Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jon Plazaola: “La gente quiere reírse, pide reírse, exige reírse”

La serie 'Allí abajo' despide su primera temporada en Antena 3

El pasado 25 de marzo, más de seis millones de espectadores siguieron el primer episodio de Allí abajo, lo que convirtió su estreno en el más visto en televisión desde 2005. Sus siguientes entregas han ratificado el éxito y han congregado a una media de 4.262.000 de espectadores, con un 22,3% de cuota de pantalla.

Un éxito que, en palabras de Jon Plazaola, que interpreta a Iñaki en Allí abajo “ha superado nuestras expectativas”, pese a que tenían “el respaldo de la productora y de la cadena”. “Nos decían que el material que iban viendo les gustaba, estábamos envueltos en mensajes positivos, en el rodaje sentíamos que el trabajo iba en buena dirección... pero siempre te queda una incertidumbre, tanto en el estreno como en cada capítulo y siempre estás pendiente del share, el bendito número de cada semana. y nos enorgullece que cada semana hayamos fidelizado a tantos millones de espectadores, es reconfortante y tranquilizador”.

“En la serie lo que pasa es la vida, y al espectador le gusta ver la vida pasar”

A Plazaola se le nota exultante y defiende la calidad visual de la serie: “Se diferencia de otras producciones porque tiene una factura de calidad, tiene un estilo cinematográfico. Es una película de 13 capítulos”. Ahora bien, una de las bazas más importantes de allí abajo son sus personajes: “El espectador empatiza con los personajes desde el principio. La serie ha conseguido que, pase lo que pase, esté con ellos. Es una historia amable, una historia de sonrisas y relata la trama con el tono adecuado. Además, es verosímil; aunque en algunos momentos se permita salirse de madre no trabaja con el exceso”.

No es ajeno a su éxito el ahora exitoso juego con de estereotipos vascos y andaluces, que Allí abajo maneja con acierto: No es ajeno a su triunfo el ahora exitoso juego con los estereotipos vascos y andaluces, que Allí abajo maneja con acierto: “La gente quiere reírse, pide reírse. Y acepta muy bien el juego de estereotipos porque enseña a reírse de uno mismo. Sin embargo, si esta fuera una serie de larga duración, de cuatro cinco o seis años, cuando eso se agotase podría sobrevivir de otra manera. En Allí abajo lo que pasa es la vida y a la gente le gusta ver la vida pasar”.

La química entre Plazaloa y María León también ha enganchado a los espectadores, y el actor se muestra volcado con su compañera: “María ya maneja una trayectoria importante, con un Goya y una Concha de Plata. Con ella hay que estar con los ojos y los oídos abiertos, porque siempre aprendes. Es humilde, no tiene caprichos, enseña todos los días y domina la comedia y el drama. Casi nada”.

Más vídeos en Antena3

Esta noche llega la última entrega de la primera temporada, de la que Plazaloa adelanta que habrá “tramas que se cerrarán, sobre todo entre personajes secundarios, que ya han desarrollado unas historias que han crecido y vivido bien”; eso sí, el actor no desvela el futuro de Iñaki y Carmen: “Vivirán en desencuentro, como han vivido casi toda la temporada, pero en la resolución de su relación... puede pasar cualquier cosa”. Plazaloa promete que estará frente al televisor: “Estoy ahora en Madrid y ya estoy buscando una cuadrilla para ver el capítulo esta noche. Se siente mucha emoción, porque un último capítulo siempre es especial, y esta es mi primera vez en una serie con tanto seguimiento. Lo bueno es que sabemos que volveremos y también la reacción de la gente, que te para en la calle y te dice: “¡cómo que el último, será el último de la temporada!, cómo os vais a ir ahora, si estáis en lo mejor…”

Después de esta noche, los seguidores de Allí abajo deberán esperar a la llegada de la segunda temporada: “Sabemos poco, porque aún no hemos leído los guiones, no nos han dado todavía el caramelo. Es evidente que habrá que reforzar algunas cosas y retocar otras, aunque seguro que redundaremos en lo que el espectador ya se haya acostumbrado”, indica Plazaloa.