Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ representará a España en los Oscar

La Academia de Hollywood anunciará el 15 de enero los finalistas que optarán a los premios

Desde el año 2004 ninguna producción española ha llegado a la final

Fotograma de 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' de David Trueba. Ampliar foto
Fotograma de 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' de David Trueba.

Más difícil que conocer a John Lennon. El profesor que corre detrás del beatle en Vivir es fácil con los ojos cerrados se embarca ahora en un periplo más largo y complejo todavía: los premios Oscar. El filme de David Trueba, ya ganador del Goya de este año al mejor filme, es el elegido por la Academia de cine española para intentar optar a la estatuilla al mejor largo de habla no inglesa. Tras su primer goya el cineasta aspira ahora al máximo galardón del mundo del cine, un premio que se le escapa a las películas españolas desde Mar adentro en 2004.

Así lo han anunciado hoy los actores Aura Garrido y Álex González, en la madrileña sede de la Academia. Queda, eso sí, un largo camino: habrá una primera selección, de nueve películas, y el 15 de enero de 2015, la Academia de Hollywood anunciará los cinco finalistas para el filme de habla no inglesa. Las estatuillas se entregarán en la 87ª edición de los premios, el 22 de febrero del año próximo.

Acaban fuera de la competición 10.000Km, de Carlos Marques-Marcet, y El niño, de Daniel Monzón. Por lo menos, les queda la satisfacción de haber sido las otras dos finalistas, de entre 81 películas. Para Vivir es fácil con los ojos cerrados, en cambio, es un nuevo orgullo, casi inesperado a juzgar por la felicidad auténtica que lucía su protagonista, Javier Cámara, nada más anunciarse la decisión de los académicos: “Pensábamos que no y ha sido que sí”.

El intérprete, que se llevó otro de los seis goya de la película, al mejor actor protagonista, hasta había comprado flores, camino de la Academia, para regalárselos al equipo del filme ganador. Resultó que fue el suyo, y le acabó entregando el ramo a la productora, Cristina Huete. “Empieza un camino muy largo. Tenemos que posicionarnos con un distribuidor, hacer una campaña allí, intentar entrar en los Globos de Oro…Necesitamos el apoyo de este Gobierno, que no nos deje de lado como ha hecho hasta ahora”, añadió Huete.

“Al Ejecutivo pido que pague las amortizaciones de 2012. Estamos ahogados, tendremos que ir nadando a Los Ángeles. Las productoras pequeñas estamos en una situación límite. No lo tenemos fácil, si las televisiones públicas y privadas y el Gobierno no pagan sus deudas con el cine español”, concretó Huete. La productora explicó que Vivir es fácil con los ojos cerrados pronto se estrenará en Nueva York, Seattle o Los Ángeles y volverá mañana mismo a las salas de España. Tal vez contribuya así a incrementar la cuota de mercado récord que ha registrado el cine español en lo que va de año: 23,6%, la más alta de su historia.

El director del filme, David Trueba, recibió la noticia en el museo Pablo Serrano de Zaragoza, donde se encontraba dando una charla junto a Juan Carrion, el profesor de 90 años en el que se basa su película, con el que se fundió en un abrazo entre el aplauso de los asistentes, informa Efe. "Es un honor y una enorme responsabilidad tener que ser el representante de España en una fiesta donde hay tanta películas y tantos países", afirmó Trueba.

Cámara contó que hay “muchas películas dentro la película” y, entre ellas, la de Huete por conseguir meter a los Beatles, y a su canción Strawberry fields forever, en el filme. Hasta acabaron rodando varias secuencias de arranque, por si finalmente algunas no contaban con los derechos para ser emitidas. Cámara recordó una cena entre ambos, dos semanas antes de finalizar el rodaje, en la que estaban “desesperados” por conseguir las autorizaciones que seguían faltando de hijos, herederos, parientes y demás implicados.

Vivir es fácil con los ojos cerrados fue escogida por los académicos de entre todos los largos estrenados en España entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014 que hubieran permanecido al menos siete días en cartel. De la primera ronda salieron tres ganadoras, entre las que no estaba, para sorpresa de muchos y como recordó el propio Cámara, La isla mínima, el nuevo filme de Alberto Rodríguez que llega este viernes a las salas.

La segunda ronda ha terminado con la victoria del filme de Trueba, que ahora aspira a ser el quinto largo español en llevarse el Oscar a mejor película. Desde el 2004, ninguna película española ha sido seleccionada en esta categoría. Ese año Mar adentro, de Alejandro Amenábar, obtuvo el cuarto Oscar para España. Las otras tres películas ha sido: Volver a empezar (1982), de José Luis Garcí; Belle Epoque (1993), de Fernando Trueba; y Todo sobre mi madre (1999), de Pedro Almodóvar. Ahora lo intenta Vivir es fácil con los ojos cerrados. Una misión casi imposible. Pero, ¿acaso colarse en un rodaje en Almería para conocer a Lennon no lo era?

Más información