Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Radio Ambulante: América Latina en primera persona

La emisora del escritor Daniel Alarcón y su esposa retrata en crónicas la vida en el continente

El novelista Daniel Alarcón, durante una de las entrevistas.

Un pueblo en Colombia que adopta a los cadáveres desconocidos que llegan por el río, les da un funeral digno, reza por sus almas y les pide, a cambio, protección. Ruth Thalía, una joven peruana que tuvo un trágico final tras revelar sus secretos en un programa de televisión. Yadira, una nicaragüense que aprendió a convivir con Lucía, la identidad que asumió su pareja de toda la vida tras declararse transexual. Estas historias tienen en común no solo el continente de origen, sino también que cada una cuenta con un elemento único, capaz de despertar la curiosidad. Y se emiten todas en Radio Ambulante, un proyecto de periodismo narrativo cuyo objetivo es contar anécdotas latinoamericanas en el formato de crónicas radiales de largo aliento.

El novelista Daniel Alarcón, autor de Radio Ciudad Perdida, y su esposa, Carolina Guerrero, cofundadores de la emisora, son ambos inmigrantes: ella se fue de Colombia a Nueva York hace 14 años, y él, peruano, creció en Alabama. La pareja siempre fue aficionada a los programas de radio que cuentan historias personales, muy comunes en el país en que residen, como el popular This American Life. Identificaban, sin embargo, una carencia de retratos de latinoamericanos en los medios. “En Estados Unidos las historias que encuentras de Latinoamérica siempre están basadas en el drama de la inmigración o en la criminalidad”, afirma Guerrero por teléfono desde Bogotá, donde pasa las vacaciones con su familia.

Guerrero decidió combinar su perfil emprendedor con el talento de narrar de Alarcón para producir crónicas sobre “historias sorprendentes,

casi inverosímiles”

Guerrero cuenta que se aproximó aún más a su continente cuando llegó a Nueva York. Allí empezó a relacionarse con una gran cantidad de latinoamericanos de otros países, una diversidad que no había conocido en Colombia. Descubrió una variedad de acentos e historias que creía que debían ser contadas, y que había oportunidad de hacerlo en un país en el que 55 millones de personas hablan español. Guerrero, que es gestora cultural, decidió combinar su perfil emprendedor con el talento de narrar de Alarcón para producir crónicas radiales sobre “historias sorprendentes, casi inverosímiles”.

Lanzada hace dos años, Radio Ambulante se encuentra en la ciudad de San Francisco, California, y ya cuenta con 100.000 oyentes mensuales. Estos están no solo en la América hispanohablante, sino también en Estados Unidos, Brasil y España. Los podcasts se pueden oír en su página web, en la plataforma online Soundcloud o en la página de BBC Mundo. Las crónicas también se transmiten a través de siete emisoras terrestres por el continente y en la cadena pública Radio Bilingüe, que opera 13 estaciones propias y cuenta con decenas de emisoras afiliadas.

Radio Ambulante se encuentra en San Francisco, California, y ya cuenta con 100.000 oyentes mensuales

La elección del medio por el que difundir sus crónicas se debe a que con la radio “se puede llegar a mucha más gente” que con la prensa escrita, afirma Guerrero. La cofundadora señala que, sin embargo, Radio Ambulante tiene una propuesta nueva y que fue difícil el camino hasta conquistar a su público: “La radio en Latinoamérica tiene mucha fuerza, pero a nivel de noticias y música. Lo que hacemos es para nichos de audiencia, no a todos les va a gustar una historia de 45 minutos sobre una empleada doméstica que fue abusada”.

El equipo de Radio Ambulante produce historias de diferentes temáticas. La Concursante, por ejemplo, cuenta la de la peruana Ruth Thalía, que con 19 años alcanzó fama nacional tras declarar en un reality que se había prostituido. Los hechos que le siguieron, y que culminaron en su muerte a manos de su expareja, fueron masivamente cubiertos por toda la prensa del país. Pero, según Guerrero, lo que distingue Radio Ambulante de los otros medios es la manera de contarlo: “En un caso tan mediático se borra la parte que está debajo, que es el ser humano. En la noticia nunca oyes la voz de la mamá o lo que sintió la hermana, esos elementos que hacen que la historia sea tan conmovedora que a uno mismo le duela”.

No contamos un fenómeno de inmigración, sino relatos personales de latinoamericanos”, dice la cofundadora.

La versión de Radio Ambulante del caso Ruth Thalía exigió decenas de entrevistas y un año de investigación. Hay crónicas que, por otro lado, son más personales y se basan sobre todo en testimonios. Es el caso de El otro, el mismo, sobre dos hombres que se llaman igual y son escritores, uno en Colombia y el otro en Argentina. Cuando se conocen descubren que, además, tienen los mismos rasgos físicos y que están unidos por una serie de coincidencias. “Tratamos de ser rigurosos, pero en una historia basada en el testimonio de los personajes no se puede corroborar todas las informaciones. Requiere también un voto de confianza”, explica Guerrero.

Alarcón y Guerrero trabajan con colaboradores regulares, pero cualquiera puede proponer una historia que provenga de cualquier país. “Hay una ahora que nos llama la atención, sobre prostitutas colombianas que trabajaban con la mafia en Japón y, por ello, han terminado encontrando maridos iraníes y se mudaron a su país. Este es el tipo de historia que nos interesa, porque no contamos un fenómeno de inmigración, sino relatos personales de latinoamericanos, no importa donde estén”, dice la cofundadora.