Amazon se pasa al cine

Tras fichar a Woody Allen, el gigante anuncia su entrada en el negocio del séptimo arte

El logotipo de Amazon Studios, que ahora producirá también películas.

La Montaña Majestuosa de Paramount Pictures. El león de Metro Goldwyn Mayer. La mujer con la antorcha y clámide de Columbia Pictures. Las letras doradas de 20th Century Fox. Y ahora habrá que sumar... ¿la sonrisa bajo el lema Amazon Studios?

Esa será una de las múltiples decisiones que tendrá que tomar el gigante de Jeff Bezos, que ha anunciado su entrada en el negocio del cine a lo grande a través de su Amazon Studios. Doce películas al año que arrancarán su producción a finales de 2015. "Pretendemos expandir nuestra producción a los largometrajes. No solo llevaremos nuestros filmes exclusivos a los usuarios de Prime Instant Video, poco después de su lanzamiento en las salas, sino que esperamos que este programa sirva para beneficiar a cineastas que luchan por crear historias frescas y atrevidas que se merecen su público", ha afirmado Roy Price, vicepresidente de Amazon, en el comunicado oficial del anuncio. Una de las mayores sorpresas es que el tiempo para su lanzamiento online, respecto a su estreno en cines, será solo de entre 30 y 60 días.

Este paso es solo uno más en la larga travesía de Amazon para expandirse a todas las áreas del entretenimiento. El pasado lunes anunciaba, un día después de haber ganado dos Globos de Oro con su serie Transparent, un fichaje bomba: Woody Allen como director de una comedia televisiva. En el mercado literario cuenta con el ebook Kindle, de ventas millonarias, y la posibilidad de publicar a través de su web; también con el litigio constante de editores y autores, reflejado en la pasada feria de Fráncfort. Y en la industria cultural más poderosa del momento, los videojuegos, Amazon realizó, el pasado agosto, la mayor adquisición de su historia: el portal de visionado de videojuegos Twitch por 735 millones de euros.

Las películas se lanzarán 'online' solo entre 30 y 60 días después de que hayan sido estrenadas en las salas convencionales de cine

Amazon no está ni mucho menos solo en esta progresiva invasión de la industria del entretenimiento llevada a cabo por los gigantes tecnológicos. Microsoft, que lleva ya tres generaciones de consolas con su Xbox, ha fichado a Ridley Scott y Steven Spielberg como productores de las series de televisión para su franquicia del videojuego más lucrativa, Halo. Sony —que fue la más tempranera en meter el pie al comprar Columbia Pictures, el 28 de septiembre de 1989, por 2.929 millones de euros de la época— aprovechará el poder de distribución de su PlayStation (que ya le hizo ganar la batalla del formato de alta definición con el Blu-Ray) para lanzar su primera serie de televisión para su consola: Powers, una adaptación del best-seller del cómic escrito por Brian Michael Bendis. 

De momento, Amazon Original Movies no desvela cuáles serán los fichajes estelares de esta nueva apuesta. Salvo el de quién dirigirá el estudio, Ted Hope, que tuvo el ojo de ver en el éxito de artes marciales Tigre y dragón un negocio redondo y que como productor ha triunfado en Sundance con múltiples películas (American splendor, What happened was...). Precisamente, que sea un productor venido del indie el que avale este estudio, combinado con el comentario del vicepresidente de Amazon subrayando que apoyarán a cineastas que "cuentan historias frescas y atrevidas", parece dar pistas de cuál puede ser uno de los puntos fuerte de Amazon en el cine.

Más información