Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ópera para los Lannister

La orquesta One World Simphony interpreta en Nueva York las ‘Operasodes’

Hace dos años, Sung Jin Hong, el director artístico y compositor de la orquesta One World Simphony, estaba dándose un “atracón de Breaking Bad”, como tantos otros fans de la serie en todo el mundo, cuando se dio cuenta de las posibilidades musicales que tenían “las luchas y la inevitable caída de Walter White”. “Es tan operístico”, recuerda que exclamó en mitad de un episodio. Inspirado por el drama que vivía y provocaba su protagonista y por el poema de Percy Shelley que daba título a ese capítulo, escribió su primera ópera: Breaking Bad – Ozymandias.

“Empezó siendo una mini-ópera de 10 minutos, pero como estaba tan metido en la serie acabó llegando a los 50 minutos de drama musical”, cuenta. La estrenaron en enero de 2014, con piezas tan identificables como Aria, Bitch, y se convirtió en “uno de los dos mayores éxitos” de la orquesta neoyorquina en sus 14 años de historia –el otro fue un programa en el Town Hall de Brooklyn interpretando a Bernstein y Gerswhin–.

Después de aquel éxito, Hong empezó a pensar en otras posibles óperas basadas en series y dio con un nuevo concepto: la Operasode. Un híbrido nacido de óperas y episodes (episodios) que se le ocurrió a partir de la revolución que creó en Nueva York el cronut, la mezcla de donut y croissant por la que se hacían horas de cola. “Al unir dos ‘estándares’ deliciosos puedes conseguir la combinación ganadora. Se ven ejemplos constantemente: Spanligsh, Tex Mex, kimchi tacos…”.

Aunque el seguimiento mundial y masivo de las series no es comparable a los más moderados admiradores de la ópera, Hong decidió confirmar su teoría sobre los híbridos y, según daban forma a la nueva temporada, Operasode se convirtió en Operasodes, “una serie de óperas y conciertos sinfónicos inspirados por la cultura contemporánea”.

“Cuando te metes en Netflix o Hulu, te das cuenta de la cantidad de poderosas y emocionantes historias que tenemos al alcance de la mano”, cuenta Sung Jin Hong. “Hay series con intriga y traiciones, romances y rupturas, manipulaciones políticas y batallas épicas; todos ellos son hilos que comparten con las historias que han contado siempre las óperas y los repertorios sinfónicos”.

New Girls, basada en la sitcom de Zooey Deschanel, fue la primera de las Operasodes. Estrenada en otoño, “presentaba personajes femeninos vivos, exaltados y nada convencionales de las óperas clásicas”, dice Hong. Mezclaron a Jess, la protagonista de la serie, con La Bohème, con la Rosalinda de El murciélago o la Susanna de Las bodas de Fígaro. Como auguraban, el éxito continuó y en octubre habían agotado las entradas.

Ahora, el 1 de febrero llega el estreno del segundo montaje, inspirado esta vez en la serie probablemente más operística de todas las emitidas ahora mismo: Juego de tronos. “Unir las historias de George R. R. Martin con un concierto de ópera era algo natural”, comenta Hong. “Están llenas de contenido jugoso: batallas de hielo, incesto, traición… El único desafío a la hora de crear esta ópera fue elegir sobre qué hilos argumentales trabajábamos. ¡Podrías llenar 20 conciertos sólo con este programa!”.

El director Sung Jin Hong, dirigiendo la ópera basada en 'Breaking Bad'. Cedida por One World Symphony

Con las Operasodes, Hong y la One World Simphony parecen haber dado con la el híbrido ideal, sin embargo hace ya tiempo que vieron en la cultura contemporánea su fuente de inspiración para conseguir nuevos seguidores de la música clásica. Mad Women of Opera en su programa de Halloween jugaba con el título de la conocida serie de los publicistas y las femmes fatales de la ópera. También han interpretado “conciertos temáticos de superhéroes, y de Star Wars con caballeros Jedi en vivo. Y Sung Jin Hong compuso una pieza basada en el bestseller de Paulo Coelho, El alquimista”, enumeran desde la orquesta.

“Así como los compositores siempre encontraron inspiración en el arte y la literatura de su tiempo, nosotros estamos constantemente estimulados por la cultura popular y el drama que nos rodea”, explican. “Ya sea la televisión, el cine, las novelas o eventos históricos ya pasados o presentes. No dejamos nada fuera. Y hemos recibido muchas peticiones de Operasodes basados en programas de televisión”.

Después de las dos noches de Juego de tronos, en mayo estrenarán la última ópera de la temporada, basada en Hannibal. “Como el Walter White de Breaking Bad, Hannibal Lecter es otro villano o antihéroe al que nos encanta odiar. Su historia traumática, su transformación y su perfil psicológico le convierten en material oscuro perfecto”, dice Hong sobre este concierto con el que llevan récord de venta de entradas anticipadas. “El personaje que creó Thomas Harris nos ha fascinado durante más de tres décadas, dio el salto de la novela bestseller al cine y ahora a la televisión. ¿Por qué no a la ópera?”.

Cersei Lannister, una Salomé moderna

“Engaña al rey para heredar con su hermano gemelo, después ordena la muerte ‘accidental’ de su marido y usurpa el trono para dárselo a su hijo demoniaco… ¡Y eso es sólo la primera temporada!”, dice la soprano Heather Green sobre Cersei Lannister, cuya vileza combinará con la Salomé de Strauss. “Aunque como decía Sung Jin Hong, Salomé es una santa virgen al lado de Cersei Lannister”.

La historia incestuosa de los Lannister es la que ha elegido Hong para interpretar en la ópera basada en los libros de George R. R. Martin y la serie de HBO. “Incluirá música de Wagner, Prokofiev, Strauss, Verdi y Mozart”, explica. Además tocarán una pieza que se cree escribió Ana Bolena y un trabajo original compuesto por el bajista de la One World Simphony, Justin Lee, llamado Hodor Suite, obviamente inspirado en el personaje de Hodor por su “lealtad, valentía y coraje”. “Sus acciones hablan más alto que su falta de palabras”, explica Lee, que compara los ruidos emitidos por el gigante con el instrumento más poderoso de la orquesta, el bajo.

Tyrion Lannister, el personaje favorito de la serie, también tendrá su momento musical en esta ópera, representado a través del Rigoletto de Verdi e interpretado por el barítono brasileño Fernando Araujo.

Más información