Selecciona Edición
Iniciar sesión

La cultura es el tercer sector con más empleo directo de Europa

Hay más puestos de trabajo dependientes de las industrias creativas que de las 'teleco'

Un lector, en junio pasado, en la Feria del Libro de Madrid.

Más de siete millones de puestos de trabajo (el 3,3% del mercado laboral europeo) dependen directamente de la industria cultural y creativa, la tercera que más empleo genera en los Veintiocho y una de las más intensivas en trabajadores menores de 30 años (el 19% del total). Así se desprende de un estudio elaborado por la consultora Ernst & Young por encargo de las principales sociedades de autores europeas y cuyas conclusiones han sido presentadas este martes a los titulares de las tres carteras comunitarias que lidian con los intereses del mundo de la cultura: Economía Digital, Mercado Único Digital y Educación y Cultura. El informe destaca que entre 2008 y 2012, los años más duros de la crisis, el sector —en el que se agrupan, además de industrias creativas tradicionales como el libro, la música, las artes visuales, el cine o los medios de comunicación, la publicidad, la arquitectura o los videojuegos— siguió creando puestos de trabajo, con un crecimiento del 0,7% anual frente a una caída de idéntica cuantía registrada en el conjunto del mercado de trabajo europeo.

La industria cultural toma así la delantera sobre las otrora todopoderosas metalurgia y siderurgia (cinco millones de empleados en la UE), el sector alimentario y de bebidas (4,8), la manufactura de automóviles (3), la industria química (1,3) y las telecomunicaciones (1,2). “Estamos en la era de la información y los trabajos creativos son la fuente principal de la industria digital europea”, ha subrayado Christophe Depreter, presidente de Gesac, la entidad que reúne a las principales sociedades de autores de la UE, incluida la española SGAE. Las perspectivas, según ha destacado el máximo responsable de la gestora francesa de los derechos de autor (Sacem), Jean-Noël Tronc, son aún mejores: "esperamos llegar a los 10 millones de empleados en los próximos años".

El sector pide al nuevo Ejecutivo comunitario, presidido por el socialcristiano luxemburgués Jean-Claude Juncker, que tenga en cuenta los intereses de una industria que califican de “clave” para la Unión —factura 536.000 millones de euros al año, algo más del 4% del PIB agregado de los Veintiocho, según los datos aportados por la consultora de origen británico—. “Los creadores deben situarse en el centro de unas políticas europeas sobre derechos de autor que han de orientarse a garantizar el futuro de economía digital de la UE y a preservar la diversidad”, ha añadido Depreter. El estudio de Ernst & Young destaca, además, la importancia de las adquisiciones de productos y servicios culturales por parte de las entidades públicas en la UE (62.000 millones de euros en 2012), una cifra un 26% superior a la registrada hace una década pero un 2% inferior a la contabilizada en 2008, cuando alcanzó su máximo.

Por subsectores, el documento presentado este martes destaca el peso de las artes escénicas —danza, teatro y circo— y de las artes visuales —pintura, escultura, artesanía y diseño de muebles y joyas—, con más de 1,2 millones de puestos de trabajo cada una, seguidas por la industria musical (algo más de 1,1 millones) y la publicitaria (820.000). En los primeros lugares en términos de empleo también se encuentran la industria editorial, con casi 650.000 puestos de trabajo; el cine (640.000); la televisión (600.000); la arquitectura (490.000) y el sector de la prensa y las revistas (480.000).