Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diego Arboleda logra el Premio Nacional Infantil y Juvenil

El jurado premia la obra 'Prohibido leer a Lewis Carroll' por "su originalidad, sentido del humor y ritmo narrativo"

Ilustración de Raúl Sagospe para el libro 'Prohibido leer a Lewis Carroll" de Diego Arboleda.
Ilustración de Raúl Sagospe para el libro 'Prohibido leer a Lewis Carroll" de Diego Arboleda.

Fanático de la obra de Lewis Carroll, el autor español Diego Arboleda (Estocolmo, 1976) ha obtenido el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por su novela Prohibido leer a Lewis Carroll (Anaya). Arboleda y el ilustrador Raúl Sagospe dan vida en este libro a Alice, una niña apasionada por Alicia en el país de las maravillas, y a unos padres que no quieren que su hija se entere de que la verdadera Alice Liddel, de 83 años, en quien se habría inspirado Carroll para la obra clásica, se encuentra en su ciudad y por quien la pequeña siente verdadero entusiasmo, al punto de que se viste y peina igual.

La novela surgió, explica Arboleda, a partir de dos hechos históricos: el homenaje que la Universidad de Columbia dio a Alicia Lidell y la prohibición de la lectura del libro en China en 1931, bajo el argumento de que aparecían animales hablando. “Pensé que alguien que era capaz de prohibir una lectura por una razón como esa se convertía en un personaje. Ahí comenzó a gestarse Prohibido leer a Lewis Carroll’, cuenta Arboleda.

Ilustración de Raúl Sagospe para 'Prohibido leer a Lewis Carroll', de Diego Arboelda.
Ilustración de Raúl Sagospe para 'Prohibido leer a Lewis Carroll', de Diego Arboelda.

Este premio, dotado con 20.000 euros, lo concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2013.

“Somos muchos los que sentimos pasión por Alicia en el país de las maravillas, pero mi libro, más que un homenaje al autor, es a sus lectores. Me acerco al escritor más con complicidad que con reverencia", asegura Arboleda, quien resalta que parte de este premio se debe al trabajo del ilustrador Raúl Sagospe. “Todas mis obras dedicadas al mundo infantil tienen ilustraciones porque no las concibo de otra manera”.

El jurado considera que Prohibido leer a Lewis Carroll es “una obra extremadamente original, con un brillante sentido del humor y un gran ritmo narrativo. El texto, recreación de una época, está salpicado de referencias literarias e históricas. Destaca por sus personajes sólidos y muy bien construidos, así como por la fina ironía de los juegos lingüísticos”. La novela ha logrado varios premios nacionales e internacionales.

Diego Arboleda, que antes de dedicarse a la literatura trabajó como librero, es licenciado en Filosofía y Letras y publicó su primera obra, Tic-Tac, ilustrada por Eugenia Ábalos, en 2008, y un año después Mil millones de tuberías, ilustrada por Raúl Sagospe, en un estilo mixto que funde ilustración y texto.