Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

La novela del topo del Madrid

Leandro Pérez narra en ‘Las cuatro torres’ una trama criminal sobre fútbol

Leandro Pérez, con una foto de Santillana.
Leandro Pérez, con una foto de Santillana.

Hace tiempo que el fútbol no es el deporte rey. No sólo. Espectáculo global, escaparate de millonarios y empresas, negocio fabuloso, sigue manteniendo ese aura mítica, ese misticismo heroico, ese no sé qué tan literario. Y, sin embargo, escasean las novelas sobre fútbol. Relatos hay, quién puede olvidar alguno de Javier Marías o los de Juan Villoro, por ejemplo, pero al fútbol le sobra Historia y le faltan historias. "No sé, no deja de ser extraño o paradójico. Creo que el fútbol puede dar mucho juego literario. Muchos grandes escritores han sido futboleros, pero pocos en España han escrito sobre ello", reflexiona Leandro Pérez (Burgos, 1972), autor de Las cuatro Torres (Planeta), novela madrileña y madridista, narración sobre fútbol, corrupción y sueños frustrados. El autor charla en EL PAÍS, de donde sale parte de la inspiración de la novela, y cerca de la foto de Raúl Cancio a uno de sus ídolos, Santillana.

El fútbol está mutando, se está convirtiendo en otra cosa, pero al mismo tiempo es el deporte que juegan todos los chavales

Esta historia tiene dos puntos de partida: algunos artículos del periodista Diego Torres sobre la situación del Madrid con Mourinho y una visita del autor a las cuatro torres del Paseo de la Castellana, donde lo vio todo claro y rompió con su bloqueo creativo tras años de búsqueda. La ficción se inicia con la llegada a Madrid de Juan Torca, exmilitar, antiguo mercenario, suerte de detective que va por libre, náufrago de 50 años con un pasado oscuro y un futuro incierto. El encuentro con un viejo compadre que trabaja para el club de Chamartín y que le encarga averiguar "quién es el puto topo que está filtrando lo que se cuece en el vestuario del Madrid" desencadena una investigación en la que el lujo, las mafias, las agencias de detectives y los empresarios con poder omnímodo están muy presentes.

Periodista que abandonó hace tiempo la profesión, lector empedernido de novela negra y adicto a las series estadounidenses, Pérez sitúa su historia en 2011, en un delicado juego literario, con nombres reales de jugadores, entrenadores y presidentes, mezclados con personajes de ficción, algo que le sitúa continuamente cerca del precipicio. "Aparecen Sara Carbonero, Mou, Florentino, Casillas, Cristiano.. pero creo que se habla de ellos como en una barra de bar, están ahí, de fondo, pero mi intención ha sido escribir una novela entretenida que no esté escrita contra ellos", explica. "Quería que fuera verosímil y para eso una de dos, o hago que el Real Madrid se convirtiera en el Irreal Madrid, un club ficticio en una ciudad ficticia; o convierto a la gente real del Madrid en una caricatura".

En la novela, negra casi por obligación, aparece el peor rostro del fútbol, ese que habitualmente no vemos, pero el autor es optimista sobre este negocio. ¿El dinero está matando al fútbol? "No. Creo que el dinero está convirtiendo al fútbol en un espectáculo más grande de lo que es, y parece que no es una burbuja. Esa capacidad que tiene el fútbol para invadir cada vez más terrenos no para de crecer e incluso ha cambiado una fisonomía de una ciudad como Madrid", responde en alusión a las cuatro torres de la Ciudad Deportiva, polémica operación financiera de Florentino Pérez para revitalizar la economía madridista en su peor momento y uno de los ejes temáticos de la novela. "El fútbol está mutando, se está convirtiendo en otra cosa, pero al mismo tiempo es el deporte que juegan todos los chavales".

Aparecen Sara Carbonero, Mou, Florentino, Casillas, Cristiano.. pero creo que se habla de ellos como en una barra de bar, están ahí, de fondo

Torca es un personaje que usa las redes en sus investigaciones como algo normal, que tiene su propio Twitter y que ha sido creado por un experto en la materia que no duda en ver el lado bueno de las redes sociales. ¿No hay un exceso de hooliganismo, y al mismo tiempo una excesiva banalización de la realidad?: "Siempre que haya millones de personas haciendo algo, va a haber delincuentes o va a haber imbéciles", zanja.

Las cuatro torres es un libro escrito por un madridista confeso, fan irredento de Casillas, que no esquiva ningún tema, ni siquiera cuando se le pone a tiro Mourinho: "Mi opinión sobre Mou es contradictoria. Creo que en el circo mediático que se ha convertido el fútbol daba mucho juego, la confrontación con Guardiola ha sido espectacular, pero ojalá hubiera fichado por el Barça. Me habría encantado que Del Bosque hubiera sido el Ferguson del Madrid y todo este periodo de Mou y de otros entrenadores no lo hubiéramos sufrido, pero eso en España es muy complicado", afirma dejando entrever la experiencia adquirida durante la promoción del libro en platós y tertulias más o menos guerreras.

"Muy escéptico sobre el éxito", Pérez está sorprendido de no haber recibido "una colleja de esas que te dejan torcida la boca" por una novela que entra en tantos charcos. Escritor lento, que corrige y corrige, al que le cuesta "mucho trabajo" terminar un párrafo, un capítulo, un libro, el autor confiesa al final de su libro y repite en la entrevista que quiere seguir con Torca, ahondar en su pasado, hacerle madrileño (el personaje nació en Burgos, como el autor), buscarle aventuras fuera de Madrid. Hasta siete historias, asegura. Siete, el número de Raúl, de Juanito, de Cristiano.