Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La leyenda del capítulo nueve de ‘Juego de tronos’ sigue viva

Stannis Baratheon ha sido la diana de todas las iras. Los lectores de los libros acusan a la serie de traicionar al personaje original

Juego de tronos

Y en el capítulo nueve, Juego de tronos lo ha vuelto a hacer. Como ya ocurrió en años anteriores, el penúltimo episodio de la temporada ha conseguido agitar a sus numerosos fans. Para los seguidores de la serie ya es casi una tradición esperar el noveno capítulo con enorme expectación. Algunos de los momentos más impactantes y más comentados han tenido lugar en ese capítulo. Y la quinta entrega no ha querido faltar a la tradición. (A partir de aquí, detalles sobre esos episodios, absténgase de leer si no va al día con la serie). 

En el capítulo nueve de la primera temporada rodó la cabeza del que los espectadores pensaban que era el protagonista de la serie, Ned Stark. Fue el momento en el que entendimos que en Juego de tronos nadie está a salvo y todo puede pasar. Cada vez que alguien dice "el enano no puede morir" hay otro alguien al lado que le recuerda "mira lo que pasó con Ned Stark... y parecía el protagonista". La tan comentada boda roja también tuvo lugar en un capítulo nueve. Lo mismo que la batalla de Aguasnegras de la segunda temporada y la gran batalla del Muro en la cuarta entrega. Episodios para el recuerdo.

En esta ocasión ha sido una escena, otra muerte, la que ha dado que hablar, consiguiendo eclipsar el final del episodio con esa Daenerys escapando de una plaza de toros de Osuna transformada para la ocasión en arena de Meereen. Stannis Baratheon ha sido la diana de todas las iras. Los lectores de los libros acusan a la serie de traicionar al personaje original, una traición que en realidad no es tal, ya que George R.R. Martin, autor de las novelas, avala el trágico acontecimiento.

Sin embargo, hace ya tiempo que las novelas no sirven de referencia para la serie. Juego de tronos es precisamente eso, una serie. Se han tenido que adaptar cientos de páginas a un formato diferente, el audiovisual, con sus ventajas y sus inconvenientes. En la traslación siempre hay cambios y omisiones que algunos lectores considerarán un sacrilegio. En este caso, incluso hay historias que están yendo más allá de la trama narrada en los libros publicados.

La leyenda del capítulo nueve de ‘Juego de tronos’ sigue viva

Además de la supuesta traición al personaje de Stannis, ha renacido el debate sobre la misoginia de la serie, un debate sin sentido cuando personajes masculinos y femeninos han sufrido torturas por igual y cuando hay mujeres tan poderosas como Daenerys Targaryen o Cersei Lannister (a pesar de su actual situación).

En una serie en la que ya se han visto rodar cabezas, apuñalar en el vientre a embarazadas o reventar cabezas con la mano,  es normal que se necesite dar un paso más para seguir impactando. Esta vez ese paso han sido los escalofriantes gritos de una niña. Esto es Juego de tronos, aquí no hay compasión.

Ahora queda un capítulo más. El décimo suele ser un episodio para recapitular, cerrar algunas historias y dejar a los personajes situados para la siguiente temporada. Pero en esta ocasión los fans tienen la sensación de que queda algo por llegar. Veremos.

Más información