Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wert dice que el cine español alcanzará la cuota de mercado más alta de su historia

Lola Salvador recuerda la importancia de los guionistas al recibir el Premio Nacional de Cinematografía

El ministro José Ignacio Wert y la guionista Lola Salvador, en San Sebastián.
El ministro José Ignacio Wert y la guionista Lola Salvador, en San Sebastián. wireimage

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, saludó ayer en San Sebastián el “momento positivo” que está viviendo el cine español, a pesar, dijo, de las dificultades económicas y fiscales que sufre la industria audiovisual. Wert puso el acento en la cuota de mercado que se alcanzará este año, “la más alta de la historia de nuestro cine”. Ahora se sitúa en un 24%, (el año pasado fue de un19,5%) pero se espera que llegue casi a un 30%. Y no solo gracias a Ocho apellidos vascos, de Emilio Martínez Lázaro, el filme más taquillero del cine español, sino también a un puñado de títulos que llevando mucha gente a los cines, como El niño, de Daniel Monzón, y a otros que se estrenarán de aquí a final de año: la quinta entrega de Torrente, Mortadelo y Filemón o La isla mínima,el filme de Alberto Rodríguez que se estrena esta noche en la 62ª edición del Festival de Cine de San Sebastián. Las declaraciones de Wert se han producido tras la entrega del Premio Nacional de Cinematografía a Lola Salvador. “En la Administración somos conscientes de que el cine vive momentos de dificultad y no solo debido a los temas financieros y presupuestarios. Se están produciendo cambios en el comportamiento de los espectadores, en el modelo de negocio y también en los distintas ventanas de explotación”, ha asegurado el ministro, que aprovechará su estancia en la ciudad para reunirse esta misma tarde con algunos de los productores aquí presentes. Sobre la mesa un tema tan delicado como son los diez millones que faltan para poder pagar las ayudas a la amortización que se deben a los productores desde hace dos años. El Consejo de Ministros de la semana pasada aprobó un crédito extraordinario del Ministerio de Hacienda de 30 millones. El resto que queda, hasta los 40 millones, se están buscando, ha dicho José Ignacio Wert, de los recursos de Cultura, aunque no aclaró si podrá hacer frente a toda la cifra ni cuando lo hará. “Queremos disponer cuanto antes de esta ayuda de manera que garantice la seguridad a los productores destinatarios de estas ayudas”. El ministro volvió a reiterar su confianza en concretar con el sector la transformación del sistema de ayudas para hacer todo el modelo más funcional, de tal manera que se consiga dar estabilidad a un sector en profunda crisis. “Trabajamos en un modelo basado más en las ayudas previas que en las de amortización”.

 Sobre el Congreso de Cine, que está preparando un sector de la industria y cuyo manifiesto se leerá en San Sebastián el próximo sábado, Wert saludó la iniciativa, aunque aseguró que el formato debe de ser elegido por los organizadores. “Si se nos pide colaborar, lo haremos, si se nos pide aportar ideas, las aportaremos, si se nos piden soluciones también las daremos”.

Este mensaje de optimismo lo lanzó Wert en el acto de entrega del Premio Nacional de Cinematografía a la guionista Lola Salvador, primera mujer guionista en recibir este galardón, que está dotado con 30.000 euros, y que congregó a numerosas personalidades del mundo audiovisual. Salvador hizo un emotivo homenaje al oficio de guionista, los grandes olvidados de esta industria y alabó la importancia del guion para el buen hacer del cine y las películas. “Somos bichos raros, una mezcla de primates, monstruos y vacas, que nos exprimen y lanzan al pasto”, aseguró Salvador, que recordó el título de un libro de una amiga suya: Matad al guionista y acabareis con el cine”. Y, entre encendidos aplausos de sus amigos, la guionista lanzó una irónica advertencia a los poderes públicos. “Cuidado con las leyes. El guionista no olvida y además sabe contarlo”.