Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maymon y Granit se llevan la Espiga de Oro por ‘La fiesta de despedida’

El premio a mejor actriz exaequo se ha otorgado a las dos protagonistas de la ganadora, Levana Finkelshtein y Aliza Rozen

De izquierda a derecha, los directores israelíes Tal Granit y Sharon Maymon ganadores de la Espiga de Oro en la Seminci de Valladolid por la película 'La fiesta de despedida'.
De izquierda a derecha, los directores israelíes Tal Granit y Sharon Maymon ganadores de la Espiga de Oro en la Seminci de Valladolid por la película 'La fiesta de despedida'. efe

Dudas sobre los atajos para eliminar el dolor y el sufrimiento innecesarios. Ambivalencias ante el destierro de la crueldad y lo inhumano en nombre de una mejor calidad de vida. Ese es el tema de La fiesta de despedida, de los israelíes Sharon Maymon y Tal Granit que se han alzado con la Espiga de Oro de la 59ª Semana Internacional de Cine (Seminci) de Valladolid. El jurado internacional de la Seminci estuvo presidido por el realizador mexicano Eduardo Rossoff.

La sorpresa ha sido que los hermanos Jean Pierre y Luc Dardenne, con dos palmas de oro en Cannes, que acercaron a la Seminci su película Dos días, una noche, y otro viejo conocido del festival vallisoletano, el realizador Zhang Yimou, que presentó en la sección oficial Regreso a casa, se han ido de vacío.

A estas películas se impuso La fiesta de despedida. Se trata de una tragicomedia sobre la eutanasia que cuenta la historia de un grupo de amigos de avanzada edad que afrontan el tramo final de su existencia con el presagio de la muerte en forma de enfermedades como el alzhéimer o el cáncer en fase terminal, ante las cuales adoptan diferentes posturas que oscilan y finalmente evolucionan a lo largo del metraje. El jurado, aplaudido por su decisión en la lectura del palmarés, ha premiado la “maestría narrativa” y “la maravillosa interpretación” de los actores de esta producción de Alemania e Israel. Las dos protagonistas, Levana Finkelshtein y Aliza Rozen, han conseguido el premio a mejor actriz exaequo por hacer “reír y llorar con sus interpretaciones”.

La Espiga de Plata recayó en Camino de la cruz, del alemán Dietrich Brügemann. La película ha sido una de las triunfadoras del palmarés, al recibir también el Premio Fipresci de la crítica internacional y el Premio del Jurado Joven de la sección oficial.

El veterano realizador alemán Volker Schlöndorff fue distinguido como mejor director de la 59 Seminci por la película Diplomacia con la que también ha conseguido el galardón al mejor actor Niels Arestrup. El debut en el largometraje de Damien Chazelle, de 29 años, Whiplash, ha obtenido el premio Pilar Miró al mejor nuevo director, un galardón muy aplaudido en la lectura del palmarés por el director coreano Bong Joon Ho, miembro del jurado.

El mejor guion, premio Miguel Delibes ha ido a la coproducción turco alemana El corderito, de Kutlug Ataman, mientras que Feza Çaldiran ha sido distinguido con la mejor dirección de fotografía.

Los niños que han tenido una gran presencia con varias películas han sido recordados. El jurado ha dedicado una mención especial a los jóvenes intérpretes de Camino de la cruz, Nuestro último verano en Escocia, Marie Heurtin, Alguien a quien amar, Parking y Little Feet.

La Espiga de Oro de los cortometrajes de la sección oficial ha sido para Sinfonía nº 42, de Réka Bucsi, mientras que la de Plata ha ido para El mal cazador, de Sahim Omar Kalifa. El jurado de la sección Punto de Encuentro ha otorgado el primer premio al largometraje El más allá, de Virág Zomborácz, que se ha mostrado muy sorprendida ante los medios de comunicación tras conocer el fallo. “No me lo creo”, ha manifestado la realizadora húngara, que con su primer largometraje ha conseguido el que también es su primer premio en un certamen internacional. El premio del público en la sección oficial ha sido para Nuestro último verano en Escocia, de Guy Jenkin y Andy Hamilton.

En la sección documental Tiempo de Historia, el primer premio fue para Sacromonte, los sabios de la tribu, de la directora española Chus Gutiérrez. “Estoy muy feliz porque me hayan premiado por un trabajo tan particular y tan especial. Sacromonte es un lugar que debería conocer todo el mundo”, ha asegurado ante los periodistas. Acompañan a Gutiérrez en la presencia española en el palmarés José Luis Montesinos, cuyo cortometraje El corredor ha conseguido el premio al mejor corto europeo en la sección oficial, y Begoña Soler, que ha recibido el galardón La noche del corto español por su trabajo La buena fe. Sophia Turkiewicz ha obtenido el segundo premio en la sección documental por Érase una vez mi madre, mientras que la española Planeta Asperger, de María Barroso y Ricardo de Gracia, ha tenido una mención honorífica.