Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿‘Qué fue de Jorge Sanz’ cinco años después?

La serie creada y dirigida por David Trueba graba un capítulo especial

Jorge Sanz y David Trueba, en el rodaje del especial de '¿Qué fue de Jorge Sanz?'

En plena ola de calor en Madrid, grabar al aire libre no parece lo más aconsejable. Aún así, con casi 40 grados y con el ruido de las obras en los alrededores de la Castellana, Jorge Sanz, Antonio Resines y David Trueba se dan cita en las pistas de pádel de un hotel para grabar una de las escenas del capítulo especial de la serie ¿Qué fue de Jorge Sanz? Repiten la secuencia varias veces, moviéndose según el sol va ganando terreno en la cancha. Así hasta que Trueba decide poner fin a una grabación que toma tras toma concluye volviendo sonoras las risas contenidas de Resines y del resto de los presentes.

En 2010, Canal + estrenó los seis capítulos de la primera temporada de la serie ¿Qué fue de Jorge Sanz?, una historia en la que el actor interpretaba a una versión ficticia de sí mismo pero inspirada en su propia realidad. Tras la emisión de esos primeros capítulos, el canal ofreció a Trueba, creador y director de la ficción, la posibilidad de preparar una segunda temporada. “Pero yo quería hacer otras cosas, tenía otros proyectos, y perpetuar la idea de Jorge hablando sobre Jorge me parecía peligroso”.

En su lugar, el director propuso hacer un especial cada cuatro o cinco años para retomar los personajes principales de aquella historia. “Mi ideal sería hacer diez episodios más con cierta distancia que incorporaran cosas que le han pasado, otras que te inventas, y la mirada sobre el mundo del espectáculo en cada momento”, explica a EL PAÍS a pie de pista tras la grabación.

La serie mantiene su mirada satírica del universo que rodea a los actores y directores basado en experiencias de sus protagonistas pero con mucho de ficción. “Hacemos un juego entreverado con cosas de verdad y mentira. Es exponer el lado negativo que podrías inventar de ellos, incluso jugando con lo que la gente puede imaginar que es su realidad”, explica Trueba sobre un capítulo que, aunque será independiente de los demás y podrá verse sin haber seguido el resto de la serie, disfrutarán más los que ya conozcan a los personajes y sus situaciones previas.

Pero, ¿qué ha sido de Jorge Sanz en estos cinco años? Ha tenido otro hijo, ha llevado una vida “bastante tranquila” y ha seguido haciéndose fuerte en medio de las frecuentes crisis laborales de los actores. “Llevo ya casi 35 años trabajando y siempre tienes una reserva con la que te mantienes, cosas que van saliendo, y vas tirando más mal que bien”, cuenta el actor, con cierta resignación.

En este episodio se reflejará cómo muchos actores, incluido Sanz, han recurrido al teatro para poder sobrevivir durante la crisis de la industria del cine. Para ello, incluyen anécdotas que el actor ha vivido en estos años. “Siempre que nos vemos David y yo, la serie es algo que está flotando en el aire. ‘Esto que me ha pasado lo cuentas en la serie y no se lo creen’. Ese es el juego, crear la confusión. El peligro es que la gente se canse de verme vapuleado constantemente. Igual ya toca en algún momento que algo me salga bien en la serie, digo yo”, bromea el actor, que defiende el ejercicio de reírse de uno mismo: “es muy fácil y agradecido. Y te permite reírte de lo que quieras. Si hago un chiste de las cosas que me pasan, las otras personas no lo pueden hacer por ti”, añade.

Aunque ¿Qué fue de Jorge Sanz? se podría describir casi como una serie de culto, que no buscaba grandes audiencias, el protagonista asegura que su éxito ha ido in crescendo con el paso del tiempo. “La vieron muy pocos al principio, pero cada vez más gente me para por la calle para decirme que la han visto, y más gente ahora que cuando se emitía”.

El capítulo que ahora preparan, y para cuya emisión en Movistar+ aún no hay fecha, volverá a contar con la participación de muchos nombres conocidos del mundo de la actuación, como Willy Toledo, Pablo Carbonell, Pablo Puyol, Natalia Sánchez, Elena Furiase, Pedro Ruiz, Gonzalo Suárez o el ya mencionado Antonio Resines. “Esta vez ha sido más fácil que la gente se sumara. En la primera temporada había que explicarlo mucho y a algunos les daba miedo. Ahora, en estos años, incluso mucha gente me había pedido salir. Pero no quiero que sea una serie de cameos, quienes salen tienen personaje”, explica David Trueba.

Cuando EL PAÍS acude a la grabación del capítulo, el rodaje ya se encuentra en su fase final. “Hemos grabado en 12 días. Una cosa que también nos diferencia de otras series españolas es que grabamos con una cámara en espacios naturales, lo que hace que se parezca más a un rodaje cinematográfico”, explica Trueba.

Parece que tendremos ¿Qué fue de Jorge Sanz? para rato: “Yo siempre digo que tiene que acabar en la cafetería de la Casa del Actor, ya de viejecitos, recordando las películas que hicimos”, dice Sanz, imaginando hasta dónde puede llegar la serie si el deseo de Trueba se hace realidad. Igual para entonces, al Jorge Sanz de ficción (y de verdad) ya le han empezado a ir mejor las cosas.

Más información