Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un chileno y una colombiana ganan el Premio Loewe de Poesía

Óscar Hahn y María Gómez Lara obtienen el galardón en las categorías internacional y joven, respectivamente

El poeta chileno Óscar Hahn.
El poeta chileno Óscar Hahn.

El premio Loewe de Poesía viaja por primera vez a Latinoamérica por partida doble: el chileno Óscar Hahn (Iquique, Chile, 1938), ganador del Internacional por Los espejos comunicantes, y la colombiana María Gómez Lara (1989), Creación Joven, por Contratono. El premio está dotado con 20.000 euros en la categoría internacional y con 7.000 en la de creación joven. El libro se presentará en marzo de 2015 bajo el sello de Visor.

Según el jurado de esta 27ª edición, Los espejos comunicantes "utiliza dos voces drapeadas. Una voz de tipo social que denuncia un tiempo convulso y otra de tipo espejo, intimista, con mayor hondura, donde se pone en juego la identidad de la persona". Sobre la obra de la joven colombiana, dice que se trata de "una poesía fresca e indiscutible, que alerta de una gran promesa. María Gómez Lara refleja el dolor de la existencia, una profunda humanidad y una gran madurez para su juventud". El jurado, presidido por Víctor García de la Concha , lo integraron Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Colinas, Pablo García Baena, Antonio Lucas, Soledad Puértolas, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena e Ida Vitale.

El escritor chileno reconoce que, aunque no quiere sonar pesimista, y ya con 76 años, en algún momento pensó que Los espejos comunicantes podría ser su último libro. Pero, admite que quizá está muy influido por la reciente muerte de su hermano, a quien el libro impreso estará dedicado. Hahn, cuenta que se trata de una obra en la que estuvo trabajando unos tres años y contiene varios de los temas que atraviesan su poesía, "como el amor, la muerte y la crítica al mundo contemporáneo, pero de algún modo todos estos temas se despliegan y son vistos desde una dimensión fantástica. Quizás porque los poemas tienen mucha afinidad con la literatura fantástica es que son bastante narrativos".

Contratono es para María Gómez Lara un libro en el cual lleva trabajando bastante tiempo. Fue su tesis de maestría, estuvo armándolo y rearmándolo, "esperando a que los poemas encontraran su lugar". Le interesó organizarlo "alrededor de una idea de respuesta, una música, un no que también afirma, un tono que contesta. Por eso, varios poemas tienen epígrafes o dialogan implícitamente con la poesía que me ha llevado a escribir", dice la escritora: "Fui viendo los temas que llegaban y tratando de hilar una voz. Pensé en los exiliados y en sus formas de volver, pensé en las ciudades, en el dolor, en las palabras. Quise buscar mi contratono".

En total se presentaron 845 poetas de 32 países, un 21% de Hispanoamérica, fundamentalmente de México, Argentina, Estados Unidos y Colombia. Las obras de España procedían, básicamente, de  Madrid, Barcelona y Valencia.