber y ganar es el concurso más veterano del país y ha procurado la fama eterna a su presentador. En todos estos años, solo ha habido un error (reconocido): hacer la misma pregunta al mismo concursante dos veces, un despiste por el que la dirección del programa pidió disculpas la semana pasada.

El perenne espacio de Televisión Española no es el único caso de éxito. Pasapalabra, de Telecinco, ya forma parte de la memoria colectiva de los telespectadores españoles. Lleva, desde el año 2000 (empezó, eso sí, en Antena 3 de la mano de Silvia Jato), repartiendo dinero a los más duchos en el arte de adivinar vocablos. Su presentador, Christian Gálvez, resume en una frase la ecuación del éxito: “Ofrecer cultura y entretenimiento, que a veces son dos términos difíciles de conjugar en la misma frase, y que el espectador pueda participar y jugar desde casa”. Ilustra la idea, barriendo para casa, con un ejemplo cercano para él: “Que la gente que nos ve diga: 'Pues hoy he acertado 24 palabras en el rosco' y que se anime a llamar al programa”.

Jorge Fernández en un especial de Halloween de 'La ruleta de la suerte'.

Jorge Fernández, que conduce La ruleta de la suerte desde 2006, aporta un factor más: “Acertar con la franja horaria”. El suyo es el más antiguo de los concursos televisivos del país, si bien ha tenido una trayectoria irregular: empezó en 1990 en Antena 3 siendo el primer concurso de la televisión privada en España (aquella primitiva ruleta no traía entonces suerte, sino fortuna) con Mayra Gómez Kemp, tres años después se mudó a Telecinco (donde permaneció hasta 1997) y, tras nueve años de parón, regresó a Antena 3 con el formato que hoy perdura.

Los premios

Pero otro factor que lleva décadas manteniendo a la gente pegada a la pantalla es la inexplicable emoción de ver cómo un perfecto desconocido se lleva un premio, ya sea dinero en metálico, una batería de cocina para quien más se acerque sin pasarse a su precio justo, o un apartamento en Torrevieja (Alicante).

Y el que bate el récord en este apartado es Pasapalabra, que en 2006 y con Jaime Cantizano como presentador, concedió al madrileño Eduardo Benito Sayago 2.190.000 euros por completar todo un abecedario de definiciones. Es, hasta la fecha, el premio de mayor cuantía otorgado por un concurso televisivo en España.

Más información