Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Retrato robot del lector español

Desde 2009, la venta de ‘best-sellers’ ha caído un 3% en favor de los libros menos populares y las obras clásicas. Las referencias de autores infantiles y juveniles han supuesto buena parte de la facturación total

Un lector en el Parque del Retiro, de Madrid, en la pasada Feria del Libro. EL PAÍS

Los ocho años de crisis han servido para desvelar que el verdadero retrato del lector español no es del todo el de una persona entregada al best seller (que ha descendido en sus ventas del 7,9% al 4,6%) y ha aumentado su inclinación por obras menos populares, de las llamadas más literarias y por las clásicas. Si bien es cierto que solo 50 libros representan entre el 5 y el 10% de la facturación total, el porcentaje restante se lo reparten los casi 80.000 títulos que en promedio se han editado, cada año, desde 2008.

Un primer plano de ese retrato con los títulos más vendidos desde 2009 (según la firma de medición y audiencias Nielsen) muestra que este tiempo ha sido el reino de Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James. A esta trilogía erótico-sadomasoquista-romántica continúa la preferencia por el thriller y la novela negra, con algo novelado de historia y mundos fantásticos.

Pero falta un detalle clave que no se aprecia en este primer plano del retrato del lector: las preferencias de los niños y jóvenes no aparecen entre los diez títulos más vendidos, cuando son ellos quienes han decidido buena parte de la facturación total con las series de autores como los de las obras protagonizadas por Gerónimo y Tea Stilton, junto a Stephenie Meyer (saga Crepúsculo) y Jeff Kinney (serie de Diarios de Greg). Es más, el año pasado, por primera vez, la ficción infantil y juvenil facturó más que la de adultos.

Los más vendidos de 2009 a 2014

1- Cincuenta sombras de de Grey. E. L. James (Grijalbo).

2- Cincuenta sombras más oscuras. E. L. James (Grijalbo).

3- Cincuenta sombras liberadas. E. L. James (Grijalbo).

4- Misión olvido. María Dueñas (Planeta).

5- El invierno del mundo. Ken Folllet (Plaza y Janés).

6- El abuelo que salto por la ventana y se largó. Jonas Jonasson (Salamandra).

7- Los juegos del hambre. Suzanne Collins (RBA).

8- La verdad sobre el caso Harry Quebert. Jöel Dicker (Alfaguara).

9- Inferno. Dan Brown (Planeta).

10- Dispara, yo ya estoy muerto. Julia Navarro (Plaza y Janés).

Fuente: Nielsen

Son datos basados en los resultados de dos de las principales firmas encargadas de medir las ventas de libros en España: Nielsen, contratada por las grandes editoriales, y GFK (Growth from Knowledge), que audita las ventas de los 1.500 principales puntos de venta de libros.

El dominio de este mercado es de los grandes grupos editoriales, Penguin Random House y Planeta, a través de varios de sus sellos. Le siguen de lejos RBA y se cuela alguna editorial mediana e independiente.

Y son estas últimas editoriales, junto a algunas pequeñas, y de las consideradas más literarias de los grandes grupos, las que crean un retrato más ajustado del lector español. Como sus títulos no suelen encaramarse en los listados de más vendidos (salvo excepciones como Así empieza lo malo, de Javier Marías, o clásicos como El principito, de Saint-Exupéry), EL PAÍS ha pedido a 15 de estos sellos los tres títulos más vendidos desde enero de 2014 hasta mayo pasado. Allí figuran desde títulos españoles como En la orilla, de Rafael Chirbes, Como la sombra que se va, de Antonio Muñoz Molina, y Las tres bodas de Manolita, de Almudena Grandes; hasta extranjeros como Del color de la leche, de Nell Leyshon, y el ensayo Sonámbulos, sobre la I Guerra Mundial, de Christopher Clark. Entre los clásicos long sellers, tal vez por influencia escolar, El guardián entre el centeno, de Salinger, El Señor de las Moscas, de Golding, y La casa de Bernarda Alba, de García Lorca.

Los más vendidos de 2014 a 2015

1- El umbral de la eternidad . Ken Follet (Plaza y Janés).

2- La templanza. María Dueñas (Planeta).

3- Dispara, yo ya estoy muerto. Julia Navarro (Plaza y Janés).

4- Hombres buenos. Arturo Pérez-Revertte (Alfaguara).

5- La verdad sobre el caso Harry Quebert. Joel Dicker (Alfaguara).

6- Las tres bodas de Manolita. Almudena Grandes (Tusquets).

7- El juego de Ripper. Isabel Allende (Plaza y Janés).

8- El guardián invisible. Dolores Redondo (Destino).

9- Ofrenda a la tormenta. Dolores Redondo (Destino).

10- La música del silencio. Patrick Rothffus (Plaza y Janés).

Fuente: GFK

Este gusto lector prácticamente inédito completa el retrato físico y externo del lector medio ya conocido: una mujer joven universitaria y urbana que lee por entretenimiento, según el último Barómetro de hábitos de lectura de 2013. Se sabe que el 63% de la población dice leer al menos una vez al mes, aunque los lectores fieles apenas llegan al 30%. Se conoce que leen una media de 10 libros al año. Y se ha revelado, este mes, que los lectores compradores de libros más asiduos, que son quienes sostiene buena parte del ecosistema, quieren librerías con el espíritu de una biblioteca (frente a otras opciones de negocio) y que ellos van por lo menos una vez al mes a comprar.

Pero lo que no se conocía realmente era el retrato colectivo de los gustos del lector, las obras que lo modelan, el contenido de lo que prefieren. Parte de la clave de este retrato la tienen Pedro J. Domínguez, responsable de Nielsen, y David Peman, de GFK, dos de las empresas encargadas de contabilizar las ventas de libros en España:

— Más del 50% de las ventas se hacen en las grandes superficies y librerías en cadena; el resto, en las 3.650 librerías pequeñas e independientes, coinciden los dos expertos.

— “Estamos viviendo una lucha feroz por el tiempo de ocio, donde los grandes triunfadores han sido smartphones y tabletas; dispositivos que han facilitado el acceso a infinidad de nuevos contenidos prácticamente gratuitos, y eso ha afectado especialmente a los best sellers”, dice Peman.

— Tras cierta bestsellerización del mercado, estos libros han descendido sus ventas y “cada vez les cuesta más hacer grandes cifras”, según Domínguez.

— “La demanda de libros está ahora mucho más centrada en los gustos del lector tradicional y exigente, con lo que se venden menos libros, pero sobre todo mucho menos best sellers” (Peman).

— “Ante la competencia del libro con otros entretenimientos se necesita de educación en las nuevas generaciones para el acercamiento a la lectura como disfrute. Cada vez se ve con más fuerza y tienen más peso en el mercado los libros de saldo en grandes superficies y una fuerte promoción en la venta de libros”, afirma Domínguez.

Si se hiciera un microrrelato que contara ese retrato y panorama del lector, jugando con los títulos de los libros más vendidos, quedaría una historia más o menos así: Aunque han dominado las Cincuenta sombras de Grey, el best seller afronta una Misión olvido en El invierno del mundo que ha intentado salvar El guardián invisible, en favor de otros libros En la orilla del Atlas de islas remotas, Como la sombra que se va cuando En Grand Central Station me senté y lloré Cien años de soledad y pensé: También esto pasará.

Los libros más vendidos en 15 editoriales

Alianza: El guardián entre el centeno, de Salinger, y El señor de las moscas, de Golding.

Anagrama: En la orilla, de Rafael Chirbes, y También esto pasará, de Milena Busquets.

Cátedra: El árbol de la ciencia, de Pío Baroja, y La casa de Bernarda Alba, de García Lorca.

Demipage: La tarde perfecta de José Tomás, de Simón Casas, y La pasión de Enrique Linch, de Richard Parra.

Errata Naturae: True detective. Antología de lecturas no obligatorias, de VV AA, y La inmensa soledad, de Frédéric Pajak.

Galaxia Gutenberg: Sonámbulos, de Christopher Clark, y Hojas de hierba, de Walt Whitman.

Impedimenta: Animalium (ilustrado), de Jenny Broom y Katie Scott, y El viaje de Shackleton, de William Grill.

Libros del Asteroide: Canciones de amor a quemarropa, de Nickolas Butler, y ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?, de Hillel Halkin.

Nórdica: Atlas de islas remotas, de Judith Schalansky, y La cata, de Roal Dahl.

Periférica: La librería ambulante, de Christopher Morley, y En Gran Central Station me senté y lloré, de Elizabeh Smart.

Pre-Textos: El olvido de sí, de Pablo d’Ors, y Los Maia, de Eca de Queirós.

Seix Barral: Como la sombra que se va, de Antonio Muñoz Molina, y El peso del corazón, de Rosa Montero.

Sexto Piso: Alicia en el País de las maravillas (ilustrada), de Lewis Carroll, y Del color de la leche, de Nell Leyshon.

Siruela: Biografía del silencio, de Pablo d’Ors, y las tres novelas de Rosa Ribas (Donde lenguas, El gran frío y Pensión Leonardo)

Tusquets: Las tres bodas de Manolita, de Almudena Grandes, y Hombres sin mujeres, de Haruki Murakami.

Visor: Ya no es tarde, de Benjamín Prado, y Los desengaños, de Antonio Lucas.

Más información