EN PORTADA / EL NUEVO DICCIONARIO

¿Por qué ‘cultura’ es la palabra más buscada?

Las consultas al diccionario digital de la Academia dan información sobre el uso del idioma

¿A qué nos referimos cuando usamos la palabra cultura? Esta pregunta se la han repetido 51.085 veces durante el pasado mes de septiembre los 15.085 usuarios que la han buscado en la edición digital del diccionario de la Real Academia Española (DRAE), de lo que se deduce que algunos la han buscado más de una vez.

Un resultado sorprendente, al que no se encuentra una explicación evidente. Al propio director de la 23ª edición del diccionario de la lengua, Pedro Álvarez de Miranda, le resulta "chocante" y no halla una respuesta. No sabe qué lleva a los usuarios a buscar tantas veces esa palabra y confirma que los que, como él, conocen las interioridades del diccionario no dan con el motivo. Coincide con la académica Soledad Puértolas en que se ha podido trivializar el significado de cultura. "A veces la usamos y no significa nada. En algunos contextos, como el político, lo hacen porque queda bien", explica Puértolas, que se teme que haya quedado como una palabra comodín, recurrente, un concepto vago que se aplica a todo.

Ambos académicos coinciden en que es una palabra muy amplia, con gran peso semántico (el mismo caso que amor, que ocupa el número seis en este ranking del DRAE). Tratan de imaginar si ese puede ser el motivo de tantas consultas, que el usuario quiera cerciorarse o acotar el significado. Pero mantienen que son hipótesis muy difíciles de comprobar porque no responden a ningún hecho concreto.

También es destacable que cultura no solo sea la palabra más buscada el pasado mes de septiembre, sino que lo es desde que en 2012 la Real Academia Española (RAE) comenzó a usar Google Analytics para examinar los resultados de sus búsquedas en Internet. Solamente ha sido desbancada de ese primer puesto en momentos puntuales como en junio de 2014, cuando abdicar y puto ocuparon las primeras posiciones. La primera está directamente vinculada con el anuncio y la posterior abdicación de Juan Carlos I. La mayoría de las búsquedas de puto se realizaron desde México, ya que la FIFA amenazó con sancionar a su Federación de fútbol durante la celebración del Mundial de Brasil por la connotación homófoba de este insulto, usado por los aficionados mexicanos en los partidos contra Camerún y Brasil.

Darío Villanueva, secretario de la RAE, concluye que, aunque sin saber el motivo, lo que muestran los resultados es que es el término por el que los hispanohablantes sienten más curiosidad, y se plantea: "¿Qué significa cultura hoy día? Se habla de cultura de la droga, cultura del crimen, cultura de la muerte, cultura de la tapa…". Se ha ampliado el concepto. Villanueva explica que las palabras se arraigan cuando son muy usadas, y si este uso se confirma, se crea una nueva acepción y comienza a tener significados adicionales. Los actuales de cultura son: 1. Cultivo. 2. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico. 3. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social…

No es un defecto que acusen a la Academia de ir por detrás de la sociedad. "Es cierto e inevitable, lo que va por delante es el uso de la lengua, en eso consiste su dinamismo", comenta Villanueva que explica cómo las nuevas herramientas de análisis ayudan a "tomarle el pulso a la lengua".

La palabra ‘Facebook’ ocupa
el primer puesto entre
los términos que se buscan
en el diccionario
y no están admitidos

El número de consultas que han tenido las palabras bizarro y procrastinar es fruto de esta fluctuación del uso del idioma. Bizarro ocupa el segundo lugar con 35.172 búsquedas de 21.645 usuarios. Este número indica que realmente ha sido buscada con menos frecuencia, pero por más personas, que cultura, consultada por poco más de 15.000 personas —lo que Google Analytics denomina "usuarios únicos"—. La utilización de la palabra bizarro, como procrastinar (diferir, aplazar), responde a modas —estaban en desuso—. Entre los académicos surge la duda de si se le estará dando el uso correcto: valiente, generoso, lucido, espléndido. Álvarez de Miranda se teme que se haya recuperado por la influencia del inglés y se esté utilizando como estrafalario, raro, estrambótico, lo que responde a la traducción de la palabra inglesa bizarre.

Un apunte a tener en cuenta es que todas estas palabras aparecen en el diccionario. Hay otro listado en el que figuran las que se buscan pero no están admitidas por la RAE; este lo encabezan los nombres Facebook y Google, que, por cierto, da 642 millones de resultados cuando se introduce cultura como término a localizar.

A pesar de las modas, cultura es la palabra que se mantiene en la parte más alta de la lista de las más buscadas, quizá, como apunta el ensayista argentino José Emilio Burucúa, "porque vemos en ella nuestra tabla de salvación".

 

Más información