Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adelgazando el ‘Sandinista!’

El triple LP Sandinista! presentaba a unos Clash excesivos y dispersos. Nuestra apuesta pasa por rescatar las canciones salvables y demostrar que pudo salirles un disco tan potente como poliédrico

Adelgazando el ‘Sandinista!’

En la discografía de The Clash, Sandinista! es el patito feo. Editado en diciembre de 1980, fue un triple LP que funcionó como cajón de sastre, donde metieron prácticamente todo lo que habían grabado tras el prodigioso London calling, que había salido un año antes.

De principio, un gesto populista: ofrecer más (música) por menos (dinero). Pero no funcionó el control de calidad: se colaron temas que eran poco más que chistes privados (¿los hijos del teclista Mickey Gallagher cantando “Career opportunities”? No urgía, de verdad que no). Se trabajó demasiado con novias y amiguetes. Sobre todo, falló la (auto)producción: muchos de los temas suenan inacabados, incluso desaprovechados.

Adelgazando el ‘Sandinista!’

Tal vez no pudo ser de otra manera: el grupo estaba disperso, espiritual y físicamente: Sandinista! se grabó en tres países. Hubo quién se escaqueó: muchas de las partes de bajo de Paul Simonon fueron tocadas por Norman Watt-Roy. Con todo, Sandinista! recoge intactas y palpitantes muchas de las preocupaciones de los Clash en el año bisagra de 1980.

Y ahí sí encontramos a los mejores Clash. Los que asimilan la influencia del naciente hip-hop, los que retratan la vida de una Nueva York en ebullición, los que combinan las historias británicas con una nueva visión geopolítica del planeta, los que ratifican la apertura estilística de London calling con descargas de funk, rockabilly, blues, jazz…y hasta prueban con el calipso.

 

El Sandinista! original duraba 144 minutos. La versión adelgazada de EL AMPLIFICADOR contiene menos de una hora de música. Metiendo tijera en las cintas master y recortando canciones y eliminando grabaciones callejeras (o radiofónicas), habría quedado un LP compacto y, a la vez, polifacético. Es justamente lo que el grupo haría con su siguiente entrega, Combat rock, en 1982.

  1. THE CLASH Police on my back
  2. THE CLASH Somebody got murdered
  3. THE CLASH The leader
  4. THE CLASH Ivan meets G.I. Joe
  5. THE CLASH The magnificent seven
  6. THE CLASH Lightning strikes (not once but twice)
  7. THE CLASH Hitsville UK
  8. THE CLASH Washington bullets
  9. THE CLASH Charlie don't surf
  10. THE CLASH Version City
  11. THE CLASH Let's go crazy
  12. THE CLASH Look here
  13. THE CLASH If music could talk