Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Ahora o nunca’ se convierte en el mejor estreno español de 2015

La comedia con Dani Rovira recauda 1,4 millones de euros

'Del revés', segundo debut más taquillero de la historia de Pixar en EE UU

 JORDI COSTA / LUIS ALMODÓVAR

Se veía venir desde el arranque de su promoción: Ahora o nunca podía dar la campanada taquillera. A pesar de las críticas, terribles, la comedia dirigida por María Ripoll, que cuenta en su reparto con Dani Rovira (en su segunda película), María Valverde y Clara Lago, ha empezado fuerte en las salas con 1.424.000 euros y 222.000 espectadores. Eso sí, no lidera la lista de los filmes más taquilleros, porque ese honor le queda de nuevo a Jurassic World, con 2,9 millones de euros y 424.000 entradas vendidas. Son cifras provisionales –con las definitivas sumarán un poco más- proporcionadas por Rentrak España.

Ahora o nunca derrota a otra comedia en el título de más taquillera en 2015, Perdiendo el norte, que en sus primeros tres días obtuvo 1,2 millones de euros. La película de María Ripoll se ha estrenado en 449 pantallas, mientras que Jurassic World está en 868 cines: aún quedan algunas por contabilizar y variarán algo las cifras, pero esta diferencia de pantallas es la que logra el mejor resultado del blockbuster estadounidense: en media por sala la distancia es mucho menor: 3.370 para Hollywood por 3.306 para la película española. En total, las 20 películas más taquilleras en España suman 5,9 millones de euros.

En Estados Unidos y Canadá ha pasado algo parecido. Jurassic World supera los 100 millones de dólares de recaudación en un fin de semana muy festivo (día del padre allí), en concreto 102 millones, y ya acumula 984 millones de dólares en todo el mundo en tan solo diez días, tras el increíble arranque de los 511 millones de dólares, el mejor estreno mundial de la historia. Pero el taquillazo es para la nueva película de Pixar, Del revés (Inside out), animación pidiendo a gritos el Oscar, que obtiene 91 millones de dólares en las 3946 salas en donde se ha estrenado. Los analistas de su empresa madre, Disney, calculaban unos 60 millones. No está nada mal si pensamos que ha costado 175 millones de dólares.

Del revés ha batido varios récords: la película que más ha recaudado en Estados Unidos sin ser la primera en taquilla (un extraño honor que le correspondía a El día de mañana); es el primer filme de Pixar de los últimos 14 que no comanda la taquilla en su primer fin de semana; es el segundo título de Pixar con mejor arranque de la historia tras Toy Story 3 –entonces 110,3 millones de dólares-; y es la película que no sea ni adaptación ni secuela, es decir, 100% original, que mejor ha arrancado en la historia de EE UU en taquilla destronando a Avatar (77 millones en 2009). Por cierto, que en Disney están muy contentos, porque desde allí recuerdan que tampoco Frozen arrancó en primer lugar y al final de su carrera comercial se convirtió en el filme más taquillero de la historia de la productora.

Más información