Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La otra vida de Mike Ehrmantraut

Jonathan Banks recupera en ‘Better Call Saul’ al personaje de ‘Breaking Bad’

El final de su historia ya es conocido. Mike Ehrmantraut terminará convirtiéndose en fiel solucionador de problemas, primero para el vil Gus Fring y después para el no menos malvado Walter White. En la segunda temporada de Breaking Bad entraba en juego este turbio personaje que tenía el peculiar rostro de Jonathan Banks (Washington, 1947). Ahora, gracias a Better Call Saul (que en España se puede ver en Movistar Series pocas horas después de su emisión en EE UU), Mike se ha ganado una segunda vida más allá de Breaking Bad. O más exactamente, una vida previa.

“Cuando terminé en Breaking Bad pensé que se había terminado la historia para mí. Pero un par de años más tarde recibí una llamada de Peter Gould [cocreador de Better Call Saul junto a Vince Gilligan]: ‘¿Recuerdas cuando hablabas de tu hijo?’ Yo todavía tenía esa historia de mi personaje en la mente. Entonces me habló del proyecto de Better Call Saul y que quería que estuviera en él. No dudé en aceptar, porque me encanta interpretar a Mike”.

Entrevistado por teléfono por EL PAÍS, Jonathan Banks se muestra muy amigable, casi el polo opuesto a Mike. Casado con una española natural de Priego (Cuenca) a la que conoció en 1988 mientras él estaba rodando una película en Madrid, arranca la entrevista contestando al habitual “¿qué tal está?” con unas palabras en un castellano algo dificultoso: “Pobre, feo, pero contento”. Contento sobre todo de retomar el personaje que fue una de las piezas de una historia que muchos sitúan ya en el Olimpo de las series.

“Han pasado 48 años desde que me dieron mi primer sueldo en esta profesión. Y hacer Breaking Bad y Better Call Saul es una recompensa por todo ese trabajo. De Breaking Bad tengo cientos de recuerdos tan buenos…”, explica el actor, que tiene todavía grabado en la memoria su primer día en la serie. “Llegaba en un capítulo en el que la novia de Jesse había sufrido una sobredosis y tenía que arreglar todo el asunto. Aaron Paul [actor que da vida a Jesse en Breaking Bad] entró tan dentro de mi corazón... Veo a Aaron como si fuera un hijo en muchos sentidos. Cuando volví a casa después de trabajar y le dije a mi mujer que pensaba que lo que había hecho era genial”, rememora.

Jonathan Banks (a la izquierda) y Bob Odenkirk, en una imagen promocional de 'Better Call Saul'.
Jonathan Banks (a la izquierda) y Bob Odenkirk, en una imagen promocional de 'Better Call Saul'.

Una vez que Breaking Bad ya es historia (e Historia), Better Call Saul recoge el testigo como serie derivada de aquella para viajar al pasado de algunos de sus personajes. Especialmente, al del chanchullero abogado Saul Goodman. Pero Mike Ehrmantraut también tiene un pasado.

Los espectadores ahora saben que Mike, antes de trabajar como hombre para todo, y después de abandonar la policía, ejerció como taquillero del aparcamiento de los juzgados que frecuenta Saul (Jimmy en aquel entonces). Pero su historia, como se vio en un capítulo reciente, va mucho más allá. “Ese episodio fue un regalo maravilloso de los guionistas. Y lo que tenía que hacer como actor es hacer honor a mi personaje y tratar de dar lo mejor de mí mismo”, explica Banks.

“Hay muchas cosas que me gustan de Mike. Tiene un código, tiene honor. Hemos vivido juntos durante siete años, así que aunque sea de lejos, tenemos cosas en común irremediablemente”, dice el actor. Fan confeso de la televisión actual (“las mejores historias ahora mismo están en la televisión”) y de series como Boardwalk Empire, el año pasado dejó momentáneamente el drama de lado para participar en la quinta temporada de Community. “Todos son geniales y fue muy divertido estar ahí. Pero donde me siento más cómodo es en papeles y series como Breaking Bad o Better Call Saul”, añade.

La otra vida de Mike Ehrmantraut

Una de las preguntas que más se hacen los fans de la serie es si Walter White y Jesse Pinkman se dejarán caer por el spin off. “Tienes que recordar que Jesse en ese momento tendría como 12 años. Así que sería muy difícil incorporar eso. Tendría que ser viéndole en una tienda de golosinas o algo así… Walter posiblemente sería en ese momento un ciudadano ejemplar, un profesor entregado a su labor, no habría nada sucio sobre Walter todavía”, aventura Banks.

Antes del estreno de Better Call Saul y la buena acogida por parte de la crítica, uno de los grandes temores de los seguidores de Breaking Bad era que la buena memoria de la serie quedara mancillada con un spin off que no estuviera a la altura de las circunstancias. “No creo que la comparación con Breaking Bad sea algo negativo para Better Call Saul. Siempre hemos sido muy conscientes de que son parientes muy, muy cercanos. Pero tener a un pariente como Breaking Bad es genial”.

Más información