Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
OPINIÓN

Estrategias de papel para la supervivencia

En el último cuadrimestre las ventas de libros bajaron un 7,4%, contra el 9.4% del mismo periodo del año pasado

Ampliar foto
El día de las librerías, en La Central.

Las malas noticias ya las conocemos, de modo que dejemos que por una vez estén las buenas en el titular. Ayer se celebró en España el Día de las Librerías, que se ha afianzado en su cuarta edición como una de las citas importantes del año, junto con las ferias del libro, Sant Jordi o la Noche de los Libros. Durante toda la jornada se organizaron eventos por doquier: presentaciones, cuentacuentos, escaparates temáticos, un concierto de Futurex en Cervantes y Compañía de Madrid y varios “Elogios a la librería”, manifiestos leídos por poetas —como Pablo García Casado o Juan Cobos Wilkins— en algunas librerías emblemáticas de las ciudades bajo influencia del Centro Andaluz de las Letras. Twitter bulló de actividad con la etiqueta #díadelaslibrerías, toda la red de establecimientos ofreció un 5% de descuento y permaneció abierta hasta las diez de la noche.

La iniciativa de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) va ganando repercusión y público. Coincidió con su anuncio del ganador del premio a la mejor Librería Cultural de 2014. Ha sido Cámara, de Bilbao, un establecimiento de fuerte tradición familiar que supo reformularse físicamente el año pasado, bajo la batuta de Javier Cámara: “Internet se ha comido el mercado del best-seller y decidimos liarnos la manta a la cabeza y reformar la librería radicalmente, porque ahora mismo hay dos estrategias útiles, o diversificar el producto, y vender también vino, café o tazas, o trabajar la atmósfera; bueno, o ambas”. Y prosigue: “El 95% del mercado de la venta online se lo llevan Casa del Libro, Corte Inglés, FNAC y Amazon, y no tenía sentido que los libreros nos peleáramos por ese 5%”. Por eso la CEGAL creó www.todostuslibros.com, el portal del mundo con más libros vivos en castellano, casi 800.000 títulos, que te indica cuál es la librería más cercana donde comprar el que buscas. Ahora sólo falta que se decidan a competir, también colectivamente, en el mercado online.

El reto es, para Damià Gallardo,,de Laie, “atraer al cliente, no esperar”

A principios de este mes se hizo pública otra iniciativa para supervitaminar y mineralizar el sector: el mapa de las 122 librerías del centro de Madrid que lanzó el Grupo Contexto, compuesto por las editoriales Impedimenta, Periférica, Nórdica, Libros del Asteroide y Sexto Piso. En la rueda de prensa se insistió en la necesidad de la ruta, del paseo, de las librerías como centros rituales y culturales. Ya existía una propuesta similar, la del mapa de la asociación de libreros del barrio de Gracia de Barcelona, con 30 puntos que configuran “la librería más grande de la ciudad”. Entre los premios que han recibido como mejor iniciativa cultural emergente destaca el Barcelona, millor botiga del món 2014. A ver si el Ayuntamiento toma conciencia de la importancia de reivindicar la dimensión editorial, libresca y literaria de la Ciudad Condal, a puertas del cuarto centenario de la publicación de la segunda y barcelonesa parte del Quijote.

Lo cierto es que las malas noticias se pueden resumir en una: el descenso de las ventas, que según la CEGAL, al fin se ha amortiguado. En el último cuadrimestre bajaron un 7,4%, contra el 9.4% del mismo periodo del año pasado. La doble crisis, la económica y la causada por la irrupción del consumo digital, ha provocado que —según el informe El sector del libro en España. 2012-2014 del ministerial Observatorio de la Lectura y el Libro— la facturación nacional haya bajado de 3,123 millones de euros en 2007 a 2,471. La Federación de Gremios de Editores de España añade la cifra de 2013: 2,181 millones. Mil millones. Un tercio menos. En seis años.

Con el tiempo tendremos perspectiva suficiente como para saber qué sucedió exactamente en el sector. Cuál fue el peso de la piratería (según Cedro el 43% de los internautas piratea películas, pero sólo el 15% libros, que son sobre todo best-sellers). Y a las muchas librerías que han cerrado podremos contraponerles las otras muchas que han abierto. Mi intuición —pues carezco de datos— me dice que la gran mayoría de los negocios clausurados no se habían adaptado tecnológicamente a los nuevos tiempos, coincidieron con jubilaciones o eran culturalmente irrelevantes; mientras que en ciudades como Valencia, Barcelona, Sevilla, Pamplona, Zaragoza o Madrid se han inaugurado decenas de librerías que son agentes dinámicos de primera magnitud.

El reto lo sintetiza Damià Gallardo, de la Laie del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona: “Atraer al cliente, no esperar a que venga, trabajar la calidad y la distinción”. Ayer, Día de las Librerías, los dos libros más vendidos de España según el ranking de CEGAL eran El impostor (Penguin Random House), de Javier Cercas, y El Capital en el siglo XXI (Fondo de Cultura Económica), de Thomas Piketty. Crónica y ensayo de alto voltaje. Otra buena noticia. Porque haberlas, haylas.

Jorge Carrión es escritor. Su obra Librerías (Finalista del Premio Anagrama 2013) va a ser publicado en francés por Seuil, en italiano por Garzanti y en inglés por MacLehose Press.

Más información