El drama del ‘caso Bárcenas’

Alberto San Juan lleva a escena una de las declaraciones del extesorero del PP ante el juez Ruz

'Ruz-Bárcenas' reproduce la sesión en la que el popular admite la autoría de los papeles

Ampliar foto
Pedro Casablanc como Luis Bárcenas en 'Ruz-Bárcenas'.

“Esa afirmación no fue cierta, o sea que no la mantengo”. Con estas palabras, pronunciadas en la Audiencia Nacional el 15 de julio de 2013, Luis Bárcenas cambiaba su estrategia de defensa y comenzaba a tirar piedras al tejado del PP. Por primera vez admitía ser el autor de los llamados papeles de Bárcenas, y por primera vez aseguraba que el partido que ocupa el Gobierno mantenía una contabilidad B. Esas palabras sonarán esta vez en el madrileño Teatro del Barrio, que estrena el viernes Ruz-Bárcenas, una versión reducida de la declaración del extesorero ante el juez. Imputado y magistrado (interpretados por Pedro Casablanc y Manolo Solo, respectivamente) se convierten en personajes teatrales, a su pesar, bajo la dirección de Alberto San Juan.

Información útil

Ruz-Bárcenas, de Jordi Casanovas. Dirección de Alberto San Juan. Con Pedro Casablanc y Manolo Solo. 

Dónde: Teatro del Barrio. Calle Zurita, 20, Madrid. 

Cuándo: 23, 24, 30 y 31 de mayo. 6, 7, 13, 14, 27 y 28 de junio a las 20:00.

Precio: 12€ anticipada, 13€ en taquilla.

Jordi Casanovas, autor del texto, no ha cambiado una coma de la declaración. Tan solo ha acotado su duración a una hora y ha alterado el orden de algunos fragmentos. “Es el interrogatorio tal cual. Teatro documental”, explica San Juan al actor Juan Diego Botto, que pasa por allí en mitad del caos previo al estreno. La obra recoge en clave de teatro judicial minimalista (no hay defensa ni fiscales, y la Audiencia se reduce a una mesa y un par de sillas) la descripción pormenorizada que Bárcenas hizo entonces del funcionamiento de los supuestos sobresueldos y donaciones ilegales de conocidas empresas al partido. Los sobres, “marrones, con el nombre escrito”, las reuniones, sin testigos. Botto promete pasarse por uno de los 10 pases previstos entre el 23 de mayo y el 28 de junio antes de salir escopetado y dejar a San Juan enredado con la iluminación.

Este no es el primer proyecto eminentemente político que toma el Teatro del Barrio, cooperativa situada en Lavapiés y muy activa en la vida del vecindario. Es la tercera producción propia desde su apertura el pasado diciembre junto a Marca España y Retrato de un joven capitalista español, ambas escritas por Alberto San Juan (Madrid, 1968). La —por ahora— trilogía pretende “coger la realidad como materia prima teatral, y que las obras sean un cruce entre teatro y periodismo, o teatro e investigación histórica”, como explica el intérprete (El montaplatos, Tito Andrónico). Para él, integrante de Animalario y parte de montajes como Alejandro y Ana, la incursión en la actualidad no es algo nuevo. Pero esta perspectiva política parece haberse extendido, con montajes como Transición o El encuentro mirando a la historia española reciente. Para el actor acabar en proyectos de este corte ha sido un proceso natural: “Hace dos años estaba haciendo Hamlet, que es un sueño, y pensaba: ‘Me gustaría hacer otro tipo de cosas’. Vivimos una situación que se podía calificar de guerra, y no podemos hacer como si no pasara nada”.

ampliar foto
Manolo Solo interpreta al juez Pablo Ruz.

Por eso San Juan aclara que la obra no es un estudio de personajes. “La vida personal de ellos dos no nos importa”. Basta con esbozar su plante —la presencia de Luis Bárcenas y su actitud, captada, sin entrar en la imitación, por Casablanc— y, sobre todo, su lenguaje. La jerga árida de los juicios y las explicaciones enrevesadas de la política. “Nos hemos llevado dos semanas descifrando, buscando fuentes, para saber nosotros lo que queremos decir”, cuenta Manolo Solo sobre la decodificación del jeroglífico. Entre el galimatías desenredado por Casanovas se cuela incluso el humor. “Es que tienen un lenguaje muy particular, como de los hermanos Marx”, bromea San Juan con los ojos achicados por la risa.

El atrevimiento de San Juan puede resultar incómodo en según qué ambientes. ¿No teme repercusiones en las ayudas o el apoyo del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid? “Es una lástima que no lo hubiéramos tenido listo para incluirlo en el festival Surge, porque hubiera sido una buena prueba del algodón”, espeta, retador. En el duelo Ruz-Bárcenas no está claro quien lleva las riendas. “El protagonista es el juez, porque es el que intenta conducir la cosa…”, asegura Casablanc, “…Y Bárcenas es el que trata de dar lo que le interesa. Manejar, maneja aquí el amigo”, completa Solo señalando a su compañero. ¿Y el ganador? “No sabría decirte. Son los periódicos, la actualidad o la historia los que completarán esta obra”.