Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

José Ramón Sánchez, Premio Nacional de Ilustración

El artista dibujó 'La Constitución del 78' y fue asiduo de los programas infantiles

El ilustrador José Ramón Sánchez.

 El dibujante José Ramón Sánchez (Santander, 1936) ha sido galardonado hoy con el Premio Nacional de Ilustración correspondiente a 2014 por “su trayectoria, su influencia en varias generaciones de ilustradores y su esfuerzo por el reconocimiento de la profesión”. Comenzó su carrera como cartelista publicitario y en 1970 empieza a ilustrar libros infantiles y didácticos. En la década de los 80 era un personaje popular en televisión, aparecía en los programas infantiles con un rotulador negro y realizaba excelentes dibujos. Eran frecuentes sus apariciones en los programas Un globo, dos globos, tres globos” y en “Dabadabadá

Ilustra La Constitución del 78 destinada a los alumnos de E.G.B. por encargo del Ministerio de Educación. Entre 1980 y 1982 trabaja en La gran aventura del cine, compuesta por 104 cuadros y 20 retratos de actores y actrices. Esta obra se ha expuesto en el Museo Español de Arte Contemporáneo. Su pasión por el cine volvió a quedar reflejada en la exposición 50 años de cine español a la que siguió Nijinsky y los grandes ballets rusos.

A principios de los noventa publica Retablo infantil, sobre la obra de Manuel Llano, y El Quijote. Desde ese momento se suceden trabajos de envergadura, con publicaciones lujosas y de gran formato en las que alterna el óleo con el dibujo a lápiz de detalles. Fruto de esta labor son los libros Monstruos, duendes y seres fantásticos de la mitología cántabra, La vuelta al cine en sesión continua y La Biblia contada a todas las gentes.

Ilustración de 'El Quijote', de José Ramón Sánchez.

En 2000 puso en marcha su exposición Amores del cine, a la que siguió el proyecto Moby Dick, para el que creó la Editorial Valnera. En esta editorial ha publicado sus últimas obras: El cine de los Escolapios, Gentes de Sotileza, El taller de los maestros, Los días del retablo, Diez judíos en La Casona, Miradas, Transiciones, Agenda 2008 y Beato del siglo XXI.

En 2008 culminó el proyecto de ponerle imágenes a las Guerras Cántabras en dos libros de gran formato: Cantabria: la epopeya I. Segisama y Cantabria: la epopeya II. Monte Vindio. En 2012 abordó de nuevo el campo de la ilustración infantil, con la publicación del libro Cuando el abuelo fue niño (Valnera). En junio y julio pasado ha expuesto una serie de acrílicos en el Museo Municipal de Santander sobre la guerra civil española, bajo el título de Maldita guerra, del que se ha editado un libro-catálogo. Posteriormente donó estos cuadros al propio museo.