Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid recordó a Pepe Luis en el aniversario de su muerte

La plaza de las Ventas acogió el homenaje al torero del Centro de Asuntos Taurinos

Ampliar foto
Homenaje al torero Pepe Luis Vázquez en el primer aniversario de su fallecimiento.

La figura de Pepe Luis Vázquez, el gran torero sevillano fallecido el 19 de mayo del pasado año, volvió ayer a la plaza de las Ventas con motivo del homenaje que organizó el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid para recordar al insigne artista.

Con asistencia de su hijo Manuel Vázquez, su nieto, Pepe Luis, los toreros Miguel Báez Litri y Jaime Ostos, el periodista Manuel Molés, el vicepresidente del Centro, Pedro Antonio Martín, y una nutrida representación de aficionados, -y en presencia de un gran retrato del torero vestido de luces- se volvió a hablar de ‘la inspiración, la armonía y la belleza’ que caracterizaron el toreo de Pepe Luis, gran figura de la década de los años cuarenta, y amigo y competidor de Manolete.

Por medio de un video, habló Pepe Luis de la importancia de la inteligencia y el corazón para ser torero. ‘La inteligencia, -opinaba el maestro- para aprender la técnica, y el corazón, para sentir todo lo que se ejecute delante del toro’.

Su nieto, del mismo nombre, recordó las muchas enseñanzas personales y taurinas recibidas de su abuelo, aunque prefirió no pronunciarse sobre sus aspiraciones como torero, que parecen aparcadas en beneficio de la carrera de periodismo. Su hijo Manuel Vázquez, visiblemente emocionado, confesó que su padre le dejó en herencia "un patrimonio humano de un valor incalculable". "Mi padre fue la pureza en el ruedo y la humanidad en el hogar, un toreo de gracia y pellizco, y un padre modelo, porque, además de triunfar y sentar cátedra en todas las plazas donde toreó, también tuvo tiempo para dedicárselo a sus hijos, los cuales llevaremos siempre orgullosos su apellido y su semblante", concluyó.

Entrega de los Premios Taurodelta 2013

En un acto celebrado en la Sala Alcalá de la plaza de las Ventas se han entregado los premios taurinos de la empresa Taurodelta, correspondientes a la feria de San Isidro de 2013.

Alejandro Talavante, declarado triunfador del ciclo madrileño, fue el único de los galardonados que no asistió personalmente a recoger su reconocimiento.

El resto de los premiados fueron los siguientes:

Iván Fandiño, mejor faena, por la realizada a un toro de Parladé, al que cortó una oreja y recibió una cornada la tarde del 2 de mayo. Premiado, también, como autor de la mejor estocada a ese mismo toro.

Alberto Aguilar, torero revelación.

Diego Ventura, mejor rejoneador, que salió a hombros por la puerta grande el 11 de mayo, por undécima vez en su carrera.

Sebastián Ritter, mejor novillero.

Victoriano del Río, mejor ganadería.

‘Marinero’, de la ganadería de Adolfo Martín, mejor toro.

Marcos Galán, mejor subalterno de brega.

David Adalid y Fernando Sánchez, mejores banderilleros.

Tito Sandoval, mejor picador.

Los novilleros sin caballos Adrián Henche, Ángel Sánchez y Manuel Gutiérrez, ganadores del certamen Camino hacia las Ventas.

Juanjo Martín, de la agencia Efe, autor de la mejor fotografía.

El equipo de ‘Tendido Cero’, programa de TVE, por su trabajo periodístico.

Asimismo, en la mañana de hoy, el novillero Rafael Cerro, ha recogido su premio como triunfador del ciclo de novilladas de 2013, y que ha consistido en una furgoneta especialmente adaptada como vehículo de cuadrillas.