Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Teleputin

RT en Español muestra con oficio una visión maniquea del mundo. Sabe a guerra fría

Dos combatientes españoles incorporados a las milicias prorrusas de Ucrania, entrevistados en RT en Español.
Dos combatientes españoles incorporados a las milicias prorrusas de Ucrania, entrevistados en RT en Español.

Un laboratorio de Maryland puede estar detrás de la propagación del ébola (y quizás lo estuvo del VIH). Dos españoles se enrolan en las “autodefensas” del este de Ucrania para proteger a la población y plantar cara al fascismo (entrevista). Putin merece el Nobel de la Paz más que Obama, dice un artículo en una revista austriaca. Hawai, el paraíso robado: así se aplastó a los indígenas para anexionar el archipiélago a EE UU (documental).

Si tenía dudas sobre si el planeta se desliza hacia una nueva guerra fría no tiene más que sintonizar RT en Español, el canal del Kremlin para usted. Esos titulares forman parte de la oferta de Russia Today para el mundo hispanohablante, vía satélite y en plataformas de televisión de pago. Nacida de la agencia estatal rusa RIA Novosti, parece sobrada de medios: buena factura técnica, señal en HD, corresponsales y enviados especiales propios en todos los frentes... Se nota el oficio, pero la propaganda pesa demasiado y surge un relato maniqueo del mundo, de buenos y malos. A medida.

Una confusa ideología —poscomunista, nacionalista, antiimperialista solo para los otros— lo impregna todo. Aún así RT avisa en un letrero de que no se responsabiliza de las opiniones vertidas en Kaiser Report, que presenta desde Londres el periodista y ex broker estadounidense Max Keiser. Con acidez y desparpajo, Keiser suelta una tras otra sus embestidas contra la City y el capitalismo feroz: “Las grandes empresas son como mafias”, “Los acuerdos de libre comercio son un chanchullo como la industria del cine y el sector de corredores de Bolsa”.

Alternativa sí que es la propuesta. Atraerá a creyentes en conspiraciones (como que el hombre no pisó la Luna) y también a esos sectores desengañados con el sistema en las viejas democracias. De España les interesa más el 15-M o Podemos que el antiguo aliado comunista, igual que los presidentes bolivarianos acaparan más plano que los Castro o los Kim, que también salen.

Dice un reputado experto, Strobe Talbott, presidente del Brookings Institution, que se está produciendo una acumulación de conflictos similar a la que precedió la Gran Guerra de 1914. Ojalá RT en Español sirviera para tranquilizarnos. No tiene nada de raro que Putin quiera difundir su visión del mundo. Solo que ser sutil no parece lo suyo.