Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Patricia Arquette: “Es el momento de tener el mismo salario”

La actriz pide a las mujeres que luchen por sus derechos al recoger su premio

 REUTERS LIVE

Que las mujeres ganan menos que los hombres es una verdad universal de la que no se libra ni la meca del cine. Patricia Arquette ha aprovechado esta noche los agradecimientos de su Oscar a Mejor Actriz Secundaria por su papel de madre en Boyhood para decirlo alto y claro. En un discurso lleno de pasión y que llevaba por escrito, Arquette ha recordado que las mujeres han luchado históricamente por los derechos de todos los demás colectivos pero que ha llegado el momento de luchar por los suyos propios. Y que la igualdad, aunque muchos lo nieguen, existe solo sobre el papel.

Después de una tradicional lista de agradecimientos que encabezaba la propia Academia, seguida de su familia, su "fantástico director" Richard Linklater y "toda la familia de 'Boyhood", la intérprete, hija y hermana de actores, de 47 años y madre de dos hijos, ha aprovechado que la veían millones de espectadores en todo el mundo para dirigirse específicamente a la audiencia femenina: "A todas las mujeres que han dado a luz, que pagan sus impuestos y que son ciudadanas de esta nación, hemos luchado por los derechos de todos los demás. Ya es hora de que tengamos de una vez por todas el mismo salario (que los hombres) y los mismos derechos para las mujeres en Estados Unidos de América".

La brecha salarial en Hollywood es abismal. Según un minucioso informe publicado hace un año por The Hollywood Reporter que recoge literalmente hasta lo que gana el último mono, el intérprete mejor pagado fue Robert Downey Jr., que ganó 75 millones de dólares (55,7 millones de euros) entre junio de 2013 y junio de 2014, mientras que su homóloga femenina fue Jennifer Lawrence, que en el mismo periodo se embolsó solo 35 millones (30,7), menos de la mitad.

La última lista Forbes de los actores varones con mayores remuneraciones sitúa también en primera posición a Robert Downey Jr., que repite puesto por segundo año consecutivo, mientras que la de las mujeres la encabeza Sandra Bullock, que cobra 51 (44,8 en euros). De ser mixta, Bullock ocuparía la tercera posición de la lista, pero dentro del top ten solo habría una mujer más, Jennifer Lawrence, con 34 millones (38,6). En 2013, la actriz que ostentaba el puesto de mejor pagada fue Angelina Jolie, con 33 millones de dólares (28,9). Entre los 10 hombres con mejores nóminas se llevaron en total 419 millones de dólares (476,6), mientras que ellas se quedaron en 226 (257).

Las palabras de Arquette, que recibía su primer Oscar y que había logrado ya el Globo de Oro y el Bafta por el mismo papel, han sido acogidas por un cerrado aplauso en el patio de butacas, en especial de sus compañeras como Meryl Streep —cuyos vehementes gestos de yes oh yes han encontrado rápido eco en las redes sociales y que también estaba nominada en esa categoría— y Jennifer López, sentada a su lado. También le han aplaudido a rabiar muchos hombres, como Ethan Hawke, compañero de reparto de Arquette.

Arquette, en la sala de prensa, ha reiterado su posición. "La verdad es que, aunque existe la sensación de que tenemos los mismos derechos, existen bajo la superficie importantes desigualdades que afectan a las mujeres. Es inexcusable que vayamos por el mundo hablando de igualdad de la mujer en otros países y que no tengamos los mismos derechos en Estados Unidos", ha señalado a los periodistas.

Para Arquette, el problema reside en que la Constitución del país no fue escrita pensando en la igualdad de derechos de la mujer y ha insistido en que debe enmendarse. "Necesitamos unas leyes federales que sean amplias", ha declarado, para instar a otros colectivos discriminados a luchas ahora por las mujeres: "Y ya es hora de que todas las mujeres en América y todos los hombres que aman a las mujeres, y la gente gay, y toda la gente de color por la que hemos luchado luchen ahora por nosotros".

Otras muchas actrices ya se quejaron amargamente en el pasado. Por ejemplo Gilliam Anderson, la agente Scully de Expediente X, reveló que su sueldo era muy inferior al de su compañero David Duchovni, "pero eso pasa todo el tiempo en Hollywood". Cate Blanchett dijo en el Festival de Cannes: "Estamos en un mundo en el que, llegado incluso a 2014, se continúa sin pagar lo mismo a hombres y a mujeres. No lo entiendo". Y eso por hablar solo de sueldos.

Otras reivindicaciones: de los mexicanos a los enfermos de ELA

Además de la de Arquette, la gala ha estado llena de reivindicaciones sociales, empezando por la de Alejandro González Iñárritu, el gran triunfador de la 87 edición de los premios de la Academia de Hollywood, que ha dedicado el Oscar de Birdman como mejor película a sus compatriotas mexicanos, a un lado y al otro de la frontera estadounidense. "A los que viven en México, rezo por que podamos construir el Gobierno que nos merecemos. Y quienes viven en este país, rezo por que sean tratados con la misma dignidad y respeto que aquellos que vinieron anteriormente y construyeron esta increíble nación de inmigrantes".

Lágrimas han provocado las palabras, tan medidas como cautivadoras, del rapero Common tras hacerse con el premio a la mejor canción por Glory, del filme Selma, sobre la vida del activista Martin Luther King. Common ha hecho alusión al puente de la localidad de Selma que King recorrió durante su célebre marcha contra la discriminación racial y al que recientemente acudió para actuar en compañía de John Legend.

"Ese puente fue un símbolo de una nación dividida, pero ahora es el símbolo del cambio. El espíritu de este puente trasciende la raza, el género, la religión, la orientación sexual y el estatus social", ha exclamado el artista. "Este puente se construyó sobre esperanza, se soldó con compasión y se elevó con el amor de todos los seres humanos", ha subrayado. Las cámaras han recogido los rostros sobrecogidos de Oprah Winfrey, David Oyelowo y Chris Pine, entre otros.

El clímax ha llegado con el Oscar de Graham Moore, reconocido homosexual, por el guión adaptado de The Imitation Game. "Traté de suicidarme con 16 años y ahora estoy aquí", ha señalado a medio camino entre la emoción y el sollozo. "Quiero aprovechar este momento para dirigirme a ese niño ahí afuera que siente que no encaja en ninguna parte. Sí encajas. Sigue siendo raro. Sigue siendo diferente, y entonces, cuando sea tu turno y estés en mi lugar, pasa el mensaje", ha manifestado. Además, Eddie Redmayne y Julianne Moore han dedicado sus estatuillas a los enfermos de esclerosis lateral amiotrófica y de Alzheimer.

Más información