Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
IV FERIA DEL LIBRO EN ESPAÑOL DE LOS ÁNGELES

Los Ángeles quiere leer en español

La FIL celebra en la capital del EE UU mexicano LéaLA, el mayor evento literario latino

LéaLA, la feria del libro en español de Los Ángeles.

La ciudad con más mexicanos después de México DF inauguró este viernes la feria de libros en español más importante de EE UU según sus organizadores. LéaLA nació hace cinco años por iniciativa de los responsables de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), para poner una bandera cultural en Los Ángeles, la ciudad con más hispanohablantes de EE UU. La feria hermana de la FIL se extiende todo el fin de semana en el Centro de Convenciones de Los Ángeles y en ella participan representantes de más de 300 sellos editoriales. Se trata de “el evento cultural más importante que hace México en el extranjero”, en palabras del Cónsul General de ese país en la ciudad, Carlos Manuel Sada.

El condado de Los Ángeles es una de las áreas urbanas con más hispanohablantes del mundo y la segunda con más mexicanos, por detrás de México DF

Cuenta Marisol Schulz, directora de la FIL y de LéaLA, que la primera vez que se celebró la feria de Los Ángeles una señora le hizo llorar cuando le dio las gracias por el evento. “Señora, mis hijos no querían leer en español hasta esta feria”, le dijo. El público latino educado en inglés que hoy se siente bicultural, o aspira a ser bilingüe, es el objetivo de LéaLA como plataforma para vender literatura en español en un país con más latinos que españoles hay en España. La feria tiene todavía un ambiente de exploración. El público está ahí, quiere cultura, pero ningún modelo vale para ser implantado tal cual. Ni siquiera la FIL. “La idiosincrasia del mexicano de aquí no es la de allí”, explicaba Schulz en una entrevista con EL PAÍS el pasado martes en Los Ángeles. “No son ni mexicanos ni estadounidenses. Son californianos”. Cuando en 2009 se decidió poner en marcha el proyecto, se decidió "venir con otros ojos, no con los ojos conquistadores de México".

Lectura para niños en el pabellón de la Ciudad de México, el viernes en LéaLA. ampliar foto
Lectura para niños en el pabellón de la Ciudad de México, el viernes en LéaLA. EFE

La sensación de estar en el lugar correcto y en el momento correcto para vender literatura en español dominó los discursos de inauguración este viernes. Raúl Padilla, rector de la Universidad de Guadalajara, aseguró que “La comunidad latina de California está destinada a ser el epicentro del cambio que se está produciendo en este gran país”. El editor Ricardo Cayuela, director de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura de México aseguró que "cuando menos lo esperemos, esta va a ser la gran feria del libro en español en el mundo".

El condado de Los Ángeles es el más poblado de EE UU con 10 millones de habitantes, de los que el 48% se declaran hispanos (2013). Es una de las áreas urbanas con más gente de cultura hispana del mundo, por detrás de DF y por delante de Madrid. No todos hablan español. Al menos una generación de hijos de inmigrantes fue educada en el convencimiento de que debían renegar de la cultura de sus padres y hablar inglés exclusivamente para integrarse. Hoy, los profesionales de la cultura observan unas ganas de recuperar el español de una mayoría que, aunque es angloparlante en el mundo académico y profesional, valora como un lujo poder expresarse y leer en los dos idiomas. Para los jóvenes latinos del milenio, no hay discusión sobre el bilingüismo.

La idiosincrasia del mexicano de aquí no es la de allí. No son ni mexicanos ni estadounidenses. Son californianos”

Marisol Schulz, directora de la FIL y de LéaLA

Hija de esa generación es Hilda Solís, ex secretaria de Trabajo de EE UU y ahora supervisora del condado de Los Ángeles. “Mis padres me decían: ‘habla inglés’. Pero yo les veía a ellos hablar español”. Con dificultad en el español logró decir en español que “LéaLA confirma la importancia de mantener nuestras raíces latinas. Es mejor ser bilingüe y bicultural, es una gran ventaja”.

La edición de 2015 espera superar los 85.000 visitantes contabilizados en la última. Schulz explica que han comprobado que el visitante de Los Ángeles es un comprador de libros, básicamente porque tiene muy pocas alternativas en la ciudad. A pesar de las cifras de hispanos, no hay dónde ir a tocar y hojear. Así lo confirmaba este viernes Juan Carlos Castillo, representante del Grupo Planeta en San Diego, que con 500 títulos presenta uno de los stands más nutridos. "La gente compra traducciones de libros que ya ha leído en inglés, para reforzar su español". Son compradores que utilizan la traducción de lo último de Dan Brown, Murakami o la saga de Cazadores de sombras, libros que ya conocen, como manual para ejercitar el idioma que no usan a diario. "El perfil es el de inmigrante bien establecido, con poder de compra y un nivel cultural", afirmaba Castillo.

Este profesional afirma que el ritmo de ventas en LéaLA "es increíble, la gente se lleva cinco o seis libros", porque esta es una de las poquísimas oportunidades que tienen de hacerlo. La otra es viajar a la frontera. Sin embargo, advierte de que el sur de California "no es ese mercado que creían que sería instantáneo: como ahí están los mexicanos, van a comprar millones de libros. Con sus caídas, este es un mercado que va creciendo a largo plazo. Es una cuestión de generaciones".

Más información