Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El estreno de Elvira Lindo como editora

El sello Lindo&Espinosa inicia su singladura con 'Memphis-Lisboa'

Antonio Muñoz Molina en una de las imágenes de ‘Memphis-Lisboa’. Ampliar foto
Antonio Muñoz Molina en una de las imágenes de ‘Memphis-Lisboa’.

Martes casi de invierno en Madrid en la que se presenta un proyecto que quizá no se hubiera llevado a cabo sin El invierno en Lisboa (Seix Barral, 1987), lejano en el tiempo pero vuelto a la actualidad por la nueva publicación de su autor Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 1956). Un grupo de "amigos" –como los define Elvira Lindo (Cádiz, 1962)– se reúne en la librería Alberti para asistir a la presentación de un nuevo sello editorial, Lindo&Espinosa, que ya tiene prácticamente agotados los 280 ejemplares de su primer lanzamiento Memphis-Lisboa. El libro de fotografías y textos que la escritora, periodista, columnista, en ocasiones actriz, y ahora también editora, fue recopilando durante el proceso de construcción de la última novela de su marido. Esta labor documental nació de forma paralela a los trabajos de investigación sobre James Earl Ray (el asesino de Martin Luther King) que el escritor estaba realizando para Como la sombra que se va (Seix Barral, 2014).

Memphis-Lisboa cumple los requisitos que el editor Ximo Espinosa y Lindo quieren para su nuevo sello: proyectos en los que lo visual ya sea ilustración o fotografía y los textos tengan la misma importancia. Comenzó el acto echando la vista atrás al momento en que los dos se conocieron en un curso en Menorca hace dos años. Lindo quiso publicar el diario que estaba realizando a base de instantáneas y pequeños escritos en la imprenta que Lola Espinosa editora de Oficio ediciones tiene en Burjassot (Valencia) y decidieron que su colaboración no podía quedar ahí. Quieren hacer de los libros productos muy cuidados, con una fabricación casi artesanal. "Tiradas pequeñas en las que se demuestre el amor por el contenido, por la forma, por el libro como objeto. Hacemos lo que nos gusta", intervino la editora, que ayuda a Lindo como maestra de ceremonias pendiente de todo el que va llegando a la librería. A pesar de que la mayoría son caras conocidas para ella, o precisamente por eso, confiesa que tenía pensado contar un cuento pero que le ha podido el miedo escénico. Un relato que verá la luz en 2015 junto con otros en los que el protagonista será el padre de la escritora.

"Tenía que volver a escribir, me he convertido en piedefotista", bromea Lindo mientras explica su pasión por la fotografía, por captar "escenas normales de gente común". Suele acompañar las imágenes de pequeñas reflexiones."El texto refuerza la imagen", comenta. Se autodenomina "usuaria compulsiva de Instagram", está admirada por las destrezas visuales que se desarrollan allí. Ella va haciendo un diario visual, que comparte en sus redes sociales. Tiene multitud de fotos de Madrid y Nueva York y deja entrever que en mente tiene algún futuro proyecto con ellas. De las innumerables realizadas entre Memphis y Lisboa en el libro solo aparecen 24. La selección final la hizo Ximo Espinosa entre las aproximadamente 50 que le envió Lindo. Trató de que estuviera compensado el número de instantáneas de las dos ciudades la imagen de un cartel de salida (Exit) sirve de transición entre Estados Unidos y Portugal. Insistió en que hubiera un relato, un hilo conductor. Para Lindo, Lisboa tiene una fotogenia más conocida para nosotros, pero "Memphis es fascinante", explica con entusiasmo. 

Lindo&Espinosa quiere proyectos en los que lo visual y los textos tengan la misma importancia

De Memphis-Lisboa quedan pocos ejemplares en alguna librería de Madrid y Valencia todos ellos firmados por la fotógrafa y autora de los textos, que además no dudaba en dedicarlos al finalizar la presentación y compartiendo vino, jamón y queso con los asistentes. Las ventas por internet se agotaron en 48 horas. Pero Lindo&Espinosa ya tiene dos proyectos para el año próximo: un libro de poemas ilustrados de Aitor Saraiba (Talavera de la Reina, 1983), en el que los textos desgarrados fruto del desamor se acompañaran del estilo naif de sus dibujos y Paseo por el Hudson, texto de Antonio Muñoz Molina que lleva un tiempo en un cajón.

Ambos serán publicaciones que apetezca "leer, tocar y oler", como dijo Lola Espinosa.

Más información