Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
DE FRENTE

“¡Cuántas veces se aniquila aquí al que se esfuerza!”

La actriz Irene Escolar acaba de rodar 'Altamira', de Hugh Hudson, y ahora prepara 'Cleopatra' en el Lliure

La actriz Irene Escolar Ampliar foto
La actriz Irene Escolar

¿En qué le ha sorprendido la vida?Es una profesión dura y la vida no es fácil, pero de pronto te sorprende que valoren tu trabajo. Es algo que una construye sola.

La vida es dura desde hace rato. Ya lo era cuando empezaron en el teatro mis tatarabuelos, bisabuelos y abuelos. Pero ahora este oficio es todavía más duro, sobre todo para los jóvenes. Frustración constante, esfuerzo sin recompensa.

¿Por la crisis? Es una crisis moral, ética, social. Este país deja que la gente joven se encuentre en estado catatónico, gente hiperpreparada que no se puede desarrollar porque no tiene trabajo, parte fundamental de la vida.

Aunque pase la crisis seguiremos siendo mezquinos con el talento. La película que he hecho ahora es sobre Marcelino Sanz de Sautuola, que descubre las cuevas de Altamira. Fue tachado de mentiroso. Él defendía la teoría de la evolución y hasta su muerte le hicieron pensar que todo ese descubrimiento no era lo que él creía. ¿Cuántas veces se aniquila aquí al que se esfuerza?

Y ahora se trata de aniquilar a una generación. Que está entre los 20 y los 30 años... Vi el documental En tierra extraña, de Iciar Bollain, sobre jóvenes españoles que trabajan en Edimburgo. Se me partía el alma. Me siento afortunada por poder desarrollarme en lo que me he preparado, pero hay gente con muchísimos estudios que no sabe qué va a hacer. Nos han cortado los sueños y las metas.

Usted ha prosperado mucho. No me quejo, he tenido oportunidades. Pero hay que pelear si ves que hay cosas que podrían ir de otra manera.

¿Su oficio, el cine, el teatro, está contando bien ese drama? Es una industria vapuleada: no se la puede llamar ni industria. La gente no puede hacer sus funciones, no se puede mantener. No hay manera de hacer giras, estamos estancados, sin ningún apoyo; y hablo de apoyo moral, que se note que se quiere a la cultura.

¿Una sociedad que maltrata...? “Una sociedad que maltrata a sus artistas, si no está muerta,está moribunda”. Lo decía Lorca.

¿Sólo por eso está moribunda? Tampoco apoya a la investigación. La base es la educación: no puedes inculcar a un joven la necesidad de ir al teatro, de querer pensar o leer si no está en su educación. Está todo contaminado y no veo esperanza.

¡Qué ánimo para empezar el año... ¡Cómo no va a ser así! Llevamos no sé cuánto tiempo pidiendo que bajen el IVA cultural y no hay manera, ¡les da igual! Hay un 80% de paro en este oficio: es indignante, horroroso, tristísimo, frustrante además: la gente sí quiere ir al cine y al teatro.

¿Qué papeles la han modificado? Lo que hice en Días mejores, de Álex Rigola, en La Abadía, cuando tenía 18 años... Conocí a actores a los que yo quería parecerme, conocí a Álex, que después me ofreció otra función de Stoppard, a quien conocí. La otra fue Oleanna, dos años más tarde. ¡Una hora y media sola por primera vez en el teatro! Ahí sentí que iba por el buen camino.

En el teatro cobran 30 euros por ensayo. ¿Cómo viven los actores? Los que podemos, gracias a que hay cine y televisión o doblaje. ¡30 euros! Una barbaridad. La ignorancia hace pensar que los actores son multimillonarios.

¿Y qué hace un actor cuando no trabaja? Nunca sabes si volverá a sonar el teléfono, nunca lo sabes. Yo he tenido esa sensación y el que no la haya tenido peor para él porque debemos ser conscientes de la inestabilidad: te puede ir muy bien y de repente acabarse para siempre.