Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Muere Cerati, una leyenda argentina del rock en español

El líder de 'Soda Stéreo' llevaba cuatro años en coma por un accidente cerebrovascular

El pasado 11 de agosto había cumplido 55 años

Uno de los genios de la música rock latinoamericana, el argentino Gustavo Cerati, falleció este jueves en Buenos Aires a los 55 años, después de pasar los últimos cuatro en coma tras un accidente cerebrovascular. El líder de Soda Stereo, que en los últimos años había continuado su carrera como solista, cautivó con sus composiciones e innovaciones en el rock y el pop a seguidores de todo su continente, desde México hasta Chile.

Es uno de los músicos que más ha influido en el rock latinoamericano. Con Soda Stereo grabó exitosos discos como Nada personal, Signos y Canción animal. Aquel grupo emblema integrado también por Zeta Bosio y Charly Alberti, e influido en un principio por The Police y The Cure, nació en 1982 y continuó hasta 1997, aunque regresó con una gira de despedida en 2007. Se hizo famoso con temas como Te hacen falta vitaminas, Cuando pase el temblor, En la ciudad de la furia, De música ligera, Primavera 0, Ella usó mi cabeza como un revólver y Persiana americana. Pero Cerati también se destacó en dupla con Daniel Melero y como solista, con discos como Bocanada, Siempre es hoy, Ahí vamos y Fuerza natural, su último trabajo, de 2009, un año antes de su accidente cerebrovascular tras un concierto en Venezuela.

El músico tuvo dos hijos: Benito, de 21 años, también dedicado a la música, y Lisa, de 18, fruto de su segundo matrimonio, en los 90, con la modelo chilena Cecilia Amenábar. Cerati se había casado por primera vez en los 80 con la vestuarista Belén Edwards y al momento del accidente apenas llevaba cuatro meses con una nueva novia, la modela Chloé Bello. Su madre, Lilian Clark, cuidó de él en los cuatro últimos años en los que estuvo ingresado en una clínica de Buenos Aires. Sus hijos también lo visitaban, así como varios colegas, como Leo García, que lo acompañó en sus grabaciones de solista, y otros músicos que tocaron con él, como Fabiana Cantilo y Ricardo Mollo, el líder de Divididos.

Los restos de Cerati, que acabó muriendo de un paro cardiorrespiratorio, será velado en la sede de la Legislatura (Parlamento) de la ciudad autónoma de Buenos Aires. La prensa argentina lo ha despedido ya con elogios. "Un músico enorme, siempre al calor de las masas", tituló el periódico Clarín. "Un músico fecundo y exquisito", lo recordó Página/12, que también reseñaba así su vida: "Cultor de esos raros peinados nuevos de la década de 1980, bajo los que se gestó un pop-rock argentino, Gustavo Cerati, porteño, nacido el 11 de agosto de 1959, se caracterizó como un refinado guitarrista, autor, cantante y, tal vez, visionario del devenir de la música internacional". Los 80 fueron los tiempos del regreso de la democracia en Argentina y muchos otros países latinoamericanos, tiempo de liberación cultural, cuando otro de los genios del rock argentino, Charly García, componía la canción Raros peinados nuevos.

Su muerte ha provocado la reacción en las redes sociales de músicos de todo el mundo, como Shakira, Ricky Martin, Enrique Bunbury, los Molotov, Juanes o el cantante de Calle 13, René. También lo saludaron sus colegas argentinos, como Zeta Bosio, que con el bajo acompañaba la voz y la guitarra del líder y compositor de las canciones de Soda Stéreo: "Lamentablemente es cierto, el León dejó de luchar, qué día triste, gracias por lo que nos diste, genio único, gracias por estar en mi vida, hasta siempre". Atrás quedaron los tiempos en que Cerati escribía en 1997 una carta en Clarín para explicar la disolución del grupo: "Cualquiera sabe que es imposible llevar una banda sin cierto nivel de conflicto. Es un frágil equilibrio en la pugna de ideas que muy pocos consiguen mantener por 15 años, como nosotros orgullosamente hicimos. Pero, últimamente, diferentes desentendimientos personales y musicales comenzaron a comprometer ese equilibrio. Ahí mismo se generan excusas para no enfrentarnos, excusas finalmente para un futuro grupal en que ya no creíamos como lo hacíamos en el pasado". En 1997, Soda, como le dicen sus fans, se despidió con un concierto en el campo de River Plate en el que Cerati pronunció al final la recordada frase “gracias totales”. En 2007, otra vez en River, en final de la gira del reencuentro fugaz, prometió: “Hasta dentro de diez años”. No podrá ser, pero su genio pervivirá en la historia del rock en español. “Tu música y tu presencia son alegría que trasciende el tiempo”, lo despidió uno de los mejores músicos argentinos, Pedro Aznar.

Aunque las canciones de Soda Stereo lo hicieron popular, Cerati también será recordado por adentrarse en el rock alternativo, experimental y electrónico, el post punk y la new wave. Fue un músico muchas veces adelantado a su época no solo en Latinoamérica sino en el ámbito mundial.