Colita renuncia al premio Nacional de Fotografía por la política del Gobierno

"De momento, sr. Wert, no me apetece salir con usted en la foto", afirma en la carta

Ver fotogalería
Isabel Steva Hernández, Colita.

La artista Colita ha renunciado al premio Nacional de Fotografía en rechazo por la política del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que es quien otorga este galardón. En una carta remitida al responsable de este departamento, José Ignacio Wert, conocida apenas 24 horas después de su concesión, la fotógrafa denuncia que "la situación de la cultura y la educación en España es de pena". El premio está dotado con 30.000 euros. Colita es absolutamente explícita en la breve carta: "Manifestarle, sr. Wert, que proviniendo dicho premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura, Educación y Deportes, me veo en la obligación de rechazarlo. Ignoro donde reside este ministerio, e incluso si existe como tal. En cualquier caso, yo no lo conozco".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, manifestó con respecto al rechazo de dos artistas a los premios Nacionales que "se respete el reconocimiento que España puede hacer de sus valores artísticos o culturales, como cualquier otro estado".

"La situación de la cultura y la educación en España, cómo expresarlo, es de pena, vergüenza y dolor de corazón. No es posible que exista dicho ministerio. Es una quimera. Habrá que esperar con ilusión, otros tiempos, otras gentes, otros gobiernos, que nos devuelvan a nosotros el orgullo y a ellos el honor”, afirma en la misiva la fotógrafa. Y se despide: "Asi pues, de momento, sr.Wert, no me apetece salir con vd. en la foto".

La artista catalana

denuncia que "la

situación de la cultura en España es de pena"

Colita quiere desvincular por completo su renuncia al momento actual de la política catalana y lo dice con claridad en la posdata de la carta: "Mi condición de ciudadana catalana y la situación actual, nada tiene que ver con mi renuncia. No hagan inventos. Yo creo y milito en la Cultura Universal". En una conversación telefónica con este diario, la fotógrafa decía que todo lo que piensa "ni más, ni menos, es lo que explico en la carta. Es lo que hay".

La retratista de la gauche divine, que ya se había mostrado muy crítica por la escasa atención de las instituciones al arte de la imagen, quiere, no obstante, reconocer el trabajo del jurado: "quiero dirigirme en primer lugar al jurado del premio Nacional de Fotografía y darles las más expresivas gracias por haber pensado en mí para la distinción más importante que se concede en este país".

La renuncia de Colita

se suma a la del músico

Jordi Savall y a la del escritor

Javier Marias en 2012

Con esta decisión, Colita se suma al puñado de artistas premiados por el Ministerio que han rechazado la distinción. Hace solo una semana, fue el músico Jordi Savall quien también renunció al Premio Nacional de Música, en la modalidad de interpretación. Y también en señal de protesta contra la política del Ministerio. En 2012 el escritor Javier Marías rechazó el Nacional de Narrativa, y en 2010 Santiago Sierra hizo lo mismo por el Nacional de Artes Plásticas.

Otro referente en la vida musical española, el compositor catalán Josep Soler, rechazó el año pasado la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes que otorga el Gobierno español, en señal de protesta contra la “nefasta política” del gobierno de Mariano Rajoy en materia cultural y educativa.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha manifestado este viernes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que cada uno está "en derecho" de aceptar o rechazar los premios nacionales, en referencia a la renuncia de Colita del Premio Nacional de Fotografía, pero ha pedido que "se respete el reconocimiento que España puede hacer de sus valores artísticos o culturales, como cualquier otro estado".

En respuesta a la pregunta de un periodista, la vicepresidenta ha aclarado que "estos no son premios que otorga un partido, ni siquiera un gobierno", sino que "se adoptan cada uno en los tiempos de su convocatoria, por un jurado independiente, que reconoce a quien considera que tiene méritos suficientes para ser merecedor de un premio nacional que otorga estado español".

"Si no se quieren aceptar no se tienen por qué aceptar, pero este es un premio que trasciende a quien en un determinado momento ocupa determinadas instituciones, es un premio otorgado por un jurado independiente, y es un premio que representa el reconocimiento de España a su cultura o a sus distintos ámbitos", ha concluido Sáenz de Santamaría en su respuesta.

Más información